Para ninguno fue: Ayacucho y San Martín igualaron 2-2 en un duelo que compromete más al local en el descenso. Pese al crecimiento mostrado por el elenco de Carlos Leeb, que superó a su rival cuando se lo propuso, San Martín rescató el empate gracias a la astucia de William Palacio.
Jair Villanueva | @Jair_Villanueva
Editor

Hasta antes del receso por las Eliminatorias, en Ayacucho aún se extrañaba a Jesús Chávez, el líder futbolístico del club durante toda la temporada, quien se marchó a Real Garcilaso. Durante la para, sin embargo, Carlos Leeb aprovechó el tiempo y elaboró un colectivo adecuado a nuevos recursos. Le quitó la dependencia de Henry Colán, y se la entregó a un once. Hizo responsables a todos de cualquier función, lo cual se observó ante San Martín.

>>>Clic aquí para leer más: Ayacucho superó la dependencia de Colán y la ausencia de Chávez

El equipo comandado por José Guillermo del Solar apenas pudo aplicar su juego de mediocampistas y cambio de ritmo a partir de sus extremos. Sin duda alguna, extrañó la presencia de Sergio Peña, expulsado por un error del árbitro Renzo Castañeda en la jornada pasada, pero San Martín tampoco estuvo cómodo en el campo del Ciudad de Cumaná. El 4-trapecio-2 ahogó su salida, tapó el pase a Joel Sánchez y Juan Tuesta y desapareció la progresión regularmente fluida que tiene el elenco universitario.

Obligado a practicar un juego de atacantes más que de volantes, San Martín igual pudo tener ocasiones de gol en un primer tiempo de golpe a golpe con Ayacucho, aunque sin claridad en las transiciones. Joel Sánchez, en ese ida y vuelta, apareció más a partir de balones rebotados por delanteros que de pases de Tuesta o Cartagena que lo dejaran frente a la zaga rival. Ese fue el juego santo, y así consiguió el empate vía Alexander Succar, quien salió de su posición de '9', encontró el espacio entre los medios y defensores de Ayacucho y, luego, logró colocar el balón por encima de Mario Villasanti.

Carlos Orejuela puso toda su experiencia para provocar el penal que le dio el 1-0 a Ayacucho. (Foto: prensa Ayacucho FC)

Pero el primer tiempo no fue solo de los atacantes de San Martín, sino también de los de Ayacucho: Carlos Orejuela fue quien abrió el marcador al aprovecharse de la ingenuidad del lateral derecho rival, Saúl Salas. El 'Flaco' le puso el cuerpo, le quitó el balón y provocó la tardía reacción del defensor, quien cometió penal. Luego el mismo Orejuela convirtió el gol que se supone le debió dar tranquilidad al local, pero que se desvaneció con el tanto de Succar minutos después.

El segundo tiempo no fue un calco del trámite del primero -más pausado y trabado-, pero los goles sí llegaron a partir de variantes parecidas. Si la movilidad de los atacantes santos es un recurso impregnado por Del Solar -y que provocó el gol de Succar-, el trabajo a balón parado de Ayacucho proviene de la cabeza de Carlos Leeb. Esta labor permitió el tanto de Sixto Ramírez tras un pase aéreo de Henry Colán: el paraguayo bordeó todo el tumulto en el área de Ricardo Farro, y se encontró solo para anotar el 2-1 momentáneo.

San Martín, para igualarlo, utilizó el mismo veneno de la experiencia de Carlos Orejuela, pero con la juventud de William Palacio. El jugador de Bahía Solano embistió contra el área ayacuchana y encontró el pie izquierdo de Ramírez en el lugar preciso para provocar el penal. Joel Sánchez tomó el remate y fusiló a Mario Villasanti. 'Lito' celebró tranquilo, con la conformidad de quien pelea el descenso, no cae ante un rival directo y debe un partido. Ayacucho, pese al mérito de este sábado 22 y el crecimiento de hace algunas fechas, aún debe preocuparse.

Las Fotos

Los goles

Fotos: Ciro Madueño


Leer más...

La Ficha del Ayacucho 2 - San Martín 2

Las Caletas del Ayacucho 2 - San Martín 2: Yo, él y él

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy