Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl riesgo de ser un candidato al título en la Segunda le pasó facturas al cuadro rosado tanto económicas como deportivas. En 2016, la situación no luce mejor en medio de la coyuntura electoral con el apoyo de César Acuña, candidato a la presidencia, y la presencia de la Academia Cantolao en el torneo.

 

El nuevo año comienza para Sport Boys con los mismos sueños de las últimas tres temporadas: ver a la rosada como un equipo fuerte que sea capaz de campeonar en la Segunda División. Más lejos que cerca de ese objetivo, en ese lapso a los chalacos les tocó afrontar el torneo con los problemas económicos de casi siempre, pero acentuados aún más en su reciente campaña por la división entre sus parciales, lo que afectó en forma directa el desempeño del primer equipo.

Tras aquel abrupto final de campeonato, el 2016 no luce muy diferente en ‘La Misilera’, en la que la necesidad se conjuga con la política y la falta de un rumbo que no se aprecia definido más allá de las buenas intenciones.

Voto a futuro

Siendo un año netamente electoral, en el que las elecciones generales captan la atención en todos los medios, no resulta novedad que uno de los candidatos para ser presidente se haya acercado a las filas rosadas con la promesa del apoyo económico. Y no es novedad, porque una situación similar se dio hace veintiún años ante la perspectiva de calar entre un grupo de aficionados que a la vez son votantes.

¿Cuánto puede durar el apoyo de César Acuña al Boys? (Foto: Andina) 

En 1995, antes de hacerlo en las elecciones de abril para formar parte del Congreso, Óscar Medelius Rodríguez se presentó como candidato a la presidencia de Boys, ganó las mismas y estuvo al frente unos meses antes de dejar el equipo sin mayor reparo tras ser elegido congresista. La posta la tomó Kurt Woll Müller, entonces alcalde del Callao y también candidato, pero para ser reelegido en el cargo durante las elecciones municipales en noviembre. Al perder, terminó por dejar el puesto sin cumplir con el segundo año de su mandato.

Ahora el turno es el de César Acuña Peralta, exalcalde de Trujillo y fundador del club de la Universidad César Vallejo. Su presencia en torno de los rosados surgió en 2014, pero solo se hizo manifiesta un año después con la promesa de un aporte mensual para solventar el pago al plantel. Tal intención aún mantiene en vilo a los seguidores porteños, que ven en el candidato a un posible nuevo mecenas que pueda salvar a su equipo de cara al campeonato.

¿Pero qué diferencia puede haber entre este caso y los del pasado antes mencionado? A primera vista, ninguna. Desde la ADFP-SD ya se anunció que la idea es comenzar el torneo entre marzo y abril, por lo que existe el gran riesgo de contar con un apoyo que se podría bajar del barco apenas en las primeras jornadas, sea cual fuere el resultado de las elecciones y en vista de que no existe de por medio un documento oficial firmado.

Una inyección económica siempre será necesaria para los rosados. (Foto: Aldo Ramírez / DeChalaca.com) 

Aunque no haya mayor certeza al respecto, tampoco se puede descartar tal opción como una fuente de apoyo, que para un equipo como Boys nunca se puede despreciar. En tal sentido, el haber recibido un monto de dinero en el mes de diciembre como parte del ofrecimiento bien se podría tomar como una buena señal; pero en caso de repetirse, quizá lo más conveniente a futuro sería aceptarlo como un monto que esté fuera del presupuesto.

Resulta importante para el cuadro chalaco buscar nuevas fuentes de ingreso que no linden con la coyuntura, porque ejemplos recientes de la política mezclada con el fútbol sobran en el Perú: está el caso de León, que con el apoyo de la familia Picón saboreó el éxito, pero también el fracaso y la incertidumbre sobre su futuro inmediato tras descender de Primera; y en la misma categoría que los rosados está lo que pasó con Defensor San Alejandro, que tras dos campañas con Manuel Gambini como presidente, desapareció del mapa en 2015 tras asumir éste el cargo de Gobernador Regional en Ucayali.

Las V negras

A todo esto, en el Callao surge la presencia del Cantolao en la temporada 2016 como un rival no solo futbolístico, sino también en la captación de recursos para Sport Boys. La campaña de la academia chalaca en la Copa Perú le permite gozar de una imagen positiva con la que los rosados ahora no cuentan, lo que podría facilitar el apoyo económico necesario en el torneo para el equipo de La Punta.

¿Cuánto puede influir la presencia de Cantolao en la temporada de Boys? (Foto: Luis Chacón / DeChalaca.com) 

Si bien el club que dirige Dante Mandriotti (expresidente de Boys en 1994) no cuenta con un gran respaldo en las tribunas, sí lo tiene fuera de ellas a través de sus múltiples filiales y la gran cantidad de futbolistas que han pasado por sus filas. Eso, sin duda, representa un buen gancho de publicidad para cualquier empresa si es que se acude a ellas.

Ese punto aún no se ha tomado en cuenta de cara a lo que se viene en la Segunda División. A cualquier equipo en el mundo, una situación así lo obligaría a realizar un trabajo de marketing tal como el que en 2013 se llevó a cabo en el Callao, cuando se apeló a la rica historia rosada como medio de identificación. Lamentablemente, al culminar dicha temporada eso no se volvió a implementar.

Como se ve, el nuevo año asoma para Boys como uno más complicado que el anterior: uno en el que las decisiones del comienzo resultan más importantes de tomar que las del final.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Aldo Ramírez y Luis Chacón / DeChalaca.com, Andina


Comentarios (1)add
...
escrito por Aguilag , enero 07, 2016
El fútbol peruano no debe depender de mecenazgos, algo que DeChalaca ha resaltado mas de una vez y con lo que coincido plenamente. Ahora que viene Acuña con su evidente intención de aprovechamiento politico a fungir de salvador, en verdad lo que va hacer es hundir aun más la 'Misilera' rosada... Gane o pierda las elecciones, al día siguiente va empezar a darle la espalda pues su interés es solamente captar votos del Callao y nada más... En estos momentos el Boys requiere la presencia y dirección de hinchas y personas leales que tengan la verdadera intención de sacarlo a flote... Me encantaban esos años cuando Boys se bajaba a los clubes limeños y salía campeón, y sus hinchas lo gritaban a todo pulmón, amén de ser un club semillero.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy