Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl estadio El Olivo de Abancay se encuentra en deplorables condiciones. De hecho, tuvo una serie de inesperados invitados dentro del terreno de juego (o lo que queda de este): sendos árboles que, para contrastar, también presentaron un semblante poco agradable.

 

"Viendo tu que te alejas junto a mi amorcito, cuéntale que la espero junto al arbolito..." Con esa canción del Grupo Néctar debería comenzar este artículo. Pero si le cambiamos el "tu" por la autoridad de turno y el "amorcito" por el fútbol alcanzaremos el grado de precisión para describir lo ocurrido en Abancay, donde el estadio más emblemático, aquel que recibió los partidos más emocionantes en el marco de la Copa Perú para esta ciudad, se encuentra en total abandono.

No live

El estadio El Olivo fue testigo de partidos memorables para Miguel Grau, DEA, Unión Grauína, entre otros equipos abanquinos que destacaron dentro de la Copa Perú, pero no pudieron dar el salto a la máxima categoría. En la actualidad, ese estadio es sencillamente un desastre. Quedó en el recuerdo aquel 2 de abril de 2014, cuando el Gobierno Regional de Apurímac firmó un contrato con un consorcio para la construcción del nuevo complejo deportivo El Olivo, que contaba con un presupuesto de 823,962.28 soles. Cabe señalar que el contrató se canceló en 2015 y la obra está paralizada.

Más allá de la buena voluntad por mantener el recinto (responsabilidad del IPD Apurímac), durante estos días se realizaron diversas actividades en El Olivo, principalmente culturales y artísticos que debían ayudar a solventar gastos. No obstante, grande fue la sorpresa cuando dentro del campo de juego aparecieron una serie de árboles (igual de maltratados que el suelo), que se mantuvieron como una línea de cuatro defensas por algunos días, aunque demacrados y carentes de gracias como para darle color al ambiente. Cabe señalar que los arbolitos en mención fueron plantados por las fiestas de cortamontes. Ya crecidos, ni agua les echaron y hasta serpentinas les pusieron.

Árbol genio y lógico

Varios árboles aparecieron dentro del estadio El Olivo. (Foto: diario Pregón) 

El asunto de los árboles dentro del estadio "está solucionado": tres días después del último evento los sacaron del rectángulo de juego y los pusieron a un costadito, hasta que el paso del tiempo y la falta de cuidado jueguen su papel. No obstante, la calidad del campo sigue igual. Una mixtura entre marrón y gris que ratifica el contexto amateur de la Copa Perú, el mismo que brinda acceso directo e inmediato a la Primera División.

Cabe señalar que las instalaciones de la Liga Distrital de Fútbol de Abancay se encuentran también en El Olivo. A sabiendas de las dificultades, los dirigentes saben que las alternativas para jugar la Copa Perú se reducen a esta o el Municipal de Condebamba. Imaginar que la temporada 2015 del ascenso arrancó en El Olivo con el encuentro entre Social El Olivo y La Victoria, con un escenario en similares condiciones, pero ni por asomo con un árbol de obstáculo dentro de un área. Aquel arbolito, donde está escrito... el nombre de la informalidad en el fútbol de tu ciudad.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: diario Pregón


Comentarios (1)add
...
escrito por Aguilag , enero 21, 2016
En Abancay también hay faenones, como ocurre a nivel nacional, más que todo por la calidad paupérrima de los politicos mutados en autoridades y por la indiferencia de la población en general...
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy