Composición fotográfica: Iván Carpio / DeChalaca.comEl fútbol no solo es pasión, también una oportunidad, como lo es para los jugadores del club Juventud San Juan Bosco de la liga distrital de Hunter (Arequipa), que han encontrado en este deporte una opción para reinsertarse en la sociedad.

 

El Centro Juvenil de Rehabilitación Alfonso Ugarte es una dependencia del Poder Judicial que alberga a aquellos menores con problemas legales con el afán de recuperarlos para la sociedad. No es novedad la existencia de estas instituciones a nivel nacional, pero la de la Ciudad Blanca destaca por una iniciativa que desde hace dos años ha decidido llevar adelante: la de hacer que los jóvenes a quienes alberga tengan la ocasión de buscar la ansiada reinserción a través del fútbol.

¿Cómo nació la idea?

El Centro Juvenil Alfonso Ugarte tuvo la iniciativa de rehabilitar a los jóvenes que alberga a través del fútbol. (Foto: Arequipa 24 Horas)

Freddy Teves, actual entrenador, labora en este centro como profesor de educación física. Fue de quien surgió la iniciativa y en colaboración con otros trabajadores se elaboró un proyecto denominado "Programa 4", el cual pretendía ser la conclusión del proceso de adaptación que los jóvenes van mostrando para ser considerados personas rehabilitadas y aptas para ser readmitidas en sociedad.

Pero para ello no solo era indispensable mostrar condiciones para la práctica del fútbol; sino -lo más importante- buena conducta. Así se conformó el equipo de fútbol, pero para darle un plus de interés se inscribió al mismo en la Segunda División del distrito de Hunter en el año 2013. El plantel, lógicamente, lo conformaron jóvenes internos cuya procedencia no solo es del departamento de Arequipa, sino de otros de la zona sur del país como Moquegua, Tacna y Puno.

El primer éxito

Juventud San Juan Bosco debutó en la Segunda de Hunter en 2013 y consiguió el vicecampeonato y el boleto a la Primera. (Foto: Iván Carpio / DeChalaca.com)

Según nos contó el administrador del Centro Édgar Gonzales, quien estuvo en el estadio Juan velasco Alvarado el último domingo en representación de la Directora Jesús Alemán Abad, para conformar el equipo se hizo una especie de selección, pero también un seguimiento por parte del personal y los profesores hacia los internos para acreditar que podían integrar el equipo. Este grupo de jóvenes, además de sus labores normales en el centro, como sus estudios y su capacitación en talleres, debía destinar un tiempo adicional a los entrenamientos, los cuales se realizan desde muy temprano al mando del DT del equipo Freddy Teves, antes de jornada habitual.

Cada fin de semana, con un resguardo especial, los jugadores se trasladaban desde el centro de rehabilitación hasta el penal para cumplir con su partido. Y aunque no se esperaba, los resultados llegaron pronto. Pese a que el objetivo inmediato no era precisamente el ascenso a la Primera distrital, esto se consiguió gracias al subcampeonato logrado con un plantel cuya edad promedio era de 17 años.

Historia por escribir

El gol es algo especial para ellos: una especie de revancha consigo mismos. (Foto: Iván Carpio / DeChalaca.com)

Este logro ha inspirado a otros jóvenes internos quienes aspiran integrar el equipo que en 2014 juega en la Primera División de Hunter. Además, algunos ex internos reforzaron al equipo. Obviamente, el primer requisito sigue siendo la buena conducta. En la presente campaña, el lidiar con equipos con jugadores de mayor edad -y maña- provocó un inicio incierto. Dos derrotas en las primeras fechas lo mandaron al último lugar, pero a partir de la tercera fecha el rumbo se corrigió. No obstante, en su último partido cayó ante Augusto Freyre por 5-2. Jugadas seis fechas se mantiene en el octavo lugar de diez equipos. No es, pues, precisamente el candidato al título, pero probablemente tampoco se vaya al descenso.

De hecho, la idea es competir, defender sus colores e ir demostrando la práctica de valores. Sin duda esto último es una verdadera prueba para varios de sus integrantes que, a sabiendas de su carácter, son provocados por sus rivales tratando de "hacerles pisar el palito" para provocar una expulsión, algo en lo que el comando técnico los previene constantemente. A la par, un grupo de trabajadores y autoridades de Centro Juvenil Alfonso Ugarte los apoya desde la tribuna, casi de manera incondicional, pues, los acompaña en todos sus partidos, y su aliento no cesa a pesar de los resultados. Sin duda, todo un ejemplo de que el fútbol también puede cambiar vidas.

Composición fotográfica: Iván Carpio / DeChalaca.com
Fotos: Iván Carpio / DeChalaca.com y Arequipa 24 Horas

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy