Víctor Cedrón estuvo cerca de condenar al equipo donde se formó a mantenerse en la zona de descenso. Su penal erradohace que el cuadro poeta mantenga las esperanzas de cara a salvar la categoría.

Manolo Núñez | @Manolonf
Columnista Editorial

El árbitro Diego Haro cobró un penal muy polémico en los instantes finales del Vallejo - Aurich. El balón chocó en el codo de Daniel Chávez, y el colegiado no dudó en cobrar la pena máxima más allá de que claramente no hubo intención del jugador en tocar el balón con su brazo. La responsabilidad cayó en Víctor Cedrón, que había sido de lo mejor del cuadro chiclayano durante los 90'.

Pero el ex Vallejo y Alianza Lima le pegó fuerte a la pelota y mandó el balón al travesaño. Vale decir que desde que Cedrón debutó en 2012, nunca había fallado una pena máxima. Tras su fallo, Haro finalizó el partido y lo terminó expulsando por una discusión que tuvo con Salomón Libman que celebró el error del trujillano y que el árbitro entendió como provocación al rival.

Pero más allá de eso, el error de Cedrón puede significar, al final del campeonato, la salvación del cuadro poeta. Así, un jugador formado en el club trujillano, paisano él, termina dándole dos puntos en un partido que se le hizo difícil durante casi los 90' y que al final del día podrían determinar la permanencia de Vallejo en la Primera División. 

Foto: La Industria de Trujillo


Leer más...

La crónica del Vallejo 2 - Aurich 1: De mano en mano

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy