Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLuego de 36 años y ante casi 40 mil de sus connacionales, Perú volvió a disputar un partido de Mundial en el Arena Mordovia de Saransk. Pese a tener buenos pasajes de juego durante el partido, los de Ricardo Gareca no pudieron levantar el 0-1 de Dinamarca anotado por Yurary Poulsen.


Manolo Núñez | @Manolonf
Columnista Editorial

Enviado especial a Saransk

Hay días que serán icónicos para la historia del fútbol peruano. Este 16 de junio del 2018 se quedará en el recuerdo imborrable del regreso de la selección peruana a la máxima cita futbolística en el Arena Mordovia de la pequeña ciudad de Saransk en Rusia.

Las calles tranquilas de la capital de la República de Mordovia -una de las veintiuna que conforman la Federación Rusa- se vieron tomadas por miles de hinchas peruanos que fueron llegando durante la mañana del sábado 16 y que con sus cánticos animaron a los locales a sumarse a una fiesta que por todos lados tenía colores blanquirrojos. Los peruanos llenaron el estadio y cantaron al ritmo del Contigo Perú que se escuchó en un momento por los altoparlantes.

Pero más allá de la fiesta previa, el regreso de la selección tuvo momentos de buen rendimiento ante una Dinamarca que casi desde el inicio dio muestras de jerarquía para enfrentar esta clase de partidos. Pese a ello, fue Perú el que tomó el protagonismo durante los primeros 15'. Ricardo Gareca decidió dejar en el banco a Paolo Guerrero y apostar por una zona de ataque que ha mostrado compenetración en los partidos amistosos y el repechaje mundialista.

Christian Cueva se lamenta por el penal errado en el final del primer tiempo. (Foto: FIFA) 

Asimismo, la movilidad de Jefferson Farfán parecía una mejor arma para enfrentar a los centrales Simon Kjaer y Andreas Christensen. El inicio pareció darle la razón al técnico argentino, pero los europeos fueron creciendo y tras el buen inicio de la bicolor, le recuperaron la pelota vía William Kvist y Thomas Delaney. La batalla contra Renato Tapia y Yoshimar Yotún se decantó para el bando danés, el cual -sin llegar con ocasiones claras de peligro- neutralizó a Perú hasta cerca del final del primer tiempo.

Yotún se mostró errático y la demora en la toma de decisiones hizo que tanto él como Édison Flores, Alberto Rodríguez, Miguel Trauco y André Carrillo registraran pérdidas de balón poco habituales y que en algún momento derivaron en ataques daneses que encontraban a la defensa blanquirroja mal parada. Pero la suerte parecía caer del lado de Perú, luego que un contragolpe terminara con Christian Cueva cayendo en el área ante una falta de Christensen.

El jugador del Sao Paulo tomó la pelota en la que era por lejos la chance más clara que había tenido la selección hasta ese punto. Pero como contra Colombia en la tanda de los cuartos de final de la Copa América Centenario, el disparo del trujillano salió muy alto. Con ese error terminó el primer tiempo.

Yurary Poulsen pelea el balón con Miguel Trauco. El danés sería determinante en el partido. (Foto: Prensa FPF) 

El fallo sin dudas impactó de manera fuerte en el ánimo del equipo, que a su regreso de los camerinos vio como Dinamarca volvió a tomar la pelota y a llegar con más claridad al área de Pedro Gallese. Pero luego de sostener la posición defensiva durante 12' en el segundo tiempo, una buena jugada por izquierda -la primera armada a partir de triangulaciones- terminó con un remate mordido de Flores. Todo apuntaba a que Perú iba a comenzar a crecer, hasta que cayó el gol danés.

Carrillo decidió mal al borde del área nórdica y un buen contragolpe liderado por Christian Eriksen terminó con el gol de Youssuf Poulsen por el primer palo de Gallese. El gol quizá no respondía a las acciones, pero sí a la jerarquía danesa, que se valió sin resquemores de la ocasión más clara que había tenido hasta entonces. El gol hizo reaccionar a Perú.

Casi inmediatamente llegó un remate cruzado de Flores que forzó la estirada de Kasper Schmeichel. A los pocos minutos ingresó Guerrero por 'Orejas', y con eso la blanquirroja terminó de irse decididamente al ataque. Comenzaron a aparecer nuevas opciones: primero una del mismo Guerrero de taco, luego un remate de Cueva y después la más clara de todas, en los pies de Farfán tras un excelente desborde de Carrillo. El del Watford terminó siendo el mejor de Perú y quien asumió la tarea de liderar los ataques del equipo.

Jefferson Farfán y André Carrillo se pierden una de las tantas que tuvo Perú en el complemento. (Foto: FIFA) 

Dinamarca no se hizo problemas en cerrarse y apostar al contragolpe. Su ocasión más clara llegó luego de un error de Cueva al dar un mal pase en salida, el cual terminó con un remate de Eriksen que Gallese logró sacar con el brazo. Pese a que las acciones lo indicaban, la suerte de Perú estuvo echada luego de su falta de precisión ante el arco y los daneses se quedaron con tres puntos que son claves para la clasificación a octavos en un grupo parejo.

Las opciones de Perú pasan ahora por dar el golpe ante Francia -que derrotó en primera hora ante Australia- y vencer a los oceánicos en la última fecha. La tarea se antoja muy complicada, pero toca afrontar cada partido sin andar mirando la tabla del grupo. Y sobre todo, con el convencimiento de que esto es un Mundial y aprender a volverlo a jugar en cada paso es el camino para recobrar jerarquía.

After Party

Escucha "El podcast del Perú 0 - Dinamarca 1" en Spreaker.

El Resumen

  

El Gol

Fotos: FIFA


Leer más...

La ficha del Perú 0 - Dinamarca 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy