Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comTodo parece indicar que la Segunda División 2016 se va a jugar con 16 equipos. ¿Cuál es el sistema ideal para la competición del presente año? Acá, sobre la base de lo expuesto por la misma ADFP-SD, DeChalaca proyecta a lo que podría ser el formato de la temporada venidera, con 30 fechas y una etapa adicional de play-offs.

 

La Segunda División de 2016 está orientada a ser, sin ningún temor de suponerlo, en la más importante de toda su historia. No solo porque cada vez está más descentralizada y va a contar con equipos de tradición en sus respectivas localidades, como los descendidos Cienciano, Sport Loreto y León, además de Mannucci, Torino, Boys y Huaral, solo por citar los casos más emblemáticos: también va a encontrar un universo más expandible en lo referido a instituciones que empiezan a solidificarse en el régimen profesional, y eso acaso es lo más saludable para una organización que estrena presidente con Tomás Acha a la cabeza.

Por esa razón, para la nueva junta directiva de la ADFP-SD el torneo del presente año tiene que desarrollarse con los parámetros bien establecidos desde el saque y, a la vez, con una duración aproximada de ocho meses. Esto último constituirá una decisión acertada para efectos de la competitividad y, a su vez, para el plano laboral de los futbolistas que van a ser partícipes de ella. ¿Pero existe en este momento alguna idea real de cómo podría jugarse la Segunda en el presente año?

Requiere el visto bueno

Como DeChalaca mencionó en sus artículos de cierre de temporada 2015, la ADFP-SD ya envió una propuesta de torneo a la FPF para que se revisada y validada. Ella -según se tiene conocimiento- aparentemente va a ser aceptada y solo requiere la firma del directorio del máximo ente del fútbol peruano. Allí, en efecto, se considera contar para 2016 con 16 clubes.

La presencia de León y Sport Loreto, entre otros, permiten pensar en un torneo con 16 equipos. (Foto: Mihay Rojas / DeChalaca.com) 

¿Y cómo completar esa cantidad? Con la llegada de Cienciano, Loreto y León, además de Cantolao -que proviene de la Copa Perú-, hay 13 equipos garantizados en la presente temporada. De eso en más, todo hace suponer que el decimocuarto equipo será Atlético Minero, cuya permanencia depende del pedido de interpretación del descenso de San Simón como administrativo y deportivo, lo cual inhibe al equipo de Casapalca de la pérdida de la categoría; de acuerdo con información de fuentes fidedignas, esta iniciativa ya tiene la aprobación de la FPF. ¿Y los otros dos equipos? Pues eso será parte de otra saga prospectiva de DeChalaca, aunque ya se puede ir adelantando juicio y anticipar que hay cuatro clubes con opciones de acoplarse vía la Copa Perú: Alfredo Salinas, Sport Áncash FC, Cultural Santa Rosa y DIM.

Como fuere, la intención de la ADFP-SD, a punto de cristalizarse -los próximos días van a ser claves, por diversas reuniones agendadas con la FPF-, es llegar a 16 equipos, y con esa premisa elaborar un calendario que sea extendible a ocho meses. ¿Tal figura es altamente probable? A la luz del formato que se proyecta desarrollar en la Segunda División, la respuesta es afirmativa.

Cálculos elementales y que -por ahora- ilusionan

Como ya se dijo, hay dos detalles claves para fijar el formato del torneo de ascenso: la cantidad de equipos (16) y el lapso en que se pretende jugar el certamen (ocho meses). De acuerdo con esa premisa, lo que corresponde es proyectarse a la época del arranque del campeonato y, a partir de eso, establecer el calendario indicado para cumplir con el número ideal de fechas que requiere la Segunda. Así, pues, es evidente -como lo ha propuesto la misma ADFP-SD- que el campeonato se tiene que jugar en un formato convencional; es decir, treinta fechas, repartidas en quince jornadas de ida y otras tantas de vuelta y que involucren enfrentamientos de todos contra todos.

El formato puede ser parecido al de la temporada 2014. (Foto: Alan Roca / Bravazos Ica) 

De ese modo, habría que delinear desde qué fecha calendario tendría que arrancar la Segunda. Y bajo esa óptica, la única referencia puntual de torneo de ascenso con 16 clubes recae en lo que ocurrió en la temporada 2014. Aquella vez el campeonato empezó en la veintena de abril y culminó a fines de noviembre; es decir, tuvo un total de siete meses de duración y solo un fin de semana de para. ¿Cómo extender por un mes más el torneo? En ese punto sobreviene el dilema.

Si se revisa la propuesta que la ADFP-SD envió a la FPF, ella considera que el penúltimo del Descentralizado 2016 tenga la posibilidad de enfrentar en un partido de promoción o permanencia al subcampeón de la Segunda. Y si se acude a la figura de la competitividad de los participantes, ella tendría que perdurar de principio a fin y debe asegurar los objetivos deportivos de los participantes hasta la última jornada. Por tanto, bien se podría instalar la figura de enfrentamientos en formato play-off, tanto por la parte alta como por la parte baja.

Números que encajan

El modelo de los play-off  es empleado con éxito en el ascenso europeo; y en el medio local, acostumbrado a las definiciones de Copa Perú en llaves de ida y vuelta (el famoso "mata mata"), congrega un real interés. Trasladado al formato de la eventual Segunda 2016, es bastante útil para efectos de completar el calendario con ocho meses de competencia.

Las llaves de eliminación directa, como en la Copa Perú, son instancias que al peruano en general le gusta. (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com) 

Para que se entienda bien, la figura propuesta por la ADFP-SD, y que se puede complementar con la idea de los play-offs abarcaría lo siguiente: etapa regular de 30 fechas, la cual arroja al campeón (el primero) y a un descendido (el último); y etapa de play-offs, la cual incluye definiciones por la promoción a Primera (del puesto 2 al 5) y por la baja (del puesto 12 al 15), las cuales se disputarían progresivamente en cuatro jornadas extras.

¿De qué manera se jugarían estos play-offs? En la parte alta, una etapa semifinal de ida y vuelta con enfrentamientos entre los ubicados en los puestos 2° vs. 5° y 3° vs. 4°, y una final también con choques de ida y vuelta entre los ganadores de ambas llaves: el que triunfa jugaría una promoción con el penúltimo del Descentralizado, que va a depender de la FPF. Es esperable que esta promoción sea contra el que culmine en puesto 14 °y no 15°, porque de otro modo habría que quitarle el cupo de ascenso a la Copa Perú, lo cual -políticamente- es improbable que no ocurra.

En la parte baja, en tanto, ocurriría lo mismo: una semifinal de ida y vuelta entre los ubicados en los puestos 12° vs. 15° y 13° vs. 14°. Los perdedores jugarían una final de ida y vuelta cuyo equipo derrotado acompañaría en la baja al club que termine en el último lugar de la Segunda.

Mirando el calendario, y de acuerdo con la necesidad de abarcar ocho meses de competencia, la fecha idónea para el arranque de la Segunda División es el fin de semana del 2 y 3 de abril. Solo basta sacar cuentas: si se emplean todos los fines de semana del año, excepto el del 30 y 31 de julio (comúnmente se suele descansar en el fin de semana que coincide con Fiestas Patrias), la etapa regular del campeonato tendría que culminar el fin del semana del 29 y 30 de octubre. Y el complemento de los play-offs, con ocho clubes en el pleito, se jugaría durante los cuatro fines de semanas de noviembre. De ese modo se redondearía el tiempo establecido por la ADFP-SD.

El porqué de la prolongación

El formato de 2016 buscaría que la lucha por el ascenso se mantenga hasta el final. (Foto: Jhon Llatas) 

¿Qué se garantiza con este formato? Además del tiempo establecido por la ADFP-SD, se rompe con la probabilidad de la monotonía en la que podría caer un torneo con 16 clubes, con el riesgo de que aparezca un súperlíder que se despunte con antelación, estropee la competitivad y reste interés a los seguidores del certamen porque un número alto de participantes ya no pelearía por nada. Esto constituye una realidad que se tiene que aceptar.

En esa línea, pues, el formato de play-off es clave porque reúne a más involucrados en la pugna por un objetivo: ocho de los dieciséis participantes van a seguir compitiendo tras la fecha 30, sin contar al campeón y al último. Mientras, es altamente probable que la otra mitad esté inmiscuida en la disputa por colarse en la zona de play-off por la promoción o en la lucha por zafar del play-off por la baja hasta el cierre de la etapa regular. En pocas palabras: se garantiza, casi al 100%, emoción -esas de las que mucho le gusta a los peruanos- y -valga una vez más la redundancia- competitividad de principio a fin.

Todo, obviamente, recae en la voluntad de la FPF, pero este puede ser el primer gran paso para consolidar a la Segunda División y ponderarla como la principal y auténtica escala de ascenso. Es obvio que la figura ideal es que el campeón y subcampeón de la Segunda jueguen el Descentralizado, y que probablemente la promoción incluya a los puestos 3° y 4° para que revaliden de modo directo ante los ubicados en las posiciones 13 y 14 de la Primera División; pero esto ya se constituye más en una meta fijada a mediano y largo plazo, y que debería ir en línea con el crecimiento institucional de los clubes de esta categoría.

La Segunda División 2016, por los equipos y el contexto, puede ser la mejor en la historia. (Foto: Luis Chacón / DeChalaca.com) 

Igualmente, esta prolongación va a permitir que los jugadores se involucren por más tiempo con sus respectivos equipos y alcancen un mejor rédito económico. Este un punto de quiebre saludable que pretende instaurar esta nueva junta directiva de la ADFP-SD, en aras de alinear financieramente a los participantes y constituirlos, de acuerdo con sus ingresos, en equipos de fútbol o instituciones netamente profesionales. La primera palabra para convertir a la Segunda División 2016 en la mejor de la historia, con un cúmulo de equipos de tradición y estirpe, la tiene la FPF.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Mihay Rojas, Raúl Chávarry y Luis Chacón / DeChalaca.com, Jhon Llatas, Alan Roca / Bravazos Ica


Comentarios (15)add
...
escrito por dante ochoa , enero 03, 2016
Además de esto hay que sumar que el equipo de Puno Alfonso Ugarte estaría buscando que lo incluyan en la Segunda División, ya que sería una de las condiciones del señor Roger Saya para estar en el equipo como presidente.
...
escrito por Edson , enero 03, 2016
Sería ideal que haya una promocion entre 13° de ka Segunda y 4° del Descentralizado y del 14° de la Segunda y el 3° del Descentralizado, y que el play-off por el descenso en Segunda sea con el subcampeón de la Copa Perú, ya que esta ha demostrado no ser competitiva. Salvo el Real Garcilaso, que llegó a 2 finales consecutivas, del resto ya sabemos el destino (Cobresol, San Simón, Loreto, CNI, Pacífico, etc.).
...
escrito por Frencisco , enero 03, 2016
Si el número de equipos va a subir, me parece justo que uno de los invitados sea el Sport Rosario de Áncash. La temporada pasada fue engañado por la propia FPF y no jugó en ningún torneo. Es lo más justo, aparte que se lo merece por su campaña en Copa Perú 2014.
...
escrito por hincha , enero 04, 2016
No olvidar las semanas de elecciones (1ra y 2da vuelta)
...
escrito por Kev , enero 04, 2016
Yo opino que deberían invitar al glorioso Atlético Grau de Piura. Una ciudad grande y que va en crecimiento como Piura merece este tipo de competencias. Que le den un cupo al Grau, los otros dos que los sorteen :D Pero por jerarquía, y si la FPDF quiere plata, ¡al Grau tiene que invitar!
...
escrito por Aguilag , enero 04, 2016
Interesante formato que propone la ADFP-SD, que esperemos algún día, pronto, se vea reflejado también en darle la calidad de única vía de ascenso a la Primera y se ponga en su lugar a la tradicional Copa perú. La Copa Perú, al ser caótica y carente de reglas mínimas de exigir a los clubes institucionalidad y representatividad, por simple razonamiento y lógica no puede dar pase a Primera División. Cada año, con honrosas excepciones, sus representantes son siempre los candidatos a la baja, como este año por la precariedad, informalidad y arribismo que son características propias de este torneo.
...
escrito por eduardo quispe , enero 04, 2016
Estaría bien 16 equipos, para que sea más competitivo. Debería incluirse a Sport Rosario porque fue una falta de respeto lo hecho con él en 2015 por la FPF.
...
escrito por Joseluis , enero 04, 2016
Lo del formato puede funcionar y ojalá sea así. Pero ese calendario debe modificarse por las elecciones presidenciales (1ra y 2da vuelta).

Sería bueno que también se ofrezca a canales de señal abierta la transmisión de la Segunda. Canales como Panamericana, Global o TvPerú podrían transmitirlos a más personas que Best Cable, cuya señal es limitada y no pudo transmitir en directo los encuentros de la temporada pasada. Quizá plantear que hagan una alianza entre dos o más canales que puedan dejar un mejor dividendo a las arcas de la Asociación para el campeonato mismo.
...
escrito por Joseluis , enero 04, 2016
Lo del formato puede funcionar y ojala sea así. Pero ese calendario debe modificarse por las elecciones presidenciales (1ra y 2da vuelta).

Sería bueno que también se le ofrezca a canales de señal abierta la transmisión de la Segunda. Canales como Panamericana, Global, o TvPerú podrían transmitirlos a más personas que Best Cable, cuya señal es limitada y no pudo transmitir en directo los encuentros de la temporada pasada, quizás plantear que hagan una alianza entre dos o más canales que puedan dejar un mejor dividendo a las arcas de la asociación para el campeonato mismo.
...
escrito por Manuel Burga Jr. , enero 04, 2016
El sistema sería el siguiente:

16 equipos juegan 30 fechas. Del 1° al 6° juegan playoff por el ascenso, el último desciende y el penúltimo juega con el 3° de la Copa Perú.

Las playoff serían así: el 1° y 2° estarían en semifinales, y en cuartos se enfrentan 3° vs. 6° y 4° vs. 5° en partidos ida y vuelta y en semifinales también. La final es partido único en el estadio Nacional: el campeón asciende a Primera y el subcampeón juega la promoción con el 14° de Primera, o sino que el subcampeón se enfrente con el campeón de la Copa Perú porque ya saben cómo terminan esos equipos.
...
escrito por miguel , enero 04, 2016
Lamentablemente a Lozano la Copa Perú le da los votos para postular a la FPF así que ha pensado eliminar la Segunda y darle 2 cupos a Copa Perú. Este país se fue a la mierda.
...
escrito por jose ramirez caraza , enero 04, 2016
Pero ese equipo Rosario no tiene hinchada en Áncash. Solo son Gálvez y Áncash los más representativos.

...
escrito por Juan , enero 06, 2016
Ya era hora que se use ese formato, yo hasta ahora no entiendo cómo la Copa Perú regala cupos a la primera división. La Primera división del fútbol peruano debería contar con 18 ó 20 equipos. Los 3 últimos descienden a la Segunda División, que debería tener de 16 a 18 equipos.
El campeón de esta Segunda más el subcampeón, ascienden a la Primera directamente, mientras que del 3° al 6° puesto juegan un cuadrangular en el que el ganador juega una especie de play-off contra el 18° de la Primera División (16° si la liga es de 18 equipos).
El campeón de Copa Perú junto al subcampeón jugarían la Segunda División. Es la única manera de formalizar torneos en el país.
...
escrito por Aguilag , enero 07, 2016
Es que la Copa Perú, estimado Juan, es un torneo creado allá por 1967 si mal no recuerdo, con la sana intención de activar el futbol a lo largo y ancho del país. Pero con el tiempo fue degenerando y se tornó en un medio de manejo político para los presidentes de la FPF, Delfino y Burga especialmente... ¿Por qué y cómo? Bueno pues, la Copa Perú no tiene reglas que obliguen a los clubes que participan a constituirse en entes serios y realmente forjadores de futbolistas, pero sí tiene unos complicados y criollos procedimientos a todo nivel. Como este torneo empieza cada año desde el nivel distrital, para luego pasar al provincial y departamental y finalmente desembocar en la Etapa Nacional -y ojo que antes había una Etapa Regional-, para efectos de trámites como inscripciones, pases, contrataciones, apelaciones, etc. se cobra un monto de dinero que los presidentes de las 25 federaciones departamentales no quieren dejar, amén de tener el rotulito de poder "presidentes de las ligas distritales, provinciales y departamentales de futbol de tal o cual departamento, provincia y distrito"... Como ves, todo un aparato vasto y extenso de poder que Delfino y Burga usaron a diestra y siniestra para entornillarse en el poder... La Copa Perú tuvo un origen sano pero ahora tiene una presencia perversa en el fútbol peruano porque fomenta la informalidad, el desorden, el caos, la mediocridad y frena el progreso del fútbol peruano... Se require un sistema único, ordenado, transparente y serio de ascensos y descensos, no lo que ahora hay... DeChalaca ya lo había dicho; claro, hace ya buen tiempo, pero lo dijeron.
...
escrito por Ancashino 100% , enero 07, 2016
Cómo quieren incluir a un equipo prostituido como el Sport Áncash FC, si el anterior Sport Áncash desapareció en Segunda y por deudas y por las manos de Mallqui, que ahora es el mandamás en este nuevo y prostituido Sport Áncash...
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy