Fotos: diarios Correo de Huancayo y Chiclayo

El inacabable desfile de equipos que conduce a alzar la Copa Perú ha dejado dos opciones para el ascenso a Primera División. Por un lado, un viejo conocido: el Juan Aurich de Chiclayo. Y por otro, un neófito en estas lides, el Sport Águila de Huancayo. Ha llegado el momento de espectar la finalísima del apasionante torneo que año a año hace bailar a todas las regiones del país.

Llegada la instancia final de uno de los torneos más extensos del mundo, se enfrentarán dos equipos que jamás se han visto las caras entre sí. La historia recién se empezará a escribir para ellos este fin de semana, en la ciudad de Huancayo, cuando el domingo desde las 3:15 pm Sport Águila reciba en el estadio del mismo nombre (conocido como 'El Gigante de Ocopilla') al Juan Aurich chiclayano.

 

En el Elías Aguirre, Aurich controló el partido pero no logró ponerse en ventaja sobre Hospital sino hasta el final del cotejo con tanto de Rojas (Foto: larepublica.com.pe)El equipo que campeone en la Copa Perú ascenderá directamente a la Primera División. Y el que se ubique en segundo lugar, por determinación de la ADFP, disputará el último cupo (decimocuarto) para participar del torneo Descentralizado del 2008 frente al Atlético Minero, que quedó subcampeón del torneo de Segunda División. Así, de darse el caso de que fuera Juan Aurich subcampeón, sería muy probable que Héctor 'Tito' Chumpitaz, asistente de Horacio Baldessari en el 'Ciclón del Norte', se termine enfrentando al equipo naranja de Huarochirí, al cual dirigió hasta hace pocas semanas. De hecho, los parciales del Minero acusaron al hijo del 'Capitán de América' como culpable por el fracaso de haber perdido el torneo de Segunda ante la Universidad César Vallejo y lo despidieron muy mal de Matucana. Ahora, al Minero -que tuvo que regresar a sus jugadores de vacaciones para entrenarse desde la semana pasada con miras al partido definitorio- lo dirige otro experimentado hombre de ascensos, José Ramírez Cuba. 

 

 

El Huaylash sonó mas fuerte que el Carnaval

Para lograr el objetivo trazado, el Sport Águila debía defender en Arequipa el 1-0 obtenido de local la semana pasada, lo cual podía resultar un arma de doble filo si es que el local IDUNSA lograba imponer condiciones en los primeros minutos de juego. Águila dominó desde el arranque el cotejo jugado en el estadio de la UNSA y consiguió una victoria impensada (Foto: diario Correo de Arequipa) Sin embargo, Mifflin Bermúdez planteó un buen bosquejo táctico y logró maniatar los avances del cuadro local, y logró una ventaja importante casi desde el arranque el juego con tanto de Omar Ramírez cuando el reloj marcaba apenas los 3'. De nada le valió a IDUNSA mantener durante toda la temporada el invicto de local en el Monumental Virgen de Chapi para mandar todo por la borda en las semifinales. De esta manera, la 'Incontrastable' desborda de entusiasmo y ha visto clasificar por primera vez a un equipo a una final de Copa Perú desde que en 1972 el Deportivo Junín disputara la llamada 'Finalísima'.

 

Un detalle importante es que, al parecer, de cualquier modo Huancayo tendrá fútbol profesional el próximo año, ya sea gracias a Sport Águila o por que Atlético Minero, en caso ascienda, podría oficiar de local también en la 'Incontrastable' debido a que el estadio Municipal de Matucana no cuenta con la infraestructura necesaria para albergar cotejos de Primera División.

 

 

La marinera tuvo mas ritmo que el tanguillo
El ‘Ciclón del Norte’ jugaba con ventaja en el estadio Elías Aguirre, luego de haber logrado un valioso triunfo en condición de visita la semana pasada por 1-2 en Pucallpa sobre el Deportivo Hospital. En la vuelta, con el aliento de su gente logró el triunfo, también en su feudo. Aurich logró la diferencia sobre los 86' gracias al gol anotado por Reynaldo Rojas, el mismo que fuera goleador en la campaña de ascenso del IMI de Talara en la Copa Perú 1998. En esta ocasión no hubo quejas de los cobros a favor del equipo local, y por el contrario, el triunfo fue hidalgamente aceptado por Efraín 'Manito' Álvarez, director técnico del Deportivo Hospital. Ahora Horacio Raúl Baldessari tiene esta semana para preparar a su equipo para jugar en una ciudad de altura, algo que no ha sucedido en toda la temporada.

 

Diciembre de 2002: Edilberto Salazar, ante la mirada del aurichista Dúber Zapata, remata al arco del 'Ciclón' la tarde en que Wanka lo envió al descenso al derrotarlo 4-0 en Huancayo (Recorte: El Comercio, suplemento Deporte Total, 16/12/02 p. 7)Y de hecho, para el cuadro norteño hablar sobre definiciones en Huancayo no invoca buenos recuerdos. Justamente fue en esa ciudad donde escribió su última página en Primera División hasta la fecha. En el año 2002, el Deportivo Wanka envió al descenso al Juan Aurich luego de dos partidos definitorios tras haber igualado ambos en el penúltimo lugar de la tabla acumulada de la temporada. El primer duelo, jugado en Chiclayo, terminó con el marcador 2-1 a favor del Juan Aurich, con goles de Adrián Torres y Rodolfo ‘Comisario’ Miñán para los locales y Edward ‘Policía’ Torrealba para los huancaínos. Pero en la vuelta, jugada el 15 de diciembre de aquel año en la 'Incontrastable', Wanka aplastó al 'Ciclón' por un contundente 4-0. Marco ‘Chemo’ Ruiz, Edilberto Salazar, Juan Montenegro -con un inolvidable remate de media distancia- y Héctor Valoyes fueron los verdugos aurichistas.

 

La 'Pepa' Baldessari, que ya ganó la Copa Perú en 1993 con otro equipo chiclayano (el fusionado Aurich-Cañaña) debe tener algún pronóstico acerca de a cuál de esas dos historias se parecerá esta de 2007. Mifflin Bermúdez, el 'Pequeño Gigante' del centro del país, también ensaya la suya. El fútbol macho los espera.

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy