Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.comMarquinhos Alagoano -con "s" al final de su diminutivo- es el nuevo cerebro del mediocampo del CNI de Iquitos de cara a su retorno a Primera División.

 

José Marcos dos Santos da Silva, nacido el 22 de junio de 1983 en Maceió (Alagoas, Brasil), llega al equipo charapa luego de haber jugando el 'Mineirao' (campeonato estadual de Minas Gerais) con el Tupi de su país. Se ubica como volante ofensivo dentro del campo de juego y será la primera vez que juegue en un equipo del extranjero.

Marquinhos debutó en el futbol profesional brasileño a los 18 años defendiendo al club Bahía, gracias a la oportunidad que le diera su técnico, Marcelo Chamusca. Durante esta etapa, y debido a sus buenas actuaciones -como juvenil ganó algunos títulos locales y fue bicampeón en del Torneo de Marsella, en Francia-, este volante fue considerado revelación del campeonato que disputaba y era pretendido por varios clubes. Así, dos años después, en 2003, fue contratado por el Corinthians de Alagoas, club con el que se consagró campeón de esa región. Luego de esto volvería al Bahía durante dos años más para luego pasar por diversos equipos, entre los que resaltan el Sport Recife, el Mogi Mirim y el Caldense.

En enero del año pasado, Marquinhos pasó del Uberabá SC al América-SE de manera poco común. Resulta que dicho club pretendía al delantero Luciano Baiano, quien ya tenía todo listo para firmar y que de manera sorpresiva optó por enrolarse al Sergipe, uno de sus tradicionales rivales. El presidente del América-SE quedó muy disgustado con la actitud de sus pares del Segripe y en busca de venganza se enteró de que los últimos también pretendían a Marquinhos, por lo que le ofreció un mejor contrato y dio el contragolpe. Sin embargo, el volante tampoco duró mucho con su nueva camiseta y en mayo se enroló al Tupi, donde jugó el resto de 2008.

Es imposible que el apodo de este jugador no lleve a recordar al gran volante que defendiera en la década de los noventa a Sport Boys, Sporting Cristal y Alianza Lima. En Iquitos se espera que el nuevo jugador albo tenga mucho de Marco Antonio dos Santos y poco de aquel pintoresco delantero también apodado Marquinho y llamado Marcus Amaral de Castro, quien pasara por el Deportivo Wanka en el 2003 y que solo anotara un gol. En todo caso, hay una distinción: este se llama Marquinhos, con una "s" al final. Quién sabe si ese detalle haga la diferencia -a favor o en contra-.

Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com

Comentarios (1)add
...
escrito por ... , February 02, 2009
ojalá que este jugador le dé movilidad y creatividad al medio campo del CNI y así deleitarnos viendo a un buen medio campista así sea extranjero ya que hasta ahora no hay un medio campista peruano que sea creativo, joven y sano porque medio campistas hay pero con esas cualidades lo dudo.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy