Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEn una final terriblemente aburrida, Santa Fe y Huracán no se hicieron daño en 120 minutos; todo se decidió en la tanda de penales. Así, tras 210 minutos de final en los que ninguno de los dos equipos supo tomar el rol de protagonista, los nervios de la visita le dieron el título al ‘Cardenal’.

El partido fue…

SOPORÍFERO. Las finales suelen ser cerradas, con dos equipos nerviosos que, más que atacar y buscar el título, intentan controlar el balón y no cometer algún error que los prive de la gloria. En el Nemesio Camacho de Bogotá, ambos clubes se tomaron esto muy a pecho y, salvo contadísimas ocasiones, ninguno estuvo realmente cerca de marcar el gol de la victoria. Fueron dos horas de juego realmente tediosas, durante las cuales el balón tuvo dificultades para llegar a las áreas, con el mediocampo defensivo como valor más importante de ambas escuadras para cerrar sus respectivos arcos. Al final, solo los penales pudieron decantar una final que pudo estar para cualquiera.

El Compacto

El Capo: Federico Mancinelli

El central de Huracán hizo un partido sólido y fue el baluarte de la defensa visitante: corrió, interceptó, trabó y cerró el área de su equipo para mantener el cero en el arco de Marcos Díaz. Asimismo, fue el único jugador de Huracán que mantuvo sangre fría y marcó su penal -de magnífica forma-, lo cual no fue suficiente para un final feliz para el ‘Globo’.

La Pizarra

Santa Fe formó con un 4-trapecio-2, en el cual Juan Roa y Luis Manuel Seijas destacaron en sus labores por los extremos de la volante. Sin embargo, no fueron correctamente apoyados en la elaboración por sus compañeros del medio, Yeison Gordillo y Baldomero Perlaza, lo que dejó con pocas opciones a los dos delanteros, Wilson Morelo y Daniel Angulo; este último fue reemplazado en el medio tiempo por un intrascendente Miguel Borja. En Huracán, el 4-2-3-1 sirvió para cerrar eficazmente el eje de la cancha, con las labores de Hugo Nervo, Federico Mancinelli, Mauro Bogado y Federico Vismara en esa sección del campo. Arriba, Ramón Ábila se mostró perseverante hasta que terminó impaciente y se hizo expulsar tontamente hacia el final del segundo tiempo suplementario, lo que dejó a su equipo sin uno de sus mejores ejecutores en la tanda de penales.

Kazuki Ito: Heber Lopes

Buena actuación de la cuarteta arbitral brasileña en el Nemesio Camacho de Bogotá. Por el trámite del encuentro, no fue muy difícil evitar problemas. La expulsión de 'Wanchope' Ábila fue una decisión correcta, pero el primer asistente, Kléber Lúcio Gil, no advirtió que Robinson Zapata se adelantó groseramente en el penal de Mauro Bogado al inicio de la tanda de penales.

Foto: AFP
Video: Youtube / usuario Futbolpasionmundial3


Leer más...

La ficha del Santa Fe - Huracán

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy