Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comUno de los pocos cambios notables a mitad de temporada en Europa se producirá en el Bayern. Se trata del sucesor de Guardiola en el banquillo bávaro. Se trata de Carlo Ancelotti. ¿Habrán movimientos bruscos con el italiano en el club alemán?

 

Poco antes de finalizar la temporada 2012/13, en Múnich ya se conocía al sucesor de Jupp Heynckes, quien había anunciado su retiro para finales de temporada. La directiva del equipo más campeón en Alemania, dirigida por Hoeness y Rumenigge, pensó en Pep Guardiola para implantar una idea que -según ellos- no caracterizaba al cuadro bávaro en el contexto europeo y fue así como el exentrenador del FC Barcelona llegó a Baviera con la intención de replantear el concepto táctico de la plantilla de Sabener Strasse.

La tarea para el entrenador de Samtpedor no era fácil ya que el jugador alemán estaba caracterizado por ser directo, de transiciones rápidas con el que habían conseguido rotundos éxitos como el último triplete que dejó Heynckes antes de marcharse. Puede decirse que la idea de Guardiola era la antítesis de ese Bayern de Heynckes y que el catalán iba a fracasar en el intento de cambiar el panorama del campeón alemán.

Sin embargo, hoy -cerca de llegar al final de su estadía en Alemania-, se puede afirmar que los tres años de Guardiola en el Allianz Arena han sido de evolución y constante aprendizaje tanto del comando técnico como de la plantilla de jugadores. Pep sumó las clásicas variantes tácticas alemanas a su repertorio, mientras que Lahm y compañía aprendieron a entender el juego para convertirse en jugadores polivalentes.

La ruta del destino

Ancelotti obtuvo la Champions con el Real Madrid. (Foto: EFE)Como sucedió hace tres temporadas, a finales de diciembre del 2015, Guardiola confirmó su adiós del equipo muniqués y la directiva no perdió el tiempo: el reemplazante será Carlo Ancelotti, italiano con un gran repertorio de títulos y de buena relación con sus anteriores plantillas. La química parece asegurada.

 El popular 'Carletto' es un entrenador que sabe cómo lidiar con los egos dentro de una institución. Su paso por el AC Milán de Silvio Berlusconi, el Chelsea de Roman Abramovich, el PSG apoderado por la abundancia arabe y el Real Madrid de Florentino Pérez le permite tener una carta de presentación adecuada para enfrentarse al momento.

Siendo el Bayern un cuadro con una estrategia institucional clara, será difícil para Ancelotti ver mayores complicaciones de las que ya tuvo en otros conjuntos. Por otra parte es importante señalar que su nivel de adaptabilidad con la idea de juego de la plantilla le permite relacionarse adecuadamente con los jugadores, generando un ambiente apto para potenciar la polifuncionalidad que encontró su predecesor con los jugadores.

Ahora, luego de conocer su nombre, la gran interrogante pasa por saber cuál será el cambio táctico que veremos en el próximo Bayern 2016/17 al mando del exentrenador del Real Madrid. En primer lugar, corresponde citar a Martí Perarnau, quien divide a los entrenadores en dos tipos: arquitectos y administradores, siendo los primeros quienes buscan implantar su idea sobre todas las cosas, y los segundos quienes se adaptan a lo que encuentran en su nuevo hogar. Dentro del primer pote ponemos al actual técnico del Bayern y en el segundo, a Ancelotti. Entonces, ¿veremos un notorio contraste entre ambas versiones? La respuesta es no. Es claro que ciertos matices habrán y tal vez dejemos de ver a un equipo enamorado de la posesión para ver a otro con un juego asociado, pero sin la necesidad de controlar la pelota durante largos tramos del cotejo.

Dibujos carlistas

¿Cambiará mucho el Bayern con Ancelotti? (Foto: DPA) 

Veamos ahora el posible cambio táctico dentro del campo. En el presente, con Guardiola aún, el equipo muniqués transita de un posible 4-2-3-1 a un 2-3-5 con notable fluidez siendo esta una característica extraordinaria de la versión 3.0 del entrenador en cuestión. También se le ha visto a este equipo con alineaciones de tipo 4-3-3 o 3-4-3 según lo amerite la situación. En el caso de Ancelotti, la variación no será tan frecuente y -como acostumbra- su equipo transitará normalmente entre un 4-trapecio-2 o un 4-3-2-1, el popular 'Árbol de Navidad', recordando que las posiciones cambiarán de manera constante.

Poco tiempo le queda ya a entrenador catalán dentro del complejo de Sabener Strasse y el trabajo de Ancelotti, más allá de lo ya mencionado, también implicará la potenciación de las piedras preciosas que van cosechando los bávaros. 'Carletto', por ejemplo, tendrá en Douglas Costa o Kingsley Coman, si decide quedarse, a dos jugadores que vienen creciendo notoriamente y que podrán seguir siendo pulidos al igual que Joshua Kimmich, quien pinta a ser el reemplazo del ya veterano Xabi Alonso, quien ya fue entrenado por el técnico italiano durante su paso por el Real Madrid.

En fin, quedan poco más de seis meses para que empiecen a trabajar los motores del proyecto Ancelotti en Alemania. Todo pinta bien, que será una secuencia positiva al buen trabajo realizado por Guardiola, y que el Bayern seguirá dominando su circuito.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: EFE, DPA


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy