Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comPedro Troglio dejó Universitario al terminar el Torneo de Verano y el cuadro merengue quedó sumido en la incertidumbre de quién será su próximo director técnico tras su mal inicio de año. Frente a ello, se considera necesario repasar cuáles deberían ser las características que posea el próximo propietario del buzo crema.

    Eduardo Tirado | @EduardoTL
    Redactor

Universitario enfrenta uno de sus años más duros y no se recuerda situación tan similar a esta desde aquella fatídica campaña del 2012, donde solo logró conectar dos victorias en las primeras catorce fechas del campeonato. Aquella vez, un resistido José Guillermo del Solar le dejó la posta a Nolberto Solano, quien a la postre logró equilibrar a la ‘U’ y darle tranquilidad hacia el final de temporada para que el elenco de Ate no terminara en puestos comprometedores. 

Los números no mienten y la ‘U’, actualmente, se encuentra penúltimo en la tabla acumulada del Descentralizado a poco de iniciar el Torneo Apertura. En este contexto, solo ha conseguido dos triunfos en catorce cotejos jugados, así como sucedió en el año antes mencionado. Los paralelos saltan a la vista, pues, si aquella vez fue ‘Chemo’ quien dejó el club, hoy es Troglio quien decidió dar un paso al costado en medio de las duras críticas hacia su trabajo. En efecto, los números que han dejado el arranque de este año solo hacen pensar que la labor de los cremas será encontrar a quien pueda generar ese punto de quiebre que, tal como sucedió con ‘Ñol’ en su momento, lleve a Universitario a un repunte en lo que resta de temporada. En función a esto, el próximo técnico debería tener en cuenta lo siguiente:

CONCIENCIA PLENA EN LA SITUACIÓN. La persona que fuere elegida para ocupar el cargo de DT de la ‘U’ asumirá la responsabilidad de levantar un equipo que está impedido de reforzarse por la sanción que le ha sido impuesta. De hecho, aún queda por resolverse el tema de la apelación en el TAS, pero, por lo pronto, es sabido que el limitado presupuesto del club, junto con la millonaria deuda que maneja, hace casi imposible cualquier tipo de contratación, aun si es que el club saliera airoso de dicha contienda. Es más, incluso está la posibilidad de que, luego del Mundial, algunos jugadores busquen expandir sus horizontes y opten por emigrar, dejando así al equipo aún mucho más desangelado.

¿Qué le depara el destino a Aldo Corzo después del Mundial? (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Ante esta coyuntura, se asume que el técnico tendrá plena conciencia de que la meta del club para este año probablemente no será campeonar, sino encontrar la forma de evitar la zozobra del equipo mientras amaina la tormenta de todos los problemas institucionales que lo azotan. En este sentido, sería importante que pueda blindar a los jugadores de todos los inconvenientes extradeportivos que, si bien terminan afectando al plantel de alguna manera, han resultado siendo un obstáculo más a este complicado comienzo de año donde los resultados no han acompañado al equipo. Suena duro para un equipo como Universitario, pero el objetivo primordial a trazarse para el nuevo técnico debería ser el mantener la categoría, ni más ni menos.

NO ES EL CÓMO, ES EL POR QUÉ. Con el objetivo base en la mira, lo siguiente sería seguir cuidando el aspecto que Troglio trabajó más frente a la adversidad: la conformación de un grupo unido. Si bien estadísticamente a la ‘U’ no le ha ido bien en este 2018, no se le podría reprochar que no ha tenido espíritu de grupo frente a todo lo acontecido. Los mismos jugadores se han respaldado entre sí y demostraron estar ‘a muerte’ con el técnico argentino en su momento, quien siempre dio la cara por ellos. Quien viniese debería generar esa misma sensación de compromiso y brindar el mismo respaldo que el exmundialista les dio a su pupilos. Asimismo, el técnico debería resaltar los liderazgos importantes dentro del equipo y velar por que sirvan de ejemplo para aquellos que recién han tenido la oportunidad de debutar esta temporada y se han visto dentro de, tal vez, la situación menos soñada -o tal vez no- para comenzar a escribir sus primeros capítulos en el balompié profesional.

A ello, hay que sumarle la serenidad y temperamento que deberá tener frente a las críticas que, seguramente, lloverán en las primeras fechas o semanas si los resultados no son los óptimos desde un comienzo. Tener presente ello ante una prensa tóxica que suele sembrar el morbo por el simple afán de vender, o ante una hinchada impaciente que comprensiblemente va a exigir resultados inmediatos para salir del mal momento lo más antes posible. Habrá también que darle la contra a todos los románticos del fútbol y proponer un estilo de juego que sea práctico para los cremas y que le permita apostar por obtener resultados. Más allá de la forma o el cómo, está el por qué. Por ende, está claro que la ‘U’ necesita sumar lo más que pueda, y eso es mucho más importante que cualquier tipo de debate que pudiera haber sobre si se mantiene un juego vistoso o uno aburrido. Es menester no perder de vista que el técnico llegará como un salvavidas al club, y que sí, de todas maneras, no debería soslayar ni ahorrar ímpetus en pulir aquellos errores en defensa que, por ejemplo, tantos puntos le terminaron costando en el Torneo de Verano a Universitario.

Para decirlo de alguna manera, Pedro Troglio tuvo química con la prensa. (Foto: Andina) 

COMPLETAR EL SALTO DE FE. Si hubiera que hablar de un pequeño "legado" por parte de Troglio, al buen compromiso grupal habría que sumarle el gran número de juveniles que promovió e hizo debutar. Claro que esto obedeció más a la necesidad de variantes por parte del entrenador debido a la sanción recibida por el club, pero no por ello deja de ser positivo el avance que hizo en este tema. Las apariciones de jugadores como Paulo De La Cruz, Sandro Montesinos y Anthony Osorio han dejado buenas sensaciones y se suman a las de algunos más consolidados como Patrick Zubczuk, Brayan Velarde, Jesús Barco y Áxel Chávez, quienes quizás han tenido un poco más de protagonismo en este año. A ellos, hay que agregarle también los nombres de Enmanuel Páucar, Roberto Siucho y Javier Núñez, quienes ya llevan más tiempo desempeñándose en Primera, pero que igual bordean los veinte años. Quien llegase, debería seguir con la política de seguir promoviendo menores responsablemente y darles la oportunidad cuando lo considere necesario.

Cabe resaltar que podría ser un buen año para la consolidación de promesas importantes para el conjunto merengue por la misma continuidad que muchos de estos jugadores van a tener durante el año, sobre todo si no se concreta el poder contratar refuerzos. Depende del técnico entrante saberlos llevar de buena manera y acompañarlos en su proceso de maduración como buen guía. Así, debería priorizar, en cierta forma, también el tema anímico, el darles la tranquilidad, pese a que tal vez esta no exista por la urgencia de lo que se está viviendo, de que tienen un respaldo en él. No hay que olvidar que, de destacar, la venta de algunos jugadores significaría un ingreso extra a las arcas del club que, frente a la situación económica que vive, no le vendría nada mal.

Para finalizar, está de más decir que el técnico que llegue tendrá que levantar al equipo y darle un segundo aire para recuperarlo de a pocos, pues es casi imposible hacer un cambio brusco de la noche a la mañana. Los proyectos se deberían poder sostener para así ver los resultados a largo plazo. De conseguir la tranquilidad este año, no sería nada descabellado pelear más seriamente el próximo, tal como sucedió el 2012. Ante la terrible campaña de la temporada mencionada, y con un equipo plagado de jóvenes, la ‘U’ inició el 2013 con un desconocido para entonces Ángel Comizzo, quien mantuvo gran parte del plantel. Nadie imaginaría lo que pasaría después, que la ‘U’ terminaría coronándose campeón a finales de ese mismo año con casi ese mismo grupo que terminó a traspiés la temporada anterior. Trabajo hay y mucho, están en las manos del nuevo entrenador apuntar a los objetivos con seriedad y lograr cumplirlos. 

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com, Andina


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy