Foto: diario La Industria de TrujilloLa Vallejo se presentó ante su público en una noche lluviosa y sembró dudas más allá de su prometedor arranque en el Mansiche: cayó 1-3 ante Aurich. Franco Navarro tiene mucho que replantear de cara a su debut ante Alianza Atlético el próximo viernes.

La ‘Noche Poeta’ resultó opacada por muchas cosas: la intensa lluvia, el retraso del partido estelar de casi una hora y, finalmente, la derrota de la Vallejo por 1-3. El aficionado trujillano pudo apreciar a un equipo con grandes figuras, pero que mostró poca eficacia colectiva. Al ver el contraste del primer con el segundo tiempo, el hincha poeta quizá piense que este Vallejo versión 2015 será parecido al de otras temporadas: un equipo contundente en ofensiva, pero con desidia a la hora de defender.

Luego del empate del último jueves ante el mismo rival, más de uno pudo pensar que Vallejo sería el favorito. Durante el primer tiempo fue un equipo sólido, pero en el segundo, Navarro pudo notar las falencias de su equipo y las correcciones que debe hacer para que el poeta se convierta en candidato al título. El 1-3 no es una nota aprobatoria, pero el balance general es bueno teniendo en cuenta el empate obtenido en Chiclayo.

La táctica

Aunque lo usual habría sido ver nuevos jugadores en este segundo amistoso ante Aurich, solo hubo tres cambios en la alineación titular: Salomón Libman, Emiliano Ciucci y Juan Morales. El resto ya había enfrentado a los rojos el último jueves. Además de Ciucci como central, el resto de la zaga la compusieron Pedro Requena, Hansell Riojas y Guillermo Guizasola. Rinaldo Cruzado acompañó a Morales en la contención. Más adelante estuvieron Ronald Quinteros y Donald Millán. Daniel Chávez y Mauricio Montes fueron la dupla de atacantes.

Daniel Chávez estuvo acompañado por Mauricio Montes en la dupla de ataque de Vallejo (Foto: diario La Industria de Trujillo)
Aunque inicialmente se pudo discernir un 4-trapecio-2, Cruzado participó más en la creación y dejó solo a Morales en la contención, convirtiéndose el esquema en un 4-1-3-2. Tras la expulsión del ‘Chengue’, los poetas quedaron indefensos en esa zona del campo y fueron presa fácil para el ofensivo esquema del 'Ciclón'. Por otro lado, Chávez se recostó constantemente hacia la banda, dejando a Montes solo de punta en varios tramos del partido.

Los aciertos

Muchos hinchas trujillanos coincidirán en que, pese a la derrota, Rinaldo Cruzado y Donald Millán fueron lo más destacado en el primer tiempo. El ex Newell’s tuvo una labor más creativa y colocó balones precisos para Mauricio Montes y compañía. El cafetero, por su parte, volvió a demostrar el talento característico de un volante ofensivo y un gran remate de larga distancia. De esos remates que te pueden valer un gol en partidos tan cerrados. Lo de Juan Morales en la contención fue correcto, pero el volante formado en tienda poeta manchó su actuación al irse expulsado por abusar del juego fuerte.

El resto del equipo no tuvo mucho que destacar, aunque el trabajo de Ronald Quinteros y Daniel Chávez brilló en el primer tiempo debido a la precisión con la que contaba el equipo de Navarro en esa primera mitad. El ‘Patito’ se asoció bien con Cruzado y Millán, mientras que el ex Unión Comercio hizo bien al retroceder e intentar subir por el lateral derecho.

Los desaciertos

No se le puede reprochar a Franco Navarro su intención de esperar más de 10’ para hacer una variante tras la expulsión de Morales al tratarse de un amistoso. Quizá lo que quiso hacer era ver la capacidad de su equipo de reaccionar ante la expulsión de un hombre clave. Sin Morales, el 4-3-3 de Aurich resultó tan efectivo que el 'Ciclón' volteó el partido en menos de cinco minutos y consiguió el 1-3 sobre el final amén a un error defensivo que terminó en un autogol de Guillermo Guizasola.

Un autogol de Guillermo Guisazola favoreció al triunfo de Juan Aurich (Foto: diario La Industria de Trujillo)

Sin embargo, antes de la expulsión de Morales, si bien Vallejo había dominado con cierta comodidad el partido, tenía graves problemas para defender en cada contraataque chiclayano. A diferencia del amistoso del jueves, la defensa careció de equilibrio y se mostró errática en cada llegada.

Las variantes

Navarro decidió no usó ninguna variante sino hasta los últimos 20’ del partido. Debido al marcador en contra y al poco tiempo con el que contaron, ninguno de los recambios logró demostrar grandes desempeños. No obstante, fue importante para el equipo trujillano contar con un delantero de la jerarquía de José Carlos Fernández. Su presencia fue importante para impedir que sus compañeros se resignaran e intentaran descontar en los minutos finales.

¿El equipo promete?

Pese a lograr una actuación destacada en la Copa Sudamericana, los azulcelestes no lograron clasificarse a un torneo internacional para esta temporada. Por lo tanto, los poetas estarán totalmente concentrados en pelear el título. Cuentan con un plantel poderoso y equilibrado en líneas generales. La tarea más dura para Navarro será encontrar entendimiento y conexión entre sus jugadores, ya que en los dos amistosos ante Aurich, pese a los desempeños individuales, pudo apreciarse poca coordinación y confianza entre los jugadores, en especial en este último encuentro. Hasta ahora, una de sus fortalezas es la producción ofensiva.

Fotos: diario La Industria de Trujillo


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy