Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comPronósticos para lo que queda de una Champions League que ofrece un panorama más claro que otros años: Bayern y Barcelona predominantes por encima de un resto en el que PSG y Manchester City asoman como principales amenazas.

 

El año 2015 acabó y en el torneo más importante de clubes en Europa y el mundo se evidenció la hegemonía de dos equipos que hoy exhiben un nivel superior al de la mayoría: el Bayern Münich de Josep Guardiola, quien se despide de la institución bávara a fin de temporada, y el último campeón FC Barcelona, dirigido por un Luis Enrique que ha sabido administrar sus recursos para potenciar al que quizá sea el mejor tridente en la historia del deporte rey.

Toca preguntarse, pues, si en el primer semestre de 2016 se asistirá a una prolongación del predominio mostrado por estos equipos. La hipótesis más clara permite sostener que sí, más allá de la presencia de una cercana Eurocopa por disputarse en Francia que, al ser la primera a disputarse con 24 naciones, capta inevitablemente la atención de la mayoría de futbolistas involucrados en la lucha por la Champions.

No queda duda, pues, de que la Eurocopa será un factor distractor para los jugadores europeos, al igual que la Copa América Centenario lo será para los americanos -quienes son muchos en las grandes ligas europeas-. Pero según lo visto anteriormente, inclusive antes de la Copa del Mundo 2014, ello no será un detonante en un posible bajón de rendimiento de los distintos clubes aspirantes a la 'Orejona'. Y es que para entender un poco la importancia de la Champons para el jugador de fútbol, es imprescindible recordar aquellas palabras que mencionó Íker Casillas luego de conseguir el ansiado título con el Real Madrid: "La Décima es más importante que el Mundial". Polémicas declaraciones que evidencian las convicciones de varios futbolistas del Viejo Continente.

Los candidatos

¿El Barcelona le arrebatará la corona al Bayern? (Foto: AFP) 

En tal escenario, la gran pregunta con que comienza 2016 en Europa es si la Champions se quedará nuevamente en Barcelona o Guardiola se despedirá de los bávaros regalándoles la 'Orejona.

Como se señaló anteriormente, hoy en día estos dos conjuntos -similares en la idea que presentan dentro del terreno de juego- cuentan con una notable supremacía técnica y táctica por sobre sus rivales. Algunos dirán que se debe a los jugadores que tienen, ¿pero acaso Real Madrid, Juventus, Manchester City o PSG no cuentan con jugadores de talla mundial? La diferencia, sin duda, la hace el buen trabajo institucional de dos cuadros que conocen su ideología y buscan potenciarla día a día con un trabajo bien estructurado. De esa manera, los problemas fiscales de Uli Hoeness o el llamado 'Caso Neymar' no han repercutido en el trabajo deportivo ni del Bayern ni del Barça, los cuales han sabido concentrarse en lo estrictamente futbolístico y avanzar hacia el Olimpo del fútbol mundial.

Claro está, el fútbol es un deporte distinto de los demás y a veces la lógica no se explaya en el resultado ya que aparecen los ocultos o también denominados como sorpresas.

Las posibles sorpresas

El PSG demuestra siempre sus recursos ofensivos. (Foto: AFP) 

En la presente edición de la Champions League hay dos equipos que vienen buscando dar el salto cualitativo desde hace algunas temporadas. Se trata del PSG y el Manchester City, ambos con un espaldarazo económico importante y con dos entrenadores que no tienen nada que envidiar a los más importante técnicos de Europa, como Laurent Blanc y Manuel Pellegrini.

El equipo francés, en primer lugar, viene de una fase de grupos sencilla en la que compitió de la mejor manera con el Real Madrid y pudo superar sin problemas al Shakhtar Donetsk y al Mälmo. En la Ligue 1, por su parte, cuenta con una cómoda ventaja sobre sus perseguidores y prácticamente tiene asegurado un título más en su palmarés. La gran deuda pendiente para Nasser Al-Khelaïfi, el jeque dueño de la institución parisina, es hacerse un nombre en lo más alto del fútbol europeo. Esta temporada, los de Blanc parecen haber preparado un conjunto técnicamente notable y con un planteamiento táctico que puede poner en aprietos a cualquier conjunto que se le ponga en frente, como demostró en el Santiago Bernabéu. Su escollo en octavos será el Chelsea, al que ya supo aupar de la competición en la temporada anterior.

El Manchester City, por su parte, no tiene las tareas hechas en la Premier League, torneo en el que lucha con el Leicester y el Arsenal por el primer lugar. En la fase de grupos de la Champions tampoco la tuvo fácil y pudo salir airoso del "grupo de la muerte" en el que enfrentó a Juventus, Sevilla y Borussia Monchengladbach. Al igual que el PSG, el cuadro citizen cuenta con un gran respaldo económico, pero su deuda recae en la disciplina táctica, aspecto en que se lo ha visto superado constantemente por rivales en el papel inferiores. El gran reto para Pellegrini será demostrarle al mundo, como lo hizo en el Sánchez Pizjuán con un notable planteamiento para batir al Sevilla, que su equipo sí tiene la capacidad para enfrentar y vencer dentro del campo a los más grandes de Europa. Será un placer asistir al gran reto del Manchester que no es el United, el cual tiene punto de partida en Kiev ante un Dinamo en principio superable.

Solo los subsecuentes sorteos determinarán si el PSG y el City pueden llegar a colarse como los potenciales semifinalistas incómodos para el Bayern y el Barcelona. Está visto que las balotas hacen su parte: este 2016 habrá dos octavofinalistas acaso inesperados que devengan de los duelos Benfica - Zenit y Wolfsburgo - Gent, y bien podría salir un semifinalista de todos ellos si el azar hace cruzar a los ganadores entre sí.

¿Y las decepciones?

¿Cómo le irá a un alicaído Chelsea en la Champions? (Foto: AFP) 

Tanto como se tiene claros los candidatos serios a levantar la 'Orejona', también existen dos equipos con altas posibilidades de ser las grandes decepciones de una nueva edición de este peculiar torneo de clubes. Uno es el Real Madrid del ya muy criticado 'Rafa' Benítez, y el otro el Chelsea FC que acaba de echar a, como él mismo dijo, el entrenador más importante en la historia del club: José Mourinho, relevado por Guus Hiddink, quien ya tenía pasado en el cuadro londinense.

En el caso del conjunto blanco, es peculiar notar que el entrenador venga bucando imponer su idea de juego sobre las características de sus jugadores; si el Madrid tiene elementos constructores, ¿por qué busca que su plantilla destruya en el campo? Los partidos pasan y los de Florentino Pérez, quien ha sido muy criticado también, siguen sin encontrar el rumbo. Su escollo en octavos es la Roma, un club que tiene el reto de pasar de esa instancia hace rato y que en fase de grupos mostró que si algo le sobra actualmente es espíritu de lucha para maquillar sus carencias. Nadie dice que el Madrid no sea favorito, pero también es cierto que no la tiene fácil.

Por el lado del Chelsea, pasar de la gloria al infierno no es fácil y en Stamford Bridge lo entienden muy bien. Luego de una notable campaña 2014/15, el equipo dirigido por Mourinho se fue derrumbando a causa de un motivo especial: la falta de competitividad en de la plantilla. Roman Abramovich, amo y señor de la institución, no rompió el mercado ni sumó jugador alguno de calidad para un grupo que los necesitaba a gritos, y los rendimientos individuales se fueron diluyendo con el paso de los partidos hasta encontrarse con un doble pivote desconocido y un Ivanovic con una falta de confianza preocupante para un lateral derecho que venía de ser de los más rentables en el fútbol europeo durante las pasadas temporadas. Los blues no van por buen camino si su misión es reconquistar Europa, que ahora pone al frente de Abramovich y Hiddink al fantasma de la ópera de París que ya lo amargó en 2015.

Luces individuales

¿Messi y Cristiano Ronaldo seguirán rompiendo records? (Foto: AP) 

Fuera de los retos colectivos que se presentarán en Europa este primer semestre del 2016, vale preguntarse sobre la influencia que podrá tener el mediático duelo entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo durante esta última etapa de eliminación directa en la Champions League.

Por lo visto hasta el momento, no queda duda de que el '10' argentino influye más -junto a Luis Suárez y Neymar- en el colectivo azulgrana de lo que representa 'CR7 'en la estrategia de 'Rafa' Benítez. La idea de sus respectivos técnicos ayuda y perjudica respectivamente a que estas dos figuras se comporten como se están comportando en los terrenos de juego: el Barça juega por y para su tridente 'MSN', mientras que esta versión del Madrid no encuentra cómo engranar a esa 'BBC' que tantas alegrías le dio con Carlo Ancelotti al mando. Si el contexto de la Liga Española no hace su parte, parece evidente que el duelo más comercial del fútbol mundial tendrá ganador previsible en el primer semestre de 2016.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: AFP, AP


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy