Ayacucho y Universitario lo dividieron todo en el Ciudad de Cumaná: mucha entrega, poca claridad en ocasiones, goles tempraneros, buenas actuaciones de los arqueros, manos para cometer penales y sendos disparos desperdiciados desde los doce pasos. Y por supuesto, también el marcador: un animado 1-1.
    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

Los partidos de fechas finales en que las posiciones relevantes en la tabla están casi definidas suelen ser, ante todo, poco peleados. La antítesis de esa premisa se vivió este miércoles en el Ciudad de Cumaná, a tal punto que los 6,474 asistentes constituyeron también una cifra inusual para un duelo de mitad de semana por la tarde y con las características descritas.

Ayacucho y Universitario, para bien del espectáculo, lo entregaron todo. Buscaron el triunfo durante los 90 minutos sin cesar, con ida y vuelta y bastante desgaste físico a pesar del mal estado del gramado. Sin embargo, no alcanzó eso para configurar un partido redondo porque el gol, el alimento principal de la fiesta, estuvo limitado al primer cuarto de hora y a partir de sendos errores defensivos. Primero, el descuido de las espaldas de Giancarlo Carmona, espacio que le permitió a Diego Manicero enviar un centro para que Hernán Rengifo aparezca allí, en el área, de '9' como le gusta para empujarla y definir. Y luego, una salida de Carlos Cáceda para cortar a César Valoyes en la que la zaga crema se dejó estar y vendió a su arquero con un rebote que el novel Juan Diego Mochcco, con entusiasmo y bríos juveniles, cazó en una para empatar y dar rienda suelta a una emotiva celebración dedicada a su familia, que había llegado desde Puquio para espectar su segundo partido con divisa ayacuchana.

Así, la paridad estuvo clara desde un inicio; y a partir de ese equilibrio, ambos equipos construyeron el trámite. Por ejemplo, con su escasa claridad ofensiva: abundaron los pases combinados entre líneas de la volante y también los desbordes, pero sin destinatarios finales que causaran riesgo. En el local, el ofensivo esquema de Carlos Leeb (4-3-3 neto, con Valoyes y Mochcco abiertos a los flancos de Orejuela) no se tradujo en un volumen importante de llegadas porque la pelota fue bien trabada por la primera línea crema; cuando los zorros pasaban esa zona, eso sí, había algunos problemas para la 'U' porque para variar la dupla Braynner García - Horacio Benincasa ofreció pocas garantías. Del otro lado del campo, el trío lanzador formado por Raúl Tito a la derecha, Manicero por el centro y Edwuin Gómez por izquierda abundó en intenciones y sobre todo rotó todo lo posible entre posiciones en búsqueda de diagonales; no tuvo, sin embargo, buen cometido, pues la conexión con Rengifo fue escasa a partir de -en ese caso sí- un feliz trabajo de la zaga central local, con el paraguayo Sixto Ramírez a la cabeza.

Orejuela falló uno de los dos penales en el Ciudad de Cumaná. (Foto: Ciro Madueño) 

¿Cómo, entonces, se volvieron figuras los porteros en esas condiciones? Porque ambos equipos intentaron disparar desde fuera del área y eso invitó al lucimiento tanto a Mario Villasantti como a Cáceda. Si lo del guaraní acabó siendo un poco más vistoso fue, principalmente, porque la 'U' tuvo ligeramente mayor capacidad de tener la pelota en campo ayacuchano y, por ende, de probar más. Pero en general, los dos guardametas ratificaron sus buenos momentos. Lo curioso fue que ninguno tuvo que exigirse para salvar los penales que se produjeron: ambos por sendas manos -la primera, en el área visitante, más discutida que la otra- y ambos desperdiciados enteramente por los ejecutores: Orejuela reventó el travesaño y Rengifo la envió a las nubes.

>>>Clic aquí para leer más: ¿Fueron intencionales las manos en el área que cobró Seminario?

En el balance, eso sí, la 'U' perdió más con el empate puesto que dejó pasar una inmejorable chance de alcanzar a Melgar. Ahora los merengues llegan a la última jornada dos puntos por debajo del 'Dominó' y, dado que los rojinegros cierran las Series contra Cristal, algo entrampados, ya que cualquier resultado en dicho partido posiblemente altere su posición relativa de cara a las semifinales. Con Ayacucho ya pensando en las vacaciones de fin de año, ese fue el único residuo del cociente resultante de una división perfecta de honores -antes que mínimos horrores-.

Las Fotos

Los goles

Fotos: Ciro Madueño


Leer más...

La ficha del Universitario 1 - Ayacucho 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy