Composición fotográfica: Roberto Gando/ DeChalaca.com Fueron 86 los jugadores Sub-20 -entre debutantes y ya con experiencia- los que participaron en el Descentralizado 2011. Como era de esperarse, diversos caminos se trazaron en el andar de cada uno durante el desarrollo de la competición.

 

La cantidad promedio de futbolistas Sub-20 por equipo, este año, fue de 5.38. El delantero colombiano Nelson Ortiz fue el único extranjero de la categoría que militó en el torneo; él vistió las sedas del Cobresol. También emergieron nuevos valores con el correr de las fechas para convertirse en figuras de sus respectivos equipos: el aliancista Jorge Bazán fue el que estuvo en toda la fase regular, llegando a disputar dos de las tres finales de diciembre; y Christian Cueva se irguió como el más destacado al obtener el mejor promedio.

En torno a la función dentro del campo, resaltó la gran cantidad de volantes (38 en total); en tanto, los delanteros ocuparon la segunda opción de recambio con 25 players; le siguen los zagueros con 21 presencias; y, por último solo dos arqueros fueron utilizados, resultaron los ‘compadres’ quienes hicieron uso tanto de Carlos Cáceda como de Ángel Azurín, de Universitario y ALianza Lima respectivamente, en un solo juego, aunque con suerte dispar para cada uno.

Los irreemplazables

Jorge Bazán se hizo fuerte en Alianza Lima y acabó el año siendo trascendente en la final. (Foto: José Salcedo / DeChalaca.com)Indispensables para sus técnicos, siete jugadores pisaron el verde desde el minuto cero en más de 20 oportunidades, siendo los volantes de avanzada los que más jugaron. Entre ellos, destaca el blanquiazul Jorge Bazán, quien disputó las 30 jornadas completas incluido los dos partidos finales como se mencionó líneas arriba. El joven volante victoriano acumuló 2,266 minutos (casi 76’ por partido) aportando además tres goles. Obtuvo un promedio final de 12.56, que se manchó de rojo con la expulsión en el segundo partido de la final, lo que le impidió estar en el más decisivo. Luego viene Christian Cueva con 26 presencias; el de la San Martín pese a que faltó en cuatro cotejos tuvo un rendimiento importante con 1,848 minutos jugados y cuatro tantos a favor, lo que deja un saldo promedio de 13.08, el más alto de todos.

De otro lado, muy de cerca anduvieron tres volantes de equipos de provincia que pasaron a ser piezas fundamentales en sus respectivas oncenas. Unión Comercio, Melgar e Inti Gas se dieron el lujo de alinear a un Sub-20 como titular, siendo Miguel Trauco, Ángel Ojeda y Anderson Santamaría respectivamente los elegidos en sus puestos. El primero de los mencionados alternó en 23 encuentros, mientras que los dos últimos se hicieron notar en 21 partidos. El promedio de estos tres jugadores siempre osciló entre los 12.00.

En esta nómina solo un delantero y un defensor pudieron acceder a tamaño privilegio. Carlos Olascuaga contribuyó con un par de dianas al Cienciano del Cusco en 22 juegos, así como Kike Rodríguez actuó 20 veces vistiendo la casaquilla del CNI, aunque lamentablemente se fue al descenso en la última fecha.

Los habituales

Andy Polo fue una grata revelación, aunque no pudo escapar al mal momento de Universitario. (Foto: José Salcedo / DeChalaca.com)Al iniciar el torneo no estaban para ser indiscutibles, pero bastó con que aparecieran en más de diez partidos para convertirse en elementos frecuentes en el esquema de cada equipo: 14 jóvenes que eran suplentes y que jugaban casi siempre en la reserva dieron el salto en las fechas siguientes. La tendencia se presentó en la parte ofensiva, con seis futbolistas. El crema Andy Polo fue la figura más resaltante de esta lista. El bisoño ariete, que participó en el Sudamericano Sub-17 de este año, dijo presente en 19 ocasiones, anotando cuatro goles y acumulando 1,395 minutos durante el certamen y alcanzó un nada despreciable promedio de 13.16. La ‘U’, no obstante, también dio a conocer a otro joven valor que fue Edison Flores, quien ingresó a la cancha en 11 cotejos, siendo clave su ingreso en aquel clásico que selló el gol sobre la hora de Martín Morel. El ‘Oreja’ permaneció 480 minutos en el gramado para ostentar un promedio de 12.82.

Otros que resultaron habituales en sus clubes fueron el loretano Osnar Noronha, volante del CNI, con 1,066 minutos en 14 partidos (luego fue transferido a Juan Aurich, donde apenas jugó 3 veces); el atacante Deyair Reyes, del Sport Huancayo, con 853 minutos en 16 presencias; y, Alfredo Rojas, del campeón Juan Aurich, con 1,056 minutos en 13 disputas. El dirigido por Roberto Mosquera, André Advíncula, junto al volante Tarek Carranza y al zaguero José Luis Granda (ambos de tienda cervecera) estuvieron en 10 partidos con 235, 550 y 712 minutos jugados, respectivamente.

Fortaleciendo el rebaño

Carrillo brilló desde inicios de año y acabó siendo transferido al exterior. (Foto: Wagner Quiroz / DeChalaca.com)El 2011 sirvió además para consolidar a algunas promesas que mostraron brillo a lo largo del campeonato: algunos futbolistas apenas jugaron entre siete y nueve partidos para luego emigrar a ligas de más nivel. Es el caso del defensor Alexander Callens y del volante André Carrillo, quienes ahoran militan en el fútbol español y portugués respectivamente. El zaguero rosado sumó 340 minutos en solo siete encuentros teniendo 11.71 de promedio; el orden y liderazgo exhibidos fueron digno de un capitán, lo que le valió ser transferido a la Real Sociedad ‘B’ de España. En cuanto a la ‘Culebra’, nueve matches fueron suficientes para dar el salto al balompié luso al ser fichado por el Sporting de Lisboa. La joya salida de Alianza Lima tuvo 408 minutos de juego en los que marcó tres veces y tuvo un promedio de 11.89.

Prevalecieron los volantes en sus diversas funciones dentro del campo con 28 integrantes, aunque los delanteros resonaron más en el transcurso del torneo en 18 apariciones, uno más que la lista de defensores. Entre los delanteros más destacados están Héctor Cruz con nueve apariciones, tres goles en su haber, 678 minutos y un promedio de 12.89. Asimismo, Universitario y César Vallejo aportaron interesantes propuestas de ataque con Johan Rey y Willyan Mimbela, por parte de los de Ate, y Francesco Recalde, en tienda poeta. Sin embargo, Rey nunca jugó en Universitario, pero sí lo hizo en Sport Boys, adonde fue transferido en la segunda parte del año; allí acumuló 106 minutos en siete cotejos disputados. Mimbela estuvo presente en seis lances (141 minutos), mientras que Recalde vistió la camiseta trujillana en cinco contiendas, con 159 minutos y un gol.

Otro jugador en ofensiva que vio la luz fue Diego Virrueta del Cienciano, con dos tantos en siete partidos, en los que jugó 216 minutos. Entre los volantes sobresalientes figuran Joaoziñho Arroé (ocho partidos, 391 minutos y dos goles); el sanmartiniano Benjamín Ubierna (seis presencias y 352 minutos); y, un escalón abajo, el juvenil Alexander Cordero, de Cobresol, con cinco partidos y 396 minutos. Renato Zapata, Álvaro Ampuero y Carlos Ascues fueron los defensas con más proyección en este campeonato, con nueve, seis y cinco presencias respectivamente. Zapata integró, como Johan Rey, dos equipos pero solo jugó en uno: León, ya que en el segundo semestre fue transferido a Aurich y nunca alineó.

En contraparte, hubo 48 futbolistas con menos de cinco encuentros, aunque no por ello se desmerezca lo hecho en la cancha. Alianza Atlético de Sullana fue el que más jóvenes utilizó: entre ellos estuvieron Víctor Labrín (4 partidos) y Jesús Molina (3 partidos) solo por citar unos casos. Yordy Reyna de Alianza Lima alternó dos veces. También resalta el extranjero Nelson Ortiz, quien tuvo 80 minutos en dos cotejos defendiendo a Cobresol. Azurín jugó unos minutos pero encajó tres goles en el arco aliancista. (Foto: archivo)Entre los que jugaron solo un partido completo para sumar en la bolsa se encuentran el crema Joyce Conde, el central del ‘Ciclón’ Mario Ramírez, los defensas Félix Goyzueta y Frank Carranza. Mención aparte para el volante aliancista Paulo Hinostroza, quien apenas jugó 2’ en un solo encuentro pero lo que demostró en la Copa Libertadores sub20 alcanzó para irse al Zulte Waregem de Bélgica.

Como se dijo anteriormente, aquí se hicieron partícipes los únicos dos arqueros de la categoría con distinta suerte. El campeón Sub 20 de la Libertadores, Carlos Cáceda, tapó 90’ en un solo cotejo sin recibir goles. Distinta situación a la del meta íntimo Ángel Azurín, quien tuvo que ingresar de emergencia en reemplazo de Salomón Libman en la recordada goleada que sufrió su equipo contra la San Martín. Azurín tuvo la mala fortuna de recibir tres de los cuatro goles con que el elenco de Santa Anita vapuleó a Alianza, actuando solamente en 16 minutos en el terreno del Miguel Grau del Callao.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com

Comentarios (4)add
...
escrito por Piero , diciembre 24, 2011
la aparicion mas importante del futbol peruano este año, y la mas importante desde Farfan, Andy Polo, la figura juvenil del año, lejos
...
escrito por leo , diciembre 25, 2011
Interesante ver que con tanto minutos jugados bazan solo llega a 3 goles.
...
escrito por este , diciembre 25, 2011
La aparición más importante de Farfán no fue Polo, fue Manco.
Él se perdió en el camino, pero de que apareció apareció.
Arroé con menos partidos tiene más puntaje :)
Es igual que en el campeonato el que tiene más nota es Cruzado, creo, pero no llegó a los 20 partidos.
...
escrito por Minho , diciembre 25, 2011
Amigos de DeChalaca, siguen cometiendo el mismo error...
Sebastián Capurro (León)no es sub-20, es categoria 90.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy