Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl fútbol peruano no es ajeno a la presencia mundial de políticos que fueron o son presidentes de clubes de fútbol. ¿Cuánto influirá el 2016 electoral sobre los roles de César Acuña y Joaquín Ramírez en la Vallejo y UTC, respectivamente?

 

El fútbol es un fenómeno político, porque ha estado relacionado con distintos gobiernos y actores políticos desde el siglo pasado. Por ejemplo, sirvió de recurso para transmitir ideologías políticas, como en el conocido caso italiano de Benito Mussolini y los mundiales de 1934 y 1938. También ha sido un medio de expresión de diferencias políticas; así, el clásico español protagoniza un enfrentamiento que divide Cataluña del Estado español. Asimismo, el fútbol ha sido utilizado como un impulso hacia una carrera política.

Trampolín a la política

El fútbol es el deporte más popular del planeta; por ello, los políticos lo ven como un buen lugar donde encontrar votos. En algunos casos, los políticos, emprendieron su camino al mismo tiempo que dirigían algún club de fútbol. Los casos más conocidos, por sus personalidades y por sus éxitos, son los de Silvio Berlusconi y Mauricio Macri, entre otros que ya ha repasado DeChalaca.

Algo similar también ha sucedido en el Perú, debido a que varios políticos han sido, o son actualmente, presidentes de clubes de fútbol. Nombres al canto: Juvenal Silva (excongresista y expresidente de Cienciano), José Mallqui (excongresista y expresidente de Sport Áncash), Rofilio Neyra (congresista y expresidente de Inti Gas) o Luis Picón (expresidente regional y presidente de León de Huánuco) han sido los más mediáticos de los últimos años.

César Acuña postula a la presidencia del Perú. (Foto: cesaracuna.pe) 

Del mismo modo, políticos como César Acuña y Joaquín Ramírez son presidentes de César Vallejo y de UTC, respectivamente. En la actualidad, ambos son figuras relevantes para sus organizaciones políticas. Por un lado, Acuña es el candidato presidencial de Alianza Popular, luego de haber sido presidente regional en La Libertad, alcalde provincial en Trujillo y congresista por La Libertad. Por otro lado, Joaquín Ramírez es actualmente congresista por Cajamarca en representación de Fuerza Popular.

¿Puede de ello colegirse que los avatares políticos de Acuña y Ramírez en 2016 serán influyentes sobre los destinos de César Vallejo y UTC, respectivamente? Una primera presunción es que la influencia se dará de manera distinta, ya que en el ámbito deportivo el manejo de un club ha demostrado ser más profesional que el del otro. Evaluando la relación entre el éxito futbolístico y el éxito político, podrá avizorarse mejor el futuro de ambos casos.

Éxito político versus éxito futbolístico

En primer lugar, Joaquín Ramírez no va participar en la reelección al Congreso, porque así lo decidió su organización política; por lo tanto, teóricamente perderá peso político en 2016. Del lado deportivo, aunque su influencia directa no ha sido alta en UTC en los últimos años, su accionar ligado a Carlos A. Mannucci dejó muchísimo que desear, incluso con jugadores solicitando una respuesta -debido a deudas- por parte de Ramírez a través de las redes sociales.

Joaquín Ramírez estuvo plagado de polémicas en su gestión como mandamás de UTC. (Foto: Cajamarca Global)

Además, los de Cajamarca no han alcanzado logros significativos en los últimos años. A pesar de que clasificaron a la Copa Sudamericana en su retorno a la máxima categoría en 2013, las temporadas 2014 y 2015 han sido irregulares, con el 'Gavilán' salvado del descenso solo en las últimas fechas.

La influencia de Ramírez va a ser, entonces, fundamentalmente ecónomica. A UTC este 2016 están llegando jugadores experimentados -y de cotización respetable para el medio- como Johan Fano, Donny Neyra, Juan Pablo Vergara y José Carvallo. También se ha sumado a su plantel Jaime Vásquez, y generan expectativas el brasileño Bruno Agnello y la vuelta del colombiano Víctor Guazá.

Por el lado vallejiano, César Acuña se está perfilando como un político importante en la escena nacional, ya que los sondeos lo colocan en este momento en tercer lugar para las elecciones presidenciales. El éxito político de Acuña ha tenido influencia, y va a seguir teniendo, en la César Vallejo en los últimos años con un correlato en el ámbito social, ya que Trujillo cada vez más se identifica con el cuadro poeta.

Igualmente, en lo deportivo, los trujillanos han estado peleando los cupos por los torneos internacionales, y en la última temporada el elenco poeta estuvo en liza por el título nacional. Para 2016, ha sumado a Jhonny Vidales, Alejandro Hohberg, Jesús Cisneros, José Canova y el colombiano Luis Alberto Perea. Además, el hoy equipo naranja tiene una moderna villa deportiva y está invirtiendo en el trabajo de divisiones menores.

¿Vallejo y UTC tendrán destinos muy distintos a futuro? (Foto: Alfredo Palomino)

En cierto modo, la experiencia en el escenario político y empresarial que ha tenido Acuña se ha traducido en el manejo deportivo e institucional de César Vallejo. Aun con los cuestionamientos consabidos a su estilo, ha quedado claro que el nivel organizativo del fútbol peruano es tan precario que basta aplicarle conceptos básicos de gestión pública y privada para hacer la diferencia a nivel institucional y mostrar un club mucho más ordenado que el promedio.

En conclusión, ambos políticos y ambos clubes tienen aspiraciones y caminos diferentes. Por un lado, Joaquín Ramírez no volverá a ser congresista y su rol sobre UTC será principalmente de financista; y aunque teóricamente esto último no tendría por qué pintar mejor o peor con una eventual llegada de su partido al poder, en el Perú o en Marte la práctica no ofrece la misma respuesta. Así, solo después de junio -y a la luz de lo ocurrido con Mannucci tras las elecciones regionales- se podrá tener más clara la sostenibilidad en la inversión en el 'Gavilán'.

Por otro lado, Acuña podría ser presidente de Perú y lograr indirectamente que la Vallejo sea un club más reconocido a nivel sudamericano. En lo deportivo, el club seguramente perseguirá el mismo objetivo al tratar de sorprender a Sao Paulo en la primera fase de la Copa Libertadores y, en el marco de la celebración por su vigésimo aniversario, aspirar a su primer título nacional. Todas esas piezas encajan como en los cuentos de hadas -los cuales en el Perú no siempre tienen finales felices-.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: cesaracuna.pe, Cajamarca Global, Alfredo Palomino


Comentarios (2)add
...
escrito por Serafin , enero 04, 2016
Artículo práctico y directo. Faltó señalar algo: se puede pronosticar que a la Vallejo le durará poco el cuento si Mannucci sube a Primera por más que exista Acuña.
...
escrito por Aguilag , enero 08, 2016
Totalmente de acuerdo, la Vallejo existe porque el tricolor no retorna. Porque cuando lo haga, adiós club de la nueva raza...
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy