Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comFluminense goleó 4-0 a Católica de Quito y puso pie y medio en octavos de la Sudamericana. Henrique Dourado fue uno de los artífices del triunfo del 'Flu', que ya había sacado una importante ventaja antes del descanso.

    David Sánchez | @dacvalin
    Redactor

UNO TRAS OTRO. Fluminense tuvo que esperar casi a la media hora del partido para abrir la cuenta: ello fue tras un "pase" de Wilmer Godoy en el área que Henrique Dourado añadió de zurda. La hinchada no terminaba de celebrar el primero y Richarlison aumentó la cuenta tras un mal control del arquero Hernán Galíndez tras pase del popular 'Ceifador', nuevamente protagonista.

ES MI MOMENTO. Henrique Dourado ha tenido un primer semestre memorable. A los 21 goles anotados en lo que va de la temporada -incluido el del 1-0- le sumó otro al borde del descanso: Andrés López interceptó un servicio con el brazo y el atacante no se hizo problemas para canjearlo por gol. No pudo terminar el partido a causa de una lesión, pero se marchó habiendo cumplido con creces.

EL MEJOR CIERRE. Si bien Fluminense buscó incrementar su cuenta en el descanso, apenas pudo marcar un gol más, pero fue de lejos el mejor del partido. Wendel recibió un balón en tres cuartos y sin marca mandó un derechazo que se coló en el vértice superior izquierdo. Con más de media hora de juego, Abel Braga aprovechó para mover más el banco -Dourado ya había salido- y corregir algunos errores.

Fluminense fue muy superior a la Católica de Quito y prácticamente resolvió la serie con la goleada que le propinó. (Foto: Conmebol) 

NO ES LINDO IRSE ASÍ. Galíndez tuvo un primer tiempo para el olvido y para el complemento no volvió a la cancha. El DT no toleró la goleada parcial y por eso lo sacó dijeron, aunque recibió una falta que no lo dejó bien. Entró Ángel Mosquera y aunque solo voló para la foto con el tiro de Wendel, tuvo algunas intervenciones importantes como ante un tiro de Henrique Dourado a poco de ingresar.

ERRORES EN LA FUENTE. Jhon Cifuente se presentaba como el jugador de más cuidado en la visita -goleador del torneo y fundamental en la ronda previa-, pero al igual que sus socios careció de contundencia en el remate final. Por momentos se rebuscaba él solo las ocasiones y poco le faltó para anotar. Católica apelaba a las contras aunque ninguna tuvo el final que esperaban.

Fotos: Conmebol


Leer más...

La ficha del Fluminense 4 - Católica de Quito 0

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy