Campeonato fatal para los íntimos: lleno de escándalos, malos resultados, ídolos caídos, paquetes por montones. Todo lo que se había parchado durante buen tiempo explotó en este Apertura -de la mano de las irregularidades que han derivado en la continuidad de la directiva vigente- y llevó  a Alianza Lima (11°) no solo a alejarse de la posibilidad de pelear el campeonato nacional, sino a una indecorosa pelea por los puestos de descenso que cae muy mal en La Victoria.

Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com

Fotos: diario El Tiempo de Piura, ANDINA

- Mejor jugador: Johnnier Montaño (5.76 en 21 partidos)

- El goleador del equipo: Wilmer Aguirre (11 goles)

- Mejor Resultado: Alianza Lima 4 - Atlético Minero 1 (Lima, fecha 13)

- Peor Resultado: Universidad San Martín 5 - Alianza Lima 0 (Callao, fecha 20)

- Cantidad total de jugadores empleados: 29

- Cantidad de jugadores Sub-20 utilizados: 7 (Paolo Hurtado, 841 minutos en 19 partidos; Luis Trujillo, 616 minutos en 10 partidos; Reimond Manco, 609 minutos en 13 partidos; Jahirsino Baylón, 309 minutos en 9 partidos; José Rivas, 56 minutos en 1 partido; Cristofer Soto, 21 minutos en 1 partido; Jean Pierre Fuentes, 0 minutos en 1 partido)

- El que más jugó: Enrique Alberto Bologna (2340 minutos en 26 partidos)

- El que menos jugó: Jean Pierre Fuentes (0 minutos en 1 partido -ingresó en los descuentos-)

- Cantidad de expulsados: 5

Comenzaba el año 2008 y Alianza aún no tenía claro su futuro. Miguel Ángel Arrué apostaba por un equipo de jóvenes y los vaticinios no eran los mejores. Los refuerzos no llegaban o se iban a los días por “no haber pasado las pruebas”. El inicio del Apertura fue un fiel reflejo de la situación aliancista: el equipo avanzaba a trompicones hasta que una mala racha acabó con Arrué y colocó a José Soto como improvisado sustituto. En la fecha 12, ante Cristal, cedió un empate en un partido que apuntaba a goleada y recuperación. El ex defensor blanquiazul tuvo un arranque aceptable y breve. Pero la falta de reacción y entrega de sus dirigidos hizo que el cuadro se viniera en picada. Con un contexto cada vez más agónico, tuvo que llegar el doctor Richard Páez para curar a un moribundo que luchaba por alcanzar el sétimo lugar. En un principio los remedios parecían surtir efecto; oero el enfermo tuvo una recaída debido a una sobredosis de alcohol y en Cusco sufrió el soroche del que no se recuperaría más. Los problemas extrafutbolísticos acabaron matando a Alianza y lo dejaron con las manos -y las botellas- vacías. Un indecoroso undécimo lugar acabó con la purga de cuatro jugadores y un futuro realmente incierto.

 

- Arco: Bologna no fue la muralla que esperaban los íntimos y en más de una ocasión tuvo responsabilidad directa con los goles encajados; patear bien los penales no alcanza para ser figura. Muy irregular. ¿Será ahora Salomón Libman el hombre indicado para defender los tres palos en Matute?

A Johnnier Montaño le bastó echarse a jugar en algunos partidos para promediar 5.76 y ser así el mejor de Alianza en el Apertura (Foto: diario El Tiempo de Piura)- Defensa: Fue el primer gran punto débil de Alianza: la zaga blanquiazul fue de lo más flojito de la campaña. Con marcadores de punta rozando lo desastroso -Reaño- , los centrales fueron los principales sacrificados -léase Aparicio, Arakaki o Peixoto, pues sería muy generoso catalogar a Salazar como tal- y acabaron multiplicando errores. El equipo íntimo necesita con urgencia buenos laterales que complementen el regular trabajo de sus centrales.

- Volante: Si de algo se colgó Alianza en el Apertura fue de su volante: regular en todo el torneo. Con las cuotas de genialidad de Montaño, la recuperación final de Manco y el aceptable trabajo de Ciurlizza, por un momento pareció que el "Grupo de los Siete" no era una utopía.

- Delantera: Fue el otro gran punto débil de Alianza. Nunca se confió tan poco en dos delanteros. Nunca se asociaron tantos desatinos como cuando alineaban juntos Serna y Benavides. Se repatrió a Baylón y a Aguirre y solo este último respondió a las expectativas, levantando los números de la pobre ofensiva victoriana. El arribo de Derlis Florentín y la vuelta de Juan Diego Gonzales Vigil corroboran las deficiencias del último certamen.

- Banca: Contra lo que pudiera pensarse, la banca aliancista no carece de tantos elementos. Rubén Mori, Paolo Hurtado y Luis Trujillo son muy buenos prospectos y eficientes piezas de recambio. No obstante, no están para asumir la responsabilidad completa de una campaña. Aunque es probable que alguno de estos tres termine como dueño de algún puesto en el once titular.

 

Ante Cienciano en la fecha 11, Alianza igualó una racha sin victorias en Matute que no repetía desde 1987 (Foto: ANDINA)Pronóstico: Todo cambio cuesta. Y mientras Alianza no se refuerce verdaderamente en el fondo y consiga el recambio generacional en su mediocampo, grandes expectativas pueden generar grandes decepciones. Parece iluso pensar en pelear el campeonato; un objetivo más realista sería un cupo en la Sudamericana.

La curiosidad estadística: Dentro de la pésima campaña de Alianza no podía quedar al margen su discretísimo rendimiento como local: en Matute ganó solo cuatro de los trece partidos que disputó. Además, igualó una racha de cinco partidos consecutivos sin ganar en el estadio victoriano que no se daba desde el Metropolitano de 1987, cuando tuvieron una seguidilla de malos resultados contra los siguientes rivales: San Agustín (1-1), Cristal (0-4), Municipal (0-0), La Palma (0-0) y Universitario (1-2). En el presente torneo, tuvo similar bache ante los siguientes equipos: Bolognesi (0-1), Sport Boys (1-1), Melgar (0-0), Aurich (0-1) y Cienciano (0-0); al sexto encuentro salió del pozo con una goleada sobre Minero (4-1).

Comentarios (1)add
...
escrito por victor , julio 27, 2008
hola. como hincha blanquiazul que soy, me da mucha pena que el equipo de mis amores este en esta situacion tan incomoda, alianza te amo en las buenas y en las malas

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy