Raúl Ruidíaz llegó en silencio a la liga mexicana en el segundo semestre del 2016, pero hoy es uno de sus protagonistas -es el último goleador- y con quien sus defensas deberán tomar más precauciones. ¿Es el 2017 el momento de otro gran salto para la 'Pulga'?

 

Jair Villanueva | @Jair_Villanueva
Editor

Anotó 11 goles y se ubicó como máximo goleador del Apertura igualando con Dayro Moreno. ¿La diferencia? Raúl Ruidíaz no anotó ningún penal -solo ejecutó uno y lo falló, algo raro en su efectividad por esta vía- frente a los cuatro que sí convirtió el colombiano. Y ello le suma mérito a cualquier delantero, pues el penal ocasionalmente un '9' lo provoca, pero para el gol siempre hay que tener una cuota de ubicación, suerte y buena técnica.

Estos tres elementos Ruidíaz los demostró en el Apertura 2016, sobre todo con un remate potente de media distancia. Las cualidades mostradas dejan la confirmación de un jugador que tiene una técnica y habilidad depuradas para competir en cualquier nivel, la pregunta es si podrá dar un salto más o este es su techo, no por las condiciones que ya tiene, sino por las que debe sumar para lograrlo.

La tarea principal

Raúl Ruidíaz es referente de Monarcas y debe ser figura clave, antes que goleador, para salvar la baja: si desciende puede perjudicar su carrera. (Foto: prensa Monarcas Morelia) 

Fuera de cualquier objetivo individual, si de algo debe preocuparse más Raúl Ruidíaz es de que Monarcas Morelia salga de la última ubicación en la Tabla de Coeficientes y remonte posiciones ante Tiburones Rojos y Jaguares. Un descenso le vendrá pésimo a la 'Pulga' en su trayectoria si quiere sumar experiencias de mayor nivel. Ante ese reto, su figura es clave en un ataque que lo tiene como principal referente en la posición de '9', incluso por delante de Luis Gabriel Rey.

Por ende, más que buscar nuevamente tener el rótulo del máximo goleador, su inyección debe traspasar la estadística de goles, y convertirse en un jugador que potencia a sus compañeros, en un futbolista más completo y mejor visto por otros mercados con mayor jerarquía donde quizás no encaje de '9'.

El trono de Rey

La competencia de Raúl Ruidíaz en el 4-2-3-1 o 4-1-4-1 de Monarcas Morelia tiene nombre propio: Luis Gabriel Rey. El ídolo del club dejó su lugar a la frescura y regularidad de la 'Pulga' sin ninguna discusión. La movilidad y vigencia de Ruidíaz convirtieron a Rey en un suplente de lujo que puede entrar a destrabar partidos con defensores agotados. No obstante, así como ello es una referencia de su gran momento, también es un peso complicado de manejar para Ruidíaz si no repite, por lo menos, lo hecho en el Apertura 2016.

Ruidíaz se puso la valla alta en 2016: fue goleador y le quitó el lugar a Luis Gabriel Rey. (Foto: Mexsport) 

La valla se la puso alta y muy rápido, un mérito y a la vez un reto grande: cualquier error o sequía mínima, sobre todo con el peso que tiene en un torneo corto, se le cargará en la mochila con la sombra de Rey detrás. Ruidíaz, sin embargo, nunca pareció tener temor escénico ante el error, y por el estado de forma en que se encuentra puede acercarse a lo hecho en el Apertura sin dificultad.

El salto del '9'

Como '9', Ruidíaz supo acomodarse en México, y si repite una buena campaña hay dos mercados con mejor valoración futbolística: Argentina -muy cerca de México- y Brasil; luego llega Europa. La 'Pulga' puede dar el salto a cualquiera, pero sin duda alguna el fútbol brasileño puede convenirle más: allí encuentra atacantes, incluso en su posición, con su mismo biotipo.

Con otra madurez futbolística, pues, Ruidíaz puede llegar nuevamente y calzar en Brasil donde Miguel Trauco, Christian Cueva y Paolo Guerrero allanan el camino para la llegada de más peruanos. Europa, en cambio, no parece un destino al que la 'Pulga' le pueda sacar el jugo: no por su talento, sino por lo que desarrolló desde su debut en 2009 con Universitario en Primera. Ruidíaz es '9' y en esa posición no encajará en Europa por su contextura física, luego puede desempeñarse como un atacante libre, pero no va a tener la misma proyección, pues su juego carece de concepto para moverse fuera del área.

Ruidíaz no debe repetir lo de su primera experiencia internacional: debe sostenerse. (Foto: La Tercera) 

Por esas razones, si Ruidíaz quiere perdurar en un nivel alto su meta -tras otro buen semestre en Monarcas Morelia- debe ser emigrar a Brasil -clubes media tabla hacia arriba- o algún equipo con aspiraciones de título en México o Argentina. Ese es el mejor destino, pues un paso en falso, así luzca mejor, puede hacer que en 2018 pegue otra vuelta rápida. Que no olvide, además, que el Mundial siempre pone nombres nuevos o los refuerza en el mercado, y todo indica que la selección está más lejos que cerca de Rusia; por ende, la 'Pulga' tiene que asegurar su futuro con un salto inteligente en 2017.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com

Foto: prensa Monarcas Morelia, Mexsport, La Tercera


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy