Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comComerciantes Unidos empató en casa ante Boston River 1-1 y acentuó la crisis de los equipos peruanos en torneos internacionales. Pese al dominio de las águilas cutervinas, la falta de recursos en ataque, y un gol visitante tempranero determinaron una nueva eliminación peruana.

    Iván Carpio | @carpio_ivan
    Editor Regional

Como era lógico, el resultado de la ida condicionó la manera como ambos equipos se pararon en la tarde-noche huancaína. Oscar Ibáñez trató de copar el mediocampo para intentar controlar el juego en esa zona. Y ciertamente lo conseguía desde el principio. Aunque no de la mejor forma, pues, si bien complicó con pelotazos, Boston River salió del apremio gracias a un planteamiento defensivo que contó con cinco defensores atrás.

Esa era la fórmula con la que las águilas cutervinas intentaban ahogar a su rival, pero no contaban con las distracciones defensivas que se presentaron en el partido; y al menos una fue aprovechada, luego que Pablo Cepellini cruzara un tiro libre desde tres cuartos de cancha que sobró a todos, menos a Guillermo Fratta, que escapando de la marca de Jefferson Viveros, metió a la carrera un cabezazo que venció a Éxar Rosales y puso el global aún más cuesta arriba para los cutervinos.

El libreto de los dirigidos por Ibáñez no cambió. Aún mantenía el dominio del juego, pero era infructuoso, pues, la contundencia estuvo ausente. El pelotazo de William Palacio, Ángel Pérez y Jean Tragodara, que buscaba a Viveros o Jeremías Bogado, no fue la fórmula acertada para complicar a un equipo uruguayo que sin ser espectacular le alcanzaba para mantener esa ventaja. Atrás, Guillermo Fratta, Joaquín Pereyra y Martín González respondieron bien y ganaron casi todas por arriba.

Comerciantes fue incapaz de levantar el honor de los equipos peruanos a nivel sudamericano. Otra triste eliminación, la última de hecho. (Foto: AFP) 

Quizá, a Comerciantes no podría discutírsele el hecho de querer buscar, pero cuando los argumentos no son suficientes, esa búsqueda se convierte en inútil. En la segunda parte, el remate de larga distancia fue el medio por el que intentó buscar la paridad. Christian Laura fue uno de los que más probó a Adrián Berbia, pero sus remates salieron desviados por poco. Hasta que a los 56', precisamente luego de un remate frontal al que el arquero oriental respondió con un rebote, llegó un discutible penal de Pereyra a Palacio que el juez decretó. Un minuto más tarde, la polémica falta fue cambiada por gol. Esta vez, Rosales sí acertó y decretó el empate.

El ánimo local creció algunos puntos, pero la visita le puso paños fríos. Allí apareció la experiencia de algunos de sus jugadores para ganar minutos, como Pablo Cepellini tras una jugada en la que requería asistencia médica, o Berbia en cada pelota que le tocó rechazar desde la meta. Mientras tanto, los intentos del dueño de casa se perdían en remates desviados de Viveros o la búsqueda de Palacio para crear un nuevo penal.

Así llegó el final, un final ya conocido, ese que se hizo común en la participación peruana en el consenso internacional: derrota o eliminación. Y la aventura de Comerciantes no estuvo ajena a ese panorama conocido, a pesar que los últimos minutos transcurrieron entre intentos poco claros del equipo peruano y la idea preconcebida de Boston para continuar quemando tiempo. Gracias a ello, y tras más de cinco minutos de reposición llegó el pitazo final: otro equipo peruano que se despide temprano, y un Boston River que abrazó su histórica clasificación a la siguiente fase de la Sudamericana.

Los Goles

Fotos: AFP



Leer más...

La ficha del Comerciantes 1 - Boston River 1

CHALACAS DE VISTA: Llegadas de los visitantes a Huancayo

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy