Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com Al igual que Johnnier Montaño en 2007, un colombiano llegó al primer puerto con perfil bajo pero con dilatada experiencia. Se llama Martín García, ya lleva dos goles en el Descentralizado, tiene una amplia trayectoria y espera ser la nueva carta de gol de Sport Boys.

Pasaporte

Martín García nació en Bogotá, Colombia, el 2 de marzo de 1981. Juega de delantero, se caracteriza por su potencia y ha llevado sus goles hasta Asia. Mide 185 centímetros y pesa aproximadamente 80 kilos. Se inició en el fútbol a los 17 años en el  Independiente Santa Fe de su país, dónde estuvo una temporada. A los 18 años pasó a las filas del Envigado Fútbol Club de Antioquía y, un año después logró emigrar a El Salvador, dónde defendió la casaquilla del Alianza Fútbol Club. Con los 'Paquidermos' estuvo la mitad de la temporada, para luego regresar nuevamente a Colombia.

Prontuario

Martín, en sus inicios, no tuvo una vida acomodada; viene de una familia humilde y desde los 15 años empezó a trabajar vendiendo casas y departamentos, para luego ayudar a su padre en la ganadería. El mismo menciona que, trabajando con su padre, aprendió varias cosas de campo y, más allá de eso, aprendió a valorar el dinero y a ser un hombre honesto. Su sueño era ser futbolista y dos años después logró integrarse al Independiente Santa Fe, club dónde pudo debutar. Un año después se fue a Antioquía a jugar para el Envigado Fútbol Club y empezaban a salir a flote sus características de goleador. Debido a sus goles, en el año 2001 pudo salir al exterior por primera vez y logró irse a El Salvador, dónde estuvo medio año en el Alianza Fútbol Club, para luego regresar al Deportes Quindío de Colombia, dónde jugó una temporada. El salto lo dio durante el bienio 2003 - 2004, dónde volvió al Alianza F.C. de El Salvador y sus constantes buenas actuaciones lo llevaron a un grande de Colombia: Millonarios.

La suerte estaba de su lado y tras una temporada con los azules, lo llamaron de Brasil para incorporarse al Sao Caetano, que venía de ser subcampeón de la Copa Libertadores y campeón del torneo paulista en el año 2002 y 2004, respectivamente. García, tal como lo avala su currículum, no era de permanecer varias temporadas en algún club y, un año después, pasó a formar parte del Vasco da Gama, club dónde estuvo poco más de tres meses, pero hizo dupla con Romario. El 'Chapulín' le enseñó muchas cosas cómo persona y futbolista. Pese a ello, Martín no lograba trabajar tranquilo: las ofertas iban y venían. Así, le tocaron las puertas de México y, sin pensarlo dos veces, dejó Brasil y dejó a Romario para irse al Necaxa donde estuvo una temporada. Luego nuevamente regresó al Millonarios de Colombia y dio el “gran salto” una temporada después: se fue hasta China, a jugar por el Nanchang Bayi de la Segunda División y donde fue goleador del torneo. Estuvo unos meses en el país asiático para regresar nuevamente a América, específicamente a México, para jugar por el Veracruz en la Liga de Ascenso. Después de una temporada más en suelo azteca, nuevamente regresó a China para jugar por el Shanghai East Asia, elenco en el que nuevamente fue goleador del torneo. Sin duda, se trata de un atacante con amplia trayectoria. Ahora ancló en el puerto, ya lleva dos goles y parece que seguirá ampliando su cuenta personal.

Curiosidades

En el año 2007, cuando jugaba en el Necaxa, no tenía la continuidad que él quería. Siempre que declaraba, pedía más minutos en la cancha. Fue entonces que un 21 de octubre se le dio la oportunidad frente al Atlas; a los 18 minutos se hizo expulsar y el resultado fue de 4-2 a favor de los 'Zorros'. Luego de ese partido, el presidente del Necaxa, Javier Pérez Teuffer,  le recriminó sobre su expulsión y le dijo que pida disculpas a sus compañeros. Martín, debido a la calentura que le dejó su expulsión, intentó agredir al presidente, pero no lo logró ya que sus compañeros lo detuvieron y tuvo que ser separado del equipo. Asimismo, cuando recién llegó a Veracruz, tras un partido amistoso frente al Tigres B (ganó Veracruz por 3-0), Martín García pisó una botella y sufrió un esguince de primer grado en el tobillo derecho.

Perspectivas

En los últimos años, Sport Boys no ha sumado a un goleador de nivel. Habría que remontarse a la década de los noventa para encontrar al brasileño Claudio Adao, que fue goleador del descentralizado 1990 con 31 goles. El proyecto de Karla Bozzo, pues, es interesante; está apostando por la juventud y la experiencia, y en Martín García espera encontrar la experiencia y la eficacia que es escasa en los delanteros rosados. Ya lo dijo el colombiano: viene a ser goleador.

Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com

Comentarios (1)add
...
escrito por ATASAN , febrero 25, 2011
Por lo visto en estas 2 primeras fechas este colombiano va a ser uno de los goleadores del torneo, ojala que con "Romario" haya aprendido como definir frente al arco y no como escaparse y salir de noche porque eso lo puede aprender muy bien aca en Peru. En el Boys va tener a "Solanito" para que lo alimente.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy