Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl que debió ser el año nuevo más feliz del fútbol chileno y Jorge Sampaoli ha sido uno lleno de tensión y dudas. ¿Qué pasará en 2016 con el equipo y con el DT campeones de América?

 

La selección chilena de fútbol vivió el año que pasó uno de los mejores momentos futbolísticos de su historia. Los Sánchez, los Vidal y los Bravo coronaron con la cereza más sabrosa posible un pastel que comenzó a saborearse en el ya lejano 2007, cuando un señor llamado Marcelo Bielsa tomó las riendas de 'La Roja' rumbo al mundial de Sudáfrica 2010. El popular 'Loco' cambió el chip en el fútbol mapocho e inició el camino para que esa selección que no clasificaba a un Mundial desde 1998 acabara, en 2015, celebrando en casa el título que siempre le había sido esquivo: el de campeón de América.

Sin embargo, no fue Bielsa sino el continuador de su idea quien hizo el mérito mayor para ese magno momento. Jorge Sampaoli, quien llegaba de enamorar al continente con una Universidad de Chile en un nivel excepcional, demostró que más importante que sembrar una semilla es a veces saber regar el árbol y así hacerle rendir mejores frutos. La máquina aceitada por el 'Hombrecito' se ha perfeccionado tanto que ha creado una plataforma -estilo PS4- para que los jugadores se muevan a sí mismos de manera virtual y entiendan de manera más fluida lo que pretende su entrenador dentro del terreno de juego. Por eso, también, Chile es considerable hoy sin exageración uno de los seleccionados más potentes a nivel mundial junto a la Alemania de Joachim Löw, con un exquisito juego de posición que le ha permitido no solo ser campeón de América por fin sino también acabar el año en puestos de clasificación a Rusia 2018 luego de disputar cuatro encuentros (frente a Brasil, Perú, Colombia y Uruguay).

Pero el que debería haber sido el inicio de año más auspicioso del fútbol mapochino se trastocó por completo a partir del FIFAgate, que le pasó factura a la plana dirigencial del balompié chileno. En medio del escándalo que implicó al presidente Sergio Jadue, la ANFP filtró información sensible del contrato de su entrenador, al punto de revelar la existencia de una sociedad constituida en un paraíso fiscal para depositar su salario. Esto ha enfadado a Sampaoli, quien ha declarado públicamente sentirse incómodo y, de manera inminente, estaría dejando la conducción del seleccionado de la estrella solitaria.

Lo que puede pasar con Chile

¿Qué sucederá con Chile sin Sampaoli? (Foto: Agencia Uno) 

En primer lugar, la salida de Sampaoli significaría cortar un proceso, de manera abrupta y a mitad de camino, de implantación de un modelo de juego que viene siendo tendencia a nivel mundial. El propio DT casildense buscó el apoyo de Juan Manuel Lillo -mentor de Josep Guardiola- para trabajar en las divisiones menores chilenas. ¿Hasta dónde podría trastocarse la identidad de una selección que se ha convertido en potencia futbolística en los últimos años pero aún es muy dependiente de una generación exitosa y sobre todo de su guía? Es la incógnita principal de esta ecuación.

En segundo lugar, la posible salida del entrenador generaría un caos de sucesión. Los nombres inmediatos que pueden acudir a la cabeza no responden a un mismo estilo: Manuel Pellegrini, Eduardo Berizzo o el regreso de Marcelo Bielsa, por hablar de tres técnicos de primer nivel con vínculos trazados con el fútbol chileno, no serían naturales continuadores de la tarea de Sampaoli. Y más bien, si algo los une es el esfuerzo por el cuidado una imagen pública que riñe directamente con el estilo de una ANFP mal trabajada desde hace ya algunos años, poco atractivo para competir con las comodidades que el fútbol europeo puede ofrecerles, aun cuando en junio Pellegrini pueda no seguir en el Manchester City o Berizzo en el Celta.

En tercer y último lugar, vale la pena preguntarse cómo se tomarían el posible acontecimiento los líderes de la selección chilena, como Sánchez, Vidal o Bravo. La hipótesis es negativa, ya que el ambiente creado por Sampaoli con su plantilla es adecuado para despertar el mejor rendimiento colectivo de un camarín pesado y tendiente a la indisicplina, vaya al campo que vaya, y eso tiene un nombre: buen trabajo comunicativo. Como dijo el mismo DT en una entrevista al diario As de España, la clave del éxito chileno se debe a los constantes viajes que él efectúa junto a su comando técnico para conversar con sus jugadores y hacerles entender la tarea que deben tener en su selección. Resumiéndolo en pocas palabras, Sampaoli maneja bien los egos dentro del vestuario.

Lo que puede pasar con Sampaoli

¿Cuál será el futuro de Sampaoli? (Foto: Agencia Uno) 

Pensando únicamente en Jorge Sampaoli como ser humano libre de tomar la decisión que crea conveniente, es interesante ensayar qué equipo podría encajar con las características de juego que le gustan al entrenador argentino.

En esa línea, quizá antes de pensar en un club podría caber hacerlo en otra selección, y la primera que viene a la mente es nada menos que la de Argentina. Para nadie es un secreto que el equipo albiceleste no encuentra la química adecuada con el 'Tata' Gerardo Martino, y a pesar de haber visto rendimientos notables de su selección en la Copa América (contra Colombia, por ejemplo), la idea no se visualiza adecuadamente y se observa un equipo perdido en el terreno de juego que busca iluminarse con la luz de individualidades como Di María, Agüero o Messi. La llegada de Sampaoli significaría el posible inicio de un proceso que tenga como tarea no depender de Messi para crear juego, pero al mismo tiempo potenciar al '10' del Barcelona para que se sienta cómodo y pueda encontrar el rendimiento con el que ha enamorado a la ciudad española y al resto de Europa.

Si más bien se piensa en un club y no en una selección, ¿cuán bien podría encajar en el Arsenal? ¿Suena bonito, cierto? Un potencial relevo para un Arsene Wenger que, a pesar de estar luchando palmo a palmo por el título de la Premier League, ya no encuentra en su equipo el verdadero actuar que ya ha demostrado en temporadas anteriores sin ningún éxito rotundo a nivel continental. La llegada de Sampaoli, de un cerebro joven con ideas similares, significaría repotenciar a un conjunto de notable talento individual, y quizá el Emirates Stadium sería mejor casa en Londres que Stamford Bridge -se ha hablado más del Chelsea como opción- para aquel DT que alguna vez entrenó a diario en el Miguel Grau con Sport Boys.

No queda más que esperar por la resolución final del 'SampaoliGate' para conocer la verdad absoluta sobre el futuro de un entrenador que ya tiene el check -verde y azul- del mundo entero y que comenzó 2016 subiéndose a un podio junto a Luis Enrique y 'Pep' Guardiola. Los más de 6 millones de dólares que cuesta su rescisión de contrato seguramente pesarán sobre la mesa, pero a veces la libertad y los sueños detrás de una pelota pueden valer más que eso.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Agencia Uno


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy