Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comDeportivo Municipal pasó del infierno a la gloria sobre la base de constancia y responsabilidad. En su retorno a la máxima categoría luchó los primeros lugares, lo que le bastó para tener competencia internacional en 2016. ¿Cuál es el siguiente paso para los ediles?

 

Bajar peldaño por peldaño hasta el sótano del fútbol peruano y llegar a tener presencia internacional luego de haber tenido que transitar por los inhóspitos campos o terrales de la variopinta Copa Perú. Luchar palmo a palmo con un centenar de clubes en un torneo en el que pese a varios intentos nunca claudicó y, pese a no lograr el objetivo, por mérito deportivo y arraigo popular volver a Primera División. Eso es Deportivo Municipal en el siglo XXI. Con una plana dirigencial seria y consciente de las limitaciones económicas del club, la 'Academia' alcanzó estabilidad y comenzó a forjar una nueva institución con metas claras, precisas y coherentes.

Luego de dos temporadas en Segunda División, 'Muni' logró el título y el retorno a la máxima categoría luego de ocho años inmerso en la nebulosa del ascenso peruano. La meta inicial en la campaña de retorno fue precisa: estabilizarse en la categoría y no cometer excesos como antaño con presupuestos o contrataciones rimbombantes que generaran deudas onerosas.

Sin escalera

Los ediles, siempre identificados con Chorrillos, terminaron mudándose de manera definitiva a Villa El Salvador y comenzaron a generar una nueva masa de adeptos, algo que se vio reflejado en cada presentación en el Iván Elías Moreno. La interrogante en 2015 quedó satisfecha: Municipal sí era capaz de mantenerse firme en Primera y no jugar al subibaja como en otras campañas.

Municipal encontró el apoyo necesario en Villa El Salvador. (Foto: Andina) 

Los resultados fueron llegando, y el trabajo del 'Churre' Melgar -pese a que ciertos sectores de la parcialidad eidl fueron mezquinos con su designación- rindió frutos; la fortuna le falló en el rush final del Apertura para quedarse con un impensado título. En el Clausura, los ediles sufrieron el clásico bajón de rendimiento tras una buena campaña -la irregularidad, mal endémico del fútbol peruano-, pero respaldados con lo hecho en el segundo torneo del año llegaron a clasificar a la Copa Sudamericana 2016. ¿Ahora cuál es el siguiente paso?

Metas claras

Más de uno dirá o afirmará que los ediles deben ir por más, es decir: campeón de alguno de los tres torneos del año, confirmar su presencia en semifinales y en algún torneo internacional nuevamente. Sin embargo el tema se debe tocar con mesura, el respaldo de ser una institución seria y responsable hace que los futbolistas miren al club de una manera totalmente distinta a la de hace una década atrás, Municipal se ha adelantó a todos y comenzó a fichar de manera inteligente en puestos claves, pero no se ha afanado en realizar el fichaje del año y tampoco por estar en las primeras planas que gozan hoy en día gozan los clubes más populares, "autopostulados" a candidatos.

Francisco Melgar ha logrado formar un plantel con mayores alternativas que las del versión 2015. En este inicio de temporada debe intentar sacar provecho de la participación Melgar, Sporting Cristal y César Vallejo en la Copa Libertadores, pero ya es sabido que la lucha será dura debido a que Universitario, Alianza Lima y otros clubes tienen presupuestado lo mismo.

Municipal debe mejorar lo hecho en la Libertadores 1982. (Recorte: revista Ovación) 

De cara al segundo semestre, Municipal deberá limpiar la imagen internacional que lo persigue: cero puntos en seis encuentros disputados (Copa Libertadores 1982). Sin embargo, no debe descuidarse en el plano local, en el que ya se han visto casos de clubes peruanos participantes en la Copa Sudamericana que terminaron el año luchando en la zona baja o, en su defecto, perdiendo la categoría sin mayores atenuantes. Los resultados de los clubes peruanos en el certamen continental en los últimos años no auguran -en el papel- lo mejor a los ediles. Solo se podrá saber el destino de Municipal meses después, en buena medida en función al rival que acabe correspondiéndoles.

Vamos a Villa

Estable en Primera, Municipal -en línea con un trabajo iniciado ya hace algunos años- comenzó a potenciar sus divisiones menores y comenzó a destacar en los diversos torneos que desarrollan la FPF y la ADFP. Los ediles cosecharon lo que sembraron, tanto así que los resultados fueron visibles en la ubicación del equipo que participó en el Torneo de Promoción y Reservas: tercero en el Apertura y sétimo en el Clausura.

En materia de identificación social, como está dicho, Municipal apostó por Villa El Salvador y la jugada fue perfecta: pese a la distancia, la hinchada se hizo sentir. El Iván Elías Moreno se volvió su bastión y terreno inexpugnable y muy contados rivales lograron salir airosos de allí. Para 2016  ya se confirmaron algunos cambios en el recinto con la intención de alojar el encuentro de local por la Copa Sudamericana, dado que se ha logrado sumar adeptos en un distrito ávido de fútbol tras los intentos fallidos del recordado Villa del Mar a inicios de la década pasada.

2015 fue un buen año para los ediles. 2016 debe ser de la solidez institucional. (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com) 

De esta manera, Municipal debería pensar de cara al 2016 en ser mesurado al igual que en la temporada pasada y las cosas caerán por su propio peso. Los resultados serán producto del trabajo y de no ceder a una presión mediática que podría desestabilizar todo un proyecto. De cara al torneo internacional, los ediles buscarán mejorar su historial y revertir lo hecho en temporadas recientes por los clubes peruanos en Copa Sudamericana: tarea difícil que debe ilusionar pero no perturbar o acelerar el modelo de desarrollo institucional que se sigue. Es un año propicio para evaluar, valorar e intentar, según el caso, no repetir o mejorar lo ya hecho por las distintas dirigencias que llevaron a la 'Academia' tanto al infierno como a la gloria.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Raúl Chávarry / DeChalaca.com, Andina
Recorte: revista Ovación


Comentarios (4)add
...
escrito por Luis Gonzales , enero 06, 2016
Todo lo dicho es cierto, ¡echa Muni!
...
escrito por Aguilag , enero 07, 2016
El siguiente paso es buscar el campeonato doméstico y luego la Libertadores... Y eso va de la mano con la otra misión edil: mandar a la baja a Cristal en el propio estadio Alberto Gallardo.
...
escrito por Ernesto , enero 08, 2016
¿Qué hablas, Aguilag? ¿Mandar a la baja a Cristal? Bueno, cada loco con su tema... Muni debe, en lo inmediato y marcando una política de principios, consolidar su estabilidad incrementando su base de socios activos y priorizando las divisiones menores con el objetivo de que ellas alimenten a la mayor. Esto debe ir acompañado de un marketing profesional sin prisa pero también sin pausa (van bien por allí). Objetivo de mediano plazo y anhelo supremo seria ir cimentando el sueño del estadio propio... En cualquier caso, gracias por darnos un inolvidable 2015 a sus sufridos pero indesmayables hinchas.
...
escrito por Enrique Edil , enero 09, 2016
Ya lo ha manifestado un dirigente. La prioridad es la mesura, sensatez y INSTITUCIONALIDAD del club. No desesperarse por ser campeón nacional. Tranquilos y paso a paso... Se avanzará hacia un buen norte.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy