Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLa ilusión de Universidad Católica de Ecuador está en su universo joven, el mismo que en Yacuiba sacó diferencias enormes y el 1-3 sobre Petrolero, que resultó corto respecto al trámite. Jhon Cifuente abrió el camino del triunfo, mientras que Jordy Caicedo se encargó de practicamente asegurar la serie.
Aldo Ramírez | @ramireztello
Editor

SU VALOR EN CRUDO. Basta con revisar las estadísticas -a veces inubicables- del fútbol boliviano y darse cuenta que este Petrolero tenía mínimas posibilidades en la serie ante la Universidad Católica ecuatoriana. Sin embargo, ese último lugar -que comparte con Real Potosí- en el certamen local no tenía porque desanimar a un público ansioso por atestiguar una hazaña en el estadio Provincial de Yacuiba. La gente cumplió y llenó el coloso.

GUIÑO A ESTE LADO. En el ataque de Petrolero llamó la atención la presencia de un conocido nuestro: el colombiano Jeison Quiñones, atacante que en 2015 sumó 17 partidos y 4 goles con camiseta de León, para luego pasar a las filas de Alianza Universidad, en el que no tuvo mayor participación, pues apenas disputó 5 partidos y anotó un solo gol -en el 7-1 sobre Atlético Minero-. El fútbol boliviano lo cobijó: fue el Petrolero de Yacuiba, donde marcó 7 goles en seis meses (2016) y se consolidó como titular hasta esta parte de la temporada, que tiene al club disputando la Sudamericana.

CATÓLICOS QUE PESAN. Si Petrolero empezó esta Sudamericana como colero del fútbol boliviano, la Católica quiteña llegó con mejor semblante: segundo en el torneo ecuatoriano a un solo punto del sorprendente Delfín. Muy rápido se notaron las diferencias de niveles y jerarquía en ambas escuadras. Jhon Cifuente y Romario Ibarra se adueñaron del campo boliviano, minando espacios y atacando a punta de velocidad y potencia. En menos de 30 minutos el triunfo del equipo visitante estuvo en su bolsillo.

 

JÓVENES BAUTIZADOS. Gustavo Cortez, 19 años; César Obando, 21 años; Romario Ibarra, 21 años; Wilmer Godoy, 23 años; Andrés López, 24 años; Jhon Cifuentes, 24 años; y en el segundo tiempo un atrevido Jordy Caicedo, de 19 años, y próximo mundialista Sub-20, son los jugadores que en Bolivia dieron rienda suelta a la frescura y el descaro para someter a su rival. El chip instalado por Independiente del Valle comienza a propagarse en clubes que quieren hacer historia.

SIN PETRÓLEO. ¿Durante los 90 minutos tuvo Petrolero algo para destacar? Probablemente el desgaste físico de Olvis Justiniano, quien se cansó de correr sin tanta fortuna y menos apoyo. El pedido de la gente en la segunda mitad fue el argentino Diego José Álvarez, quien hizo su ingreso a los 71' y tampoco fue solución.

JORDY REINA. Después del enorme esfuerzo que hizo Elvis Patta para hacerse dueño de la banda derecha, Jorge Célico apostó por el Sub-20 Jordy Caicedo, quien en solo segundos demostró sus condiciones. Imponente fisicamente y veloz para dejar pagando a Jesús Flores, quien en la postal final del 1-3 quedó tendido en el suelo y casi suplicando, mientras que moreno atacante ecuatoriano rompía el arco del abandonado Iván Brun.

Los goles

Fotos: EFE, AFP

24Win

Leer más...

La ficha del Petrolero 1 - Universidad Católica 3

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy