Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comPor primera vez, el máximo torneo continental europeo se jugará con 24 países. De los que estarán en Francia en junio, se vislumbran al menos cuatro claros aspirantes al título. ¿Qué se espera de la Eurocopa 2016?

 

La Eurocopa 2016, que se llevará a cabo en Francia entre el 10 de junio y el 10 de julio, será la primera en tener 24 participantes. Esta cantidad representa casi la mitad de las federaciones asociadas a la UEFA, por lo que varias selecciones estarán en este torneo por primera vez en su historia y tendrán la oportunidad de mostrarse ante el mundo futbolístico y, por qué no, dar una que otra sorpresa.

En un torneo con seis grupos de cuatro equipos cada uno, los dos primeros de cada grupo y -al estilo de los mundiales hasta 1994- los cuatro mejores terceros pasarán a octavos de final, etapa a partir de la cual se seguirá el formato ya conocido hasta tener al campeón.

Grupo A: La gala sencilla

Este grupo está compuesto por el anfitrión Francia, Rumania, Albania y Suiza. A priori, es un grupo muy manejable para los galos, quienes llevan dos años preparándose para lo que es jugar un torneo de esta magnitud en casa, con la consigna de quedarse con el trofeo. De la mano de Didier Deschamps, Francia es el gran favorito no solo para quedarse con el grupo, sino también para ser al menos semifinalista en casa; sin embargo, habrá que vislumbrar en qué estado de conflicto llega a junio su dura interna, azuzada a partir del caso Benzema - Valbuena y la suspensión del goleador del Real Madrid para ser convocado a les bleus.

Francia es el anfitrión y candidato. (Foto: AFP) 

De los tres otros equipos, Rumania llega con mejor juego ofensivo que Suiza, pero los helvéticos tienen mucho más experiencia en estos torneos, por lo que su estricta labor táctica y disciplina defensiva debería darles la ventaja para quedarse con el segundo lugar. Albania, por su parte, estará ya muy satisfecha de participar del torneo, pero tratará de empezar con pie derecho ante Suiza para, quién sabe, luchar uno de los cupos de mejor tercero.

Grupo B: La gala prosigue

Con una selección inglesa que, si bien terminó la Eliminatoria con una efectividad de 100%, no presenta un juego muy emocionante ni atractivo, Rusia y Gales asoman como equipos mucho más interesantes. Se sabe que Rusia tiene un equipo muy talentoso y con naturaleza vistosa que no se pudo ver en Brasil 2014 por culpa de la mezquindad de su entonces técnico Fabio Capello. Ahora, de la mano del más ofensivo Leonid Slutski, se espera que la historia sea muy distinta y que se aproveche la potencia que posee en ataque.

Sin deslumbrar, Inglaterra parte con posibilidades. (Foto: AFP) 

Mientras tanto, los galeses serán los favoritos, luego de una campaña eliminatoria realmente buena y con un Gareth Bale en muy buen nivel en selección. Además, contando con el apoyo de otros importantísimos jugadores como Aaron Ramsey o Hal Robson-Kanu, el poderío en ataque de los dragones es de temer. Así, se ve complicado que Eslovaquia salga de la cola del grupo, y nadie debería espantarse si Inglaterra queda en la tercera posición y lucha una clasificación por la ventana.

Grupo C: Alemanda

El campeón del mundo es favorito automático en cualquier torneo. Con un equipo tan cuajado y bien trabajado como el de Joachim Löw, sería una increíble sorpresa que los teutones no lleguen a semifinales como mínimo, luego de arrasar en su grupo. Ucrania y Polonia, decepcionantes anfitriones de la última Eurocopa, intentarán resarcirse en Francia, aunque los polacos tienen más argumentos con el poderío ofensivo que ofrecen Robert Lewandowski, Jakub Błaszczykowski y compañía.

Alemania es favorito para ganar la Euro. (Foto: AFP) 

Irlanda del Norte se apoyará en lo que pueda hacer su estrella Kyle Lafferty en el área rival para pelear un tercer puesto con Ucrania. Esta última llega al torneo en un momento de renacer futbolístico, pero con muy poca experiencia luego del retiro de la "generación Shevchenko" tras el torneo de 2012.

Grupo D: Espacio para unos

España vuelve a un torneo internacional tras el trauma de Brasil 2014 y esta vez llegará seguramente con más hambre de gloria; no solo por la humillación del Mundial, sino también porque podría convertirse en la primera selección en ganar tres Eurocopas seguidas. Con un Diego Costa mejor compenetrado con su selección, 'La Roja' debería ser uno de los cuatro fijos favoritos para un cupo en semifinales.

España espera recuperar su sitial. (Foto: AFP) 

Detrás del vigente campeón de Europa, la República Checa, Turquía y Croacia saldrán a matarse entre ellos, ya que los tres tienen con qué alcanzar los cuartos de final como mínimo. Tal vez la mayor experiencia de la selección croata ayude en los momentos clave, pero no se olvida cómo Turquía entretuvo a Europa en 2008 y cómo lo hicieron los checos en 2004: ambas selecciones ostentan una tradición de buen fútbol y llegan en momentos altos de rendimiento.

Grupo E: Rojo fuerte

De este otro grupo saldrá seguramente el cuarto semifinalista: Bélgica. Los belgas ya aprendieron de sus errores en Brasil 2014 y llegan a Francia con una legión de seguidores que solo se verá amenazada por la cantidad de gente que lleven los países de las Islas Británicas. Con los conocidos Vincent Kompany, Eden Hazard, Kevin de Bruyne, Thibaut Courtois y compañía, los 'Diablos Rojos' son claros favoritos del grupo, incluso por encima de la siempre sobria Italia.

Bélgica ha sido ejemplo de regularidad. (Foto: AFP) 

De hecho, Italia -con Antonio Conte en el banquillo- intentará repetir la final de 2012; pero, tras una actuación bastante sosa en Eliminatorias, es muy probable que no le alcance para pasar los cuartos de final. Por otra parte, Suecia, de la mano de un Zlatan Ibrahimović en inmejorable momento, tiene con qué usurpar el segundo lugar del grupo a los azzurri, mientras que la República de Irlanda no parece contar con las armas suficientes para hacer olvidar la pésima campaña de la última Eurocopa, en la cual quedó última.

Grupo F: Soporta la presión

Este es el grupo más abierto de los seis, con una selección portuguesa que llega, como siempre, favorita, pero que al final seguramente se quedará en cuartos de final, luego de pasar segunda del grupo. ¿Por qué segunda? Porque si hay alguna selección que podría apartar a alguno de los cuatro países ya mencionados como claros favoritos a estar en semifinales (Francia, España, Alemania y Bélgica), esa es la austriaca.

Portugal puede sorprender en el certamen. (Foto: AFP) 

En efecto, Austria vive un ascenso brutal en su fútbol en los últimos años, impulsado por un gran trabajo en menores que dio sus frutos muy visiblemente en las Eliminatorias. En ellas arrasó en su grupo, en el que obtuvo 28 puntos de 30. Marko Arnautović, David Alaba, Martin Harnik y compañía, en una orquesta dirigida por el otrora internacional suizo Marcel Koller, son los más serios candidatos a ser las grandes revelaciones del torneo.

Por detrás, Islandia, con su joven selección, producto también de un ejemplar trabajo de formación en los últimos 20 años, será un hueso duro de roer. Encima -según cómo llegue físicamente  a junio- quizá cuente con el mítico Eidur Guðjohnsen, quien podrá retirarse de su selección tras haber participado en un torneo de esta categoría. Finalmente, Hungría está en capacidad de asustar a alguno de sus tres rivales, pero es el menos fuerte del grupo y le será difícil clasificar.

Conclusiones

Con una cantidad tan generosa de cupos y un formato aún más generoso para los que ya están en fase de grupos, es muy probable que los octavos de final cuenten con dos o tres selecciones que en otras oportunidades no estarían siquiera en la primera ronda. De los cuatro casi fijos en semifinales ya mencionados, uno se atreve a apostar por Francia que, como anfitrión, no tiene margen de error y, además, mostró un nivel interesante en el Mundial, el cual ha podido levantar durante los dos años transcurridos.

De todos modos, es imposible descontar a Alemania, selección mejor preparada para este tipo de retos y que se sitúa en la cima del mundo con jugadores en excelentes momentos. Para terminar, es importante resaltar el potencial que tiene Austria para ser la gran revelación en Francia. No se sorprenda, estimado lector, si ve a esta selección, la cual no llega a instancias decisivas de un Mundial o Eurocopa desde 1954, dar el batacazo e implantarse en el podio de Francia 2016.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: AFP


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy