Contra todo pronóstico, el elenco poeta fue la gran decepción del Descentralizado. Armó un equipo con capacidad para pelear por el título y hasta para sostenerse en los dos frentes que encaró en el año; al final, de manera inobjetable, terminó perdiendo la categoría.

 

    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

Las cifras

- El goleador del equipo: Alejandro Hohberg (10 goles)

- El mejor resultado: Vallejo 5 - Ayacucho 2 (fecha 10)

- El peor resultado: Cristal 7 - Vallejo 2 (fecha 9)

- Cantidad de jugadores empleados: 35

- Cantidad total de jugadores Sub-20 empleados: 7

- Técnicos: 3 (Franco Navarro, fechas 1 a 6; Marcelo Asteggiano, fecha 7; Ángel Comizzo, fechas 8 a 55)

 

 

La táctica

Pese a que el equipo poeta vivió dos etapas en la presente temporada, no tuvo cambios sustanciales ni en su conformación ni muchos menos en sus planteamientos tácticos. En esa línea, tanto Franco Navarro como Ángel Comizzo, conocedores de su plantel, usualmente emplearon el 4-2-3-1 que permitió (o al menos siempre fue la idea) mucha elaboración en el mediocampo y constantes llegadas por los flancos.

El titular bajo los tres palos siempre fue Salomón Libman. En la defensa, los centrales que prácticamente fueron inamovibles eran Luis Felipe Cardoza y Emiliano Ciucci. En los laterales, eso sí, habitualmente se alternaron roles. En ese sentido, Pedro Paulo Requena fue el indiscutido por derecha y tuvo como relevo al polifacético Hansell Riojas, pero por izquierda los roles fueron trastocados dependiendo de alguna circunstancia. Así, pues, Branco Serrano, Anthony Gordillo y hasta Ronald Quinteros, por citar tres nombres, se apoderaron en determinando momento de ese sector.

En el mediocampo, los que más alternaron en la primera línea fueron Junior Viza y Carlos Diez, aunque por allí también transitaron, y de modo bastante irregular, jugadores a priori titulares como Rinaldo Cruzado, Antonio Gonzales o el mismo Juan Morales.

En la zona creativa, más bien, sí hubo mucho fútbol pero escasa concreción. Los habituales en ese tridente fueron Alejandro Hohberg, Doland Millán y Daniel Chávez, aunque para la Etapa de Series este último estuvo más a la espectativa y el que se asentó en dicha posición fue Carlos Olascuaga. Jugadores como Christofer Gonzales o Jhonny Vidales, con alta capacidad para ganarse el titularato, tampoco anduvieron a la altura de las circunstancias.

Por último, en ofensiva, el puesto se lo ganó Mauricio Montes, y acaso el que más peleó por hacerse de ese lugar (y supo responder con goles) fue Víctor Rossel. Lo de Luis Perea fue terriblemente discreto y se fue a mitad de temporada, mientras que los otros relevos, como Kevin Principe y Rolando Díaz, sirvieron solo como refresco pero sobre el cierre del campeonato. 

El capo: Salomón Libman (12.92)

DFoto: prensa Sporting Cristalentro de la magra campaña del elenco poeta, lo del 'Yuyo', acaso el principal referente de la Vallejo en los últimos años, fue valorable. No tuvo picos de nivel en cuanto a su regularidad, por lo que su performance dentro del terreno de juego, en muchas ocasiones, fueron dignas para el elogio. Si bien la responsabilidad del descenso es colectivo, Libman demostró seguir en su proceso de maduración como arquero. Por ello fue un regular convocado a la selección peruana y, desde luego, se da por descontado que los grandes equipos del Descentralizado se van a pelear por tenerlo en sus filas para 2017.

La mejor contratación: Alejandro Hohberg (12.77)

SFoto: La Industria de Trujilloi había un lugar en el que Hohberg iba a tener protagonismo, ese era sin duda la Vallejo. Y la muestra de tal premisa fue su estreno en la Copa Libertadores, con la aceptable actuación -más allá de la eliminación- que tuvo en los dos partidos ante Sao Paulo. De allí en más, el ex San Martín se acentó en la medular y encontró una importante sociedad con Donald Millán. Por esa razón es que tuvo constante llegada al arco rival y los numeros hablan al ser el goleador del equipo en la infausta temporada vallejiana.

La revelación: Níger Vega (12.27)

FFoto: La Industria de Trujilloue una terrible temporada para Vallejo y varios de sus jugadores, la mayoría con experiencia en Primera. Uno de ellos es Níger Vega que, sin embargo, no había recibido muchas oportunidades en partidos importantes en años anteriores. Recién con Ángel Comizzo, Vega fue determinante para Vallejo y mostró un juego bastante atrevido que colaboró desde la zona creativa de la volante.

La decepción: Luis Alberto Perea (11.44)

TFoto: La Industria de Trujilloras su buena temporada en Sport Huancayo, el delantero colombiano llegó como el principal arma en ofensiva para una Vallejo que encaraba dos frentes en 2016; sin embargo, su presencia en Trujillo resultó siendo un fiasco. No trascendió en ninguno de los partidos y de hecho no se asentó como titular, apenas estuvo en 10 encuentros de la presente temporada (y anotó un solo gol) y su desenlace en tienda poeta fue de las peores: se ausentó tres días a las prácticas, por lo que fue interpretado como abandono de trabajo y se fue por la puerta falsa.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com

Fotos: La Industria de Trujillo, prensa Sporting Cristal


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy