San Martín le ganó 3-1 a Alianza Atlético para olvidar casi del todo el descenso y adelantar vacaciones: hasta la 'Muela' se recostó en la tribuna del Miguel Grau a tomar sol. Los de Roverano dominaron la media hora inicial y se pusieron en ventaja, pero perdieron ritmo y sufrieron ante la letal ofensiva alba.
    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

Almuerzo de miércoles en el Callao: día de los santos difuntos con sol esplendoroso equivale a ganas de vivir. A La San Martín, en esta parte del año en la que cuajó por completo la propuesta ofensiva de su entrenador, le alcanza el tiempo hasta para relajarse media hora y esperar que el rival agote fuerzas para liquidarlo. Ya con el descenso convertido en una pesadilla lejana y transferida a otra universidad, y más bien pensando en 2017 como un nuevo año de estudios con un verano relajante y caluroso por delante.

Para ser estrictos, hay que conceder mérito de ese arranque trémulo del cuadro albo en esta jornada 41, igual, a Gustavo Roverano. El DT de Alianza Atlético hizo su tarea y fue notorio que estudió muy bien lo planteado por José del Solar frente a Universitario el jueves 27 y ante Alianza Lima el domingo 30: arranques trepidantes en procura de avasallar a los rivales. Por eso, él decidió tomar la iniciativa y lanzó al 'Vendaval' a un ritmo inusualmente voraz en búsqueda del gol desde el inicio. Con una directiva expresa de disparar desde lejos para buscar la sorpresa, arma que sorprendió debido a que el principal artillero de esas características, John Jairo Valencia, estaba ausente de la oncena inicial churre.

Eso, sin embargo, no amilanó las chances norteñas. Tarek Carranza asustó desde casi media cancha a Ricardo Farro, y luego a Robinson Aponzá volvió a negársele -por offside- el gol de taco que viene buscando hace varias fechas. El propio polifuncional jugador colombiano, no obstante, sí estuvo preciso para aparecer como '9' y culminar una buena combinación que puso arriba a la visita, en momentos en que los desbordes del bullidor Jamillacson Palacios tenían a mal traer a Álvaro Ampuero por el otro carril.

Alexander Succar empató el partido tras un pase de Álvaro Ampuero. (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com) 

¿Cómo así reaccionó San Martín? Con una instrucción que denotó saludable lectura del partido de parte de su entrenador: si te muelen a disparos desde fuera, haz lo mismo. Sobre todo, el cuadro albo lo intentó luego de que Ampuero se hubiera resarcido de su discreto inicio con un buen centro raso para que Alexander Succar empatara. Con el marcador reequilibrado, Joel Sánchez, el propio Succar y finalmente Sergio Peña trataron de sorprender a Diego Carranza, y fue el último quien lo consiguió. Así, habiendo dominado solo la tercera parte del tiempo, el local se fue al descanso con la ventaja y la voltereta en la alforja.

>>>Clic aquí para leer más: El tridente multifuncional en el ataque de San Martín

En esas condiciones, el libro abierto que resultaba el segundo tiempo dejaba margen para que ambos insistieran en sus libretos. El 'Vendaval' quiso apretar, pero Juan Guillermo Vélez erró la más clara -le quedó muy pegada al pie- casi en el reinicio, y luego le costó causar peligro al mismo ritmo con un sol chalaco que pegaba casi tanto como el de Sullana -cuando juegas tres partidos en seis días, el calor intenso te afecta igual por acostumbrado que estés, así seas local o visitante-. Además, 'Chemo' cerró filas con el ingreso de Tuesta, y luego apeló a un cambio que le viene resultando: sacrificó la capacidad de sorpresa constante del quimboso William Palacio para apostar por la velocidad de Ramiro Cáseres, clave en un partido de gasolina escasa.

La diferencia para el resultado final, pues, radicó en eso más que en el propio zurdazo de Ortiz, quien ratifica ser la mejor arma de un equipo que encontró en su frescura definidora la mejor arma para salvarse del descenso este 2016: radicó en que a Roverano los cambios le funcionaron poco y mal. Marco Aldair Rodríguez no podía hacerla de '9' en vez de Vélez, el orden que podía aportar Valencia ya en el campo era poco en momentos en que se requería velocidad y Junior Aguirre estuvo en uno de esos -varios- días en que simplemente no está. Con el 3-1 cerrado, la 'Muela' bien tenía derecho de tirarse cual lirón en Oriente a dormir el asoleo de los justos: la promesa de un verano 2017 en Primera que puede acabar de confirmarse si los de la otra universidad, esos que cada examen que pasa están más cerca de la trica, no suman el jueves ante Municipal.

Las fotos

Los goles

Fotos: Raúl Chávarry / DeChalaca.com


Leer más...

La Ficha del San Martín 3 - Alianza Atlético 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy