Perú pareció muerto pero tras junio resucitó: encontró un nuevo equipo, nueva motivación y tres puntos -fuera del campo- ante Bolivia que le dieron vida en las Eliminatorias. Dirigida por Ricardo Gareca, en ese proceso, la selección encontró nuevas figuras y consolidó otras.

 

    Diego Rodríguez | @diroda86
    Redactor

Las cifras

- El goleador del equipo: Christian Cueva (5 goles)

- El mejor resultado: Paraguay 1 - Perú 4 (fecha 11 de las Eliminatorias)

- El peor resultado: Perú 0 - Brasil 2 (fecha 12 de las Eliminatorias)

- Cantidad total de jugadores empleados: 38 jugadores

- Cantidad total de jugadores Sub-20: 1 (Luiz Da Silva)

- Técnicos: 1 (Ricardo Gareca)

 

 

El análisis

El segundo año de Gareca marcó un punto de quiebre basado en las siguientes premisas del argentino: un jugador no iba a ser convocado si no tenía continuidad en su equipo, si jugaba en una liga lejos competitivamente de las Eliminatorias, y si no mostraba compromiso con el grupo. Por ende, Claudio Pizarro, Juan Manuel Vargas, Carlos Ascues, Carlos Zambrano y Jefferson Farfán no tuvieron oportunidades en el segundo semestre del año; quien sí regresó tras la Copa América y la fecha doble de setiembre fue Luis Advíncula. Sin embargo, ello ha permitido la aparición de nuevos jugadores que han logrado consolidarse, otros que están creciendo a buen ritmo y elementos que recuperaron su nivel.

Ello se hizo notorio en la Copa América, competiciòn en que la selección tuvo una participación descatable aunque sin convencer, pues se ganó con lo justo a Haití, se dejó empatar por Ecuador tras muy buenos 20', y se ganó a Brasil, luego de sufrir sobreamanera, con un gol que debió anularse. Finalmente, quedò eliminada ante Colombia mostrando, eso sí, un alto nivel de esfuerzo y atención. En cuanto a amistosos apenas se jugaron dos, ambos con contundentes victorias ante El Salvador y Trinidad y Tobago, rivales que ayudan a generar continuidad en el equipo antes que competitividad.

En cuanto a la formación del once en el campo, el 4-2-3-1 fue permanente tras la Copa América, a veces rotado a un 4-1-4-1 o un 4-línea-2. Sí cambiaron, y bastante, los nombres: Pedro Gallese se mantuvo el arco, pero entre Renzo Revoredo y Aldo Corzo sostuvieron el lateral derecho ante la ausencia de Luis Advíncula. Por el lado izquierdo, la apuesta por Miguel Trauco como titular durante toda la Copa América Centenario dio sus frutos y ahora resulta indiscutido en esa posición. Entretanto, Albrto Rodríguez y Christian Ramos se consolidaron como titulares en la zaga, con Luis Abram y Miguel Araujo resguardando detrás de ellos ambas posiciones-.

En la volante, Renato Tapia fue el titular, formando una dupla primero con Óscar Vïlchez, pero se hizo más recurrente hacerlo con Yoshimar Yotún. Metros más adelante, Andy Polo, Christian Cueva y Edison Flores fueron los que más jugaron. El del Sao Paulo cambió el flanco izquierdo por la mediapunta ante la ausencia de Farfán, pero también le dio flexibilidad al cuadro blanquirrojo, debido a que podía pasar a ser un interior reflejo de Yotún para darle salida o replegar a la selección. En la delantera, Paolo Guerrero fue titular en todo partido oficial, solo no jugó los dos amistosos en que fue reemplazado por Luiz Da Silva y Raúl Rudíaz, este último con muchos más minutos e incluso siendo variante constante para acompañar al '9' en ataque.

El capo: Alberto Rodríguez (14.64)

QFoto: Raúl Chávarry / DeChalaca.comue un defensa sea lo mejor que tuvo la selección de lejos, y todavía seguido por Gallese (13.92), concluye en lo visto en el campo sobre todo en la Copa América Centenario: Perú mejoró en defensa. ‘El Mudo’, a sus 32 años, tuvo un 2016 casi bendito de las lesiones que lo acompañaron durante su carrera, y se mostró sólido junto a Ramos en la zaga blanquirroja. Le dio salida limpia, buen anticipo por arriba y abajo, y no hizo extrañar a Zambrano, ademàs, por su notable manejo de los momentos más complicados de los distintos duelos que jugó la selección. Deberá definir rápido su futuro para no perder continuidad.

La consolidación: Renato Tapia (13.09)

LFoto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comlamado a ser el hombre clave en la primera línea de volantes, el jugador del Feyenoord, tras debutar en el 2015 con la selección mayor, se destacó como titular inamovible con 21 años. Puede fungir también como central, mide 185 centímetros y posee buena técnica como lo demostró parando el balón antes de marcar el gol del triunfo ante Ecuador, así como anotando su gol ante Colombia en la definición por penales de la Copa América.

La decepción: Cristian Benavente (12.25)

SFoto: Raúl Chávarry / DeChalaca.come esperó más de Benavente que solo un ida y vuelta disciplinado en la selección. Por el talento que ha mostrado, el volante no convenció a Ricardo Gareca pese a ser titular ante Ecuador y Argentina. Dos partidos quizás complicados para un jugador al que parece costarle adaptarse a la selección o una posición -volante derecho- en que la blanquirroja necesitó otras características.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com

Foto: Raúl Chávarry y Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy