Por segundo año consecutivo, Municipal fue importante protagonista. El sinsabor de haberse quedado fuera de la final por una definición por penales que tenía ganada no opaca el enorme mérito edil de volver a la Libertadores tras 35 años y solidificar su proceso de reconstrucción institucional.

 

    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

Las cifras

- El goleador del equipo: Maximiliano Velasco (14 goles)

- El mejor resultado: Municipal 4 - Unión Comercio 1 (fecha 29)

- El peor resultado: Municipal 1 - Universitario 4 (fecha 6); La Bocana 4 - Municipal 1 (fecha 7); Municipal 1 - Aurich 4 (fecha 32)

- Cantidad de jugadores empleados: 33

- Cantidad total de jugadores Sub-20 empleados: 8

- Técnicos: 2 (Francisco Melgar, fechas 1 a 6; Marcelo Grioni, fechas 7 a definición del tercer puesto)

 

La táctica

Aunque según las circunstancias de algunos partidos Municipal alteró su composición táctica, en general 2016 fue para la 'Academia' un año mucho más estable en lo táctico que el anterior, con el 4-2-3-1 como bandera. Lo enarboló incluso desde el arranque de año, en el breve fin de ciclo del 'Churre' Francisco Melgar, y Marcelo Grioni no le imprimió mayores modificaciones que algunas de nombres que fueron reacomodándose en el esquema.

En el arco, Erick Delgado fue inamovible: Julio Aliaga apenas alternó en 8 cotejos. En la línea de fondo, la zaga central tuvo en Adrián Zela al patrón del equipo, asentado como caudillo junto a Orlando Contreras, quien fungió de stopper neto; a inicios de año Marcos Delgado alternó con más frecuencia, pero luego fue relegado por los rendimientos regulares de 'Bam Bam' y el 'Chino'. En el tramo final de la temporada, más bien fue ganando chances el joven Héctor Salazar.

En los laterales, en cambio, hubo matices. Por derecha, Aldo Corzo fue otro emblema de la campaña, acicateado por su buen rendimiento por la selección; por eso, Tenchy Ugaz tuvo más chances de jugar como eventual sustituto de alguno de los centrales que en su demarcación natural. En cambio, por izquierda hubo mucho más competencia: empezó el año Renato Zapata, pero rápidamente fue relegado al banco por José Guidino. El exparticipante de concursos de freestyle acabó teniendo mayor presencia que Jersson Vásquez, el teórico titular por la zona, quien solo en la fase decisiva del año recuperó el lugar en nombre de su experiencia y buen pie.

En la primera línea del medio también hubo cierta rotación. En el inicio de año, Pablo Lavandeira fue empleado para jugar en esa zona; pero progresivamente y sobre todo ya con Grioni en el banco, el uruguayo pasó a desempeñarse en su ubicación natural de segunda línea. Así, quedó más bien en labor de marca Juan Diego Gonzales Vigil, reubicado en esa posición en nombre de su polifuncionalidad, acompañado por Armando Alfageme, cada vez más líder edil en el centro del campo. Quienes sí perdieron espacio respecto de todos los mencionados fueron Joseph Juárez y Óscar Vega. 

En segunda línea, como está dicho, Lavandeira pasó a ocupar el rol de lanzador por derecha, sobre todo una vez que Juan Carlos Lescano -quien había comenzado el año como titular habitual- dejó el club para volver a su natal Argentina. Los otros lanzadores habituales fueron Luis García, por el medio, y Damián Ísmodes, por izquierda; los habituales revulsivos -en la que se convirtió en la zona edil más pasible a cambios de segundos tiempos- fueron Maskatsu Sawa y Pedro Gutiérrez, y también Javier Núñez en la última parte de la temporada. Por último, en ataque Maximiliano Velasco fue titular casi inamovible y Sergio Moreno, ingresante igualmente inamovible. El argentino Lucas Simón se integró al equipo en la parte final del año, pero no tuvo mucha participación.

El capo / La mejor contratación: Aldo Corzo (13.29)

AFoto: Raúl Chávarry / DeChalaca.comño fantástico para el lateral derecho con la franja en el pecho: la hizo brillar tanto con la selección peruana, en la que acabó asentándose como titular en la posición, como en Municipal, en cuyo carril fue fundamental para sostener el rendimiento edil en el año. A su habitual derroche de energías y pundonor, sumó un arma que ya había comenzado a desarrollar en sus últimas campañas con la Universidad San Martín: un fantasmal golpe de cabeza en balones parados que le permitió cuajar la mejor temporada goleadora de su carrera, con 5 tantos convertidos.

La revelación: José Guidino (12.27)

UFoto: Raúl Chávarry / DeChalaca.comn año de laterales fue 2016 para Municipal, que tuvo en Guidino -quien en 2014 fuera representante peruano en el Nike Most Wanted Challenge- a una joven, fresca y veloz carta de desequilibrio por el carril izquierdo. En la temporada de su debut en Primera, se asentó como titular durante buena parte del año, y solo sobre el final Jersson Vásquez pudo recuperarle espacio -a veces alternando ambos como laterales superpuestos- en los partidos que exigían mayor experiencia. Sin duda, un futbolista con potencial de selección cuyo crecimiento merece ser seguido de cerca con atención.

La decepción: Renato Zapata (10.67)

SFoto: Raúl Chávarry / DeChalaca.comi lo mejor estuvo en los carriles, también lo más discreto se ubicó en ese sector del campo en la 'Academia'. Zapata llegó procedente del descendido León como una de las cartas más rescatables que había mostrado el cuadro huanuqueño en su última temporada en Primera, y por tanto se esperaba fuera llamado a hacerse de un espacio. Sin embargo, desentonó en sus primeras actuaciones y fue completamente relegado por Guidino, por lo que solo jugó en 3 ocasiones. Con 23 años de edad, igual, tiene mucho futuro por delante para resarcirse.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com

Fotos: Raúl Chávarry / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy