Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLos errores en defensa de Sport Huancayo, aunque asolapados por sus continuas incursiones en el arco de Sol de América, pagaron caro producto de la eficiencia de Ernesto Álvarez. El 'Pinti' fue avizorado de principio a fin como el verdugo de la historia negativa en la 'Incontrastable'.
    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

Fue local y acaso por esa razón sus virtudes fueron los que más saltaron a la vista. En ese sentido, ya se dijo en la crónica del partido que la actuación de Sport Huancayo, en términos ofensivos, fue de temer, aunque con escasa contundencia. También quedó bastante claro que la manija del 'Matador', Marcos Lliuya, fue quien más intentó probar al arco de Sol de América y el que más desequilibrio generó de tres cuartos de cancha para arriba, pero eso no le bastó para aniquilar a su rival.

Por el contrario, hubo un detalle que pasó por agua tibia pero que en realidad fue una constante: las desatenciones defensivas de Sport Huancayo, que con pocas insinuaciones de los paraguayos durante los 90 minutos pasaron más de un apuro. Y la tónica casi siempre era la misma; es decir, proyección por izquierda en busqueda de la complicación de Willy Rivas, y encare al arco de Joel Pinto que por fortuna no terminó siendo exigido. O en su defecto, centro desde el ángulo derecho y con recorrido hasta el otro extremo para la aparición del mejor perfilado en Sol de América.

Y en todas esas incursiones, el protagonista siempre fue el mismo: el 'Pinti' Ernesto Álvarez, el terror de la 'Incontrastable'. Un delantero hábil, incisivo y luchador, quien hizo gran parte de su carrera en el ascenso argentino con casaquilla del Crucero del Norte (anotó 22 goles) y en el ascenso mexicano con Lobos UAP (hizo solo un tanto). Lo peor con lo que se pudieron topar Balta, Figueroa e incluso los laterales del equipo de Umaña. Casi siempre los puso en jaque y los dejó mal parados, aunque nunca encontró a un socio que resuelva la sutuación con cierta antelación.

Sin embargo, tuvieron que pasar más de 80 minutos para que su esfuerzo se convierta en un premio. Y en ese punto el 'Pinti' terminó de aniquilar al 'Matador'. No obstante, lo más curioso de lo acaecido en la 'Incontrastable' es que la perspicacia del atacante que surgió en el River Plate de su país era predecible y, aunque en su momento costó aceptarlo, era el único capaz de instalar un drama que se convirtió en realidad.

Foto: EFE


Leer más...

La crónica del Huancayo 1 - Sol de América 1: Contrastado por el sol

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy