FOTO: Ovación DigitalEn la 'Noche del Juramento Blanquiazul', Alianza Lima se estrenó en Matute ante el Fénix de Uruguay. Fue un triunfo por 1-0 en un partido que mostró rendimientos individuales interesantes a pesar de lo duro del rival.

Por tercer año consecutivo Alianza Lima hizo su pretemporada en España. Aunque quedó en deuda en materia de resultados (jugó cinco partidos y apenas consiguió dos empates) los amistosos dejaron conclusiones para el técnico Guillermo Sanguinetti. Como parte de la denominada 'Noche del Juramento Blanquiazul', el cuadro íntimo se midió ante el Fénix uruguayo. Alianza fue superior ante un rival que al parecer se tomó en serio el partido y jugó con rudeza (terminó con dos menos), pero lo venció apenas por la mínima diferencia.

La táctica

El equipo que inició las acciones ante Fénix fue en su mayoría la base del año pasado, con Marcos Miers y Willyan Mimbela ocupando los lugares del saliente Walter Ibáñez y Julio Landauri, respectivamente. Tanto el paraguayo como el ex Universitario (autor del primer gol aliancista en 2015, ante la Asociación de Futbolistas Españoles en la gira por España) fueron de los que tuvieron más minutos en los partidos previos. Un 4-2-3-1 que con el pasar de los minutos cambió al 4-1-4-1 y que tuvo a George Forsyth como arquero titular, por las bandas a Roberto Guizasola y Luis Trujillo y a Pablo Míguez con Paulo Albarracín como dupla de contención. Gabriel Costa y Víctor Cedrón jugaron al lado de Mimbela y quedó solo en punta Mauro Guevgeozián.

Los aciertos

Mimbela solo jugó el primer tiempo, pero fue de lo más interesante de Alianza en dicho periodo. A los pocos segundos del mismo insinuó con un remate de lejos y luego mostró habilidad con pelota dominada, ya fuese por el centro o recostado por izquierda. Marcos Miers también estuvo en los primeros 45 minutos y cumplió a la hora del despeje. Christian Cueva (otro habilidoso) fue el sustituto que más destacó: anotó el único gol del partido con un fuerte derechazo y además generó la segunda expulsión en la visita: lo patearon y tras ello se armó un conato de bronca.

A pesar de jugar sólo el primer tiempo, lo de Willyan Mimbela fue muy interesante (Foto: Ovación Digital)

Los desaciertos

Por momentos Alianza repitió una fórmula que le dio resultados sobre todo en la primera parte de 2014: centros buscando la cabeza de Guevgeozián, quien luchó solo en el área pero estuvo a muy poco de anotar. Roberto Guizasola se proyectó seguido, pero varias veces dudó si lanzar el centro o encarar al último rival. Pese a ello, generó la primera expulsión de la visita. Alianza tampoco terminó con once, pues fue expulsado Julio Landauri, quien había ingresado para el complemento y distó del nivel del año pasado. Por otro lado, pese a la poca exigencia del rival también se vieron fallas atrás: George Forsyth apenas tuvo trabajo, pero dos salidas en falso suyas pudieron costar caro.

Las variantes

Juan Diego Li y Osnar Noronha tuvieron menos minutos que Cueva, pero cumplieron cada uno con su función. El exlateral de Melgar (a quien ya piden como titular) proyectándose solventemente por su sector y Noronha merodeando área rival. Uno de los refuerzos de los que más se espera, como es Carlos Preciado, no contó con muchas chances arriba, pero con el transcurrir de las semanas podría mejorar su rendimiento. Por otro lado, Koichi Aparicio (jugó todo el segundo tiempo), Josimar Atoche, Leao Butrón y Jorge Molina también fueron empleados.

AOsnar Noronha cumplió lo requerido para el encuentro cuando entró al campo de juego (Foto: Ovación Digital)

¿El equipo promete?

Alianza Lima no jugó al máximo nivel, pero le bastó para vencer a su rival de turno. Con el partido ante Atlético Huracán (un rival aún más difícil) a la vuelta de la esquina por la Libertadores, los íntimos irán contra el reloj para pulir las fallas y mejorar lo apreciado en el estreno. Jugadores como Mimbela y Cueva tuvieron momentos de buen fútbol y demostraron que darán mucho más en esta temporada, en la que como siempre parten como candidatos al título. Otros hombres como Preciado y el recién incorporado Jean Deza también serán de utilidad no solo para el torneo continental, sino también para el campeonato local, cuyo primer torneo de 2014 precisamente ganó Alianza.

Fotos: Ovación Digital


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy