Foto: AndinaMunicipal perdió 1-2 ante Danubio en su presentación oficial, pero más allá del resultado, el encuentro le permitió a Pompei sacar algunas conclusiones para el debut en el Descentralizado. ‘Muni’, en su retorno a Primera, promete ser un equipo que pelee cosas importantes.

Ni el hecho de que la selección Sub-20 juegue a la misma hora impidió a que la hinchada edil estuviera presente en el coloso más importante del país para ver a su equipo rivalizar con el vigente campeón de Uruguay. En su primer partido, el cuadro de la comuna evidenció varios errores en defensa y dificultad para salir, pero demostró capacidad de reacción.

Municipal mostró muchos nombres nuevos y, aunque por plantel es candidato para luchar de media tabla hacia arriba, encontrar el once ideal será la tarea más dificultosa para Roberto Pompei, teniendo en cuenta que posee variantes en todos los sectores del terreno de juego. Danubio fue un equipo fuerte que exigió y le permitió al argentino sacar dos conclusiones: la falta de coordinación de su equipo (sobre todo en defensa) y la capacidad ofensiva de sus extremos.

La táctica

Danubio, vigente campeón del fútbol uruguayo, fue el rival idea para un Municipal que necesitaba un equipo competitivo al frente para poder ver qué necesita corregir de cara a su partido de retorno a Primera ante Municipal el próximo 7 de febrero. Pompei mandó al gramado del Nacional un 4-línea-2 en el que solo figuraban tres jugadores que consiguieron el ascenso la temporada pasada: Pedro Gutiérrez, Armando Alfageme y Aldo Olcese. Casualmente, tres mediocampistas. El arquero fue Erick Delgado, mientras que la defensa estuvo compuesta por Manuel Ugaz, Marcos Barrera, Orlando Contreras y Cristian García. El mediocampo lo completó Franco Razzotti. La dupla de ataque estuvo conformada por Guillermo Maidana y Juan Diego Gonzales-Vigil.

Guillermo Maidana debutó en la ofensiva de Municipal (Foto: Andina)
Ningún jugador del once titular se desempeñó en una posición que no es la natural para él. Solo Pedro Gutiérrez, habitual volante por derecha, tuvo que recostarse para acompañar a Razzotti más al medio tras la salida de Armando Alfageme antes del inicio de la segunda mitad.

Los aciertos

Lo más destacado en un Municipal que tenía su primera gran prueba de fútbol fue su trabajo por las bandas. El trajín de Pedro Gutiérrez y Aldo Olcese fue importante a lo largo del partido. Pese a que la salida de Alfageme lo obligó a recostarse un poco más al medio a Gutiérrez, este se turnó con Zurita para seguir subiendo por derecha. En la parte defensiva, llamó la atención que algunos jugadores tuvieran buenos desempeños individuales, pese a que la defensa colectiva no fue buena. Mención honrosa para Franco Razzotti, quien junto a Alfageme tuvieron un desempeño aceptable en el mediocampo.

Los desaciertos

La defensa fue lo más bajo que mostró Deportivo Municipal en su presentación. Llamó la atención los errores cometidos por Manuel Ugaz. Si bien Danubio es el clásico equipo uruguayo que siempre busca explotar las bandas, las falencias demostradas por Ugaz son impropias para un jugador de su trayectoria. Marcos Barrera tuvo un desempeño individualmente correcto, pero fue notoria su falta de coordinación y entendimiento con su zaga. Tras esto, el resto de jugadores tuvo un desempeño regular, con la excepción de Saúl Salas, que tuvo una actitud infantil al ser expulsado a 5’ del final. Si bien se trata de un amistoso, el lateral no puede reaccionar lanzando un codazo al oponente. Mucho menos si su equipo está perdiendo el encuentro.

Manuel Ugaz fue lo más bajo que mostró el conjunto 'edil'. Su experiencia nos estuvo a la altura del partido (Foto: Andina)

Las variantes

Pompei usó cuatro de sus cinco variantes para el inicio del segundo tiempo (la primera fue la de Luis García por Aldo Olcese en las postrimerías de la primera fracción). Entró Saúl Salas por Ugaz; Junior Huerta por Cristian García; Masakatsu Sawa por Gonzales-Vigil; y Gianfranco Labarthe por Maidana. Como ya se señaló líneas más arriba, Pompei decidió mantener el 4-línea-2 hasta el final. El quinto cambio fue el de José Zurita por Alfageme a los 75’. Las cinco variantes no mostraron un rendimiento fuera de lo común, pero sí dentro de lo correcto.

¿El equipo promete?

Sí. Municipal ha armado un fuerte equipo, pero le va costar encontrar el rendimiento ideal. La primera prueba ante Danubio era para poner en práctica lo trabajado hasta ahora y corregir los aspectos en el que se pasó más apuros. Iván Bulos, Juan Carlos Nakaya, Damián Ísmodes y Andrés Ota fueron los únicos jugadores de cierta experiencia que no pudieron jugar en la ‘Noche de la Pasión Edil’. Municipal aspira a pelear cosas importantes y estos siete años le han servido para corregir muchas cosas. Entre ellas, combatir el cortoplacismo.

Fotos: Andina


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy