Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comNuestros diez años son el punto de quiebre para la transformación de nuestra propuesta editorial: este es el último artículo que usted leerá en el formato que lo ha acompañado durante una década.

DeChalaca no fue concebido como un producto periodístico. Lo lanzó un grupo de personas de distintas profesiones que queríamos poner en valor lo que teníamos: data y estadística. Pero en el camino nos dimos cuenta que en el medio faltaba más que solo números. Así fue como empezamos a darnos cuenta de que el grupo que compartía nuestros intereses y nuestros valores era más grande que lo que creíamos, y de que había sido marginado por la oferta de contenidos existente.

Lo que pasó

Cuando nació DeChalaca, el fútbol peruano mediáticamente era Alianza Lima, Sporting Cristal y Universitario. Por eso nos convencimos de que debíamos hacer algo: la historia del balón en este país no la escribieron solo tres clubes. Fue entonces que DeChalaca se transformó en más que data e información: producto de sus ideales y de sus convicciones establecidas y marcadas, se volvió un producto periodístico que quiso suplir las faltas del entorno y hacer algo para mejorarlo.

Hicimos un enorme esfuerzo en estos diez años para mantener un modelo de negocio inmune al periodismo commodity; al que se preocupa solo por las ventas y no por la verdad, al que actúa en desmedro del propio deporte y al que no le importa ensuciar la pelota y mucho menos cuidarla. Entendimos que no se trataba solo de almacenar y procesar información: teníamos la obligación de transformarla en mensajes contundentes y de así buscar transformar el entorno. Y por eso empezamos a hablar.

San Martín ganó protagonismo con su tercer título nacional. Las consagraciones no eran solo para los grandes. (Foto: Andina) 

El respaldo fue creciente. Nuestra voz encontró un público que compartía nuestros valores y que, al igual que nosotros, estaba harto de la carroña que reinaba en el periodismo deportivo peruano. Fue así como empezamos a hacerle frente. Queríamos decirle al amarillismo que estábamos hartos de él, así como de los espectadores que prefieren espectáculo fuera de la cancha antes que adentro. Casi sin quererlo, y sin considerarnos dueños de la razón pero sí gente muy convencida de sus convicciones, nos fuimos sintiendo obligados a generar e impulsar reformas que nos cansamos de pedir y que, satisfactoriamente, en parte han sido ejecutadas.

Asimismo, con especial satisfacción logramos encontrar ese apoyo en segmentos bastante marginados de la afición. Entendimos que el ascenso era la piedra angular del fútbol peruano y que había que dedicarse a la base de la pirámide para pensar en que la punta se luzca. Por eso le dedicamos una cobertura sin precedentes que fue, al fin y al cabo, la que nos infló. Hacia afuera y hacia adentro.

Lo que va a pasar

Diez años después de haber dado el primer paso, DeChalaca tiene claro, primero, que logró su cometido. Y segundo, que su propuesta enfocada solo en el público conocedor de fútbol, sea vía estadísticas, opinión u omnipresencia informativa, ya cumplió su ciclo.

 

Quisimos exponer ideas, hablar de lo que no se hablaba, diagnosticar, apuntar el dedo a problemas y sobre todo a soluciones. Hoy creemos que eso, aun cuando obtenga respaldo, no es suficiente si se quiere ejercer un impacto más allá de la buena idea o la frase bonita.

Por esa razón, decidimos arriesgar por una transformación importante. El artículo que usted está leyendo es el último que encontrará en el formato que lo ha acompañado en estos diez años. A partir de este 1 de julio, toda la cobertura web de DeChalaca migrará a formato audiovisual con excepción de las crónicas, fichas y comentarios de partidos, que se mantendrán como eje informativo para todos los torneos locales e internacionales que cubrimos.

Puede ser, y en esto somos abiertamente sinceros, que quienes hacemos DeChalaca nos sintamos más cómodos hablando de fútbol en una esfera más intelectual y cerrada; pero también creemos que sería muy cobarde de nuestra parte no asumir la obligación que nuestro crecimiento nos impone de llegar a quienes no conocen mucho de este deporte pero tienen la aspiración honesta de hablar e informarse sobre él en serio.

DeChalaca Radio, una plataforma que empezó a ganar seguidores. (Foto: Twitter) 

Los cambios en nuestro contenido tradicional estarán, así, enfocados en escribir un poco menos para poder hablar un poco más. Queremos llegar a quienes no nos escuchan; a quienes lo hacen y quizá nos ignoran; e inclusive a quienes por alguna razón no nos quieren. Queremos unir a todos quienes valen la pena y que, entendemos, son cada vez más gracias a una evolución tecnológica que per se filtra mejor la calidad de la información -lo que está liquidando progresivamente a marcas que encarnan los antivalores que combatimos- y que por ende consumen información en los formatos a los que migraremos nuestra oferta.

No obstante, mal haríamos en descuidar al público que nos ha permitido crecer, a buena parte del cual le respetamos -porque así lo entendemos- la preferencia que tiene por seguir hablando de fútbol bajo estándares marcados de interacción. Dado eso y que en este mundo post primera década las redes reinan la comunicación, sentimos nuevamente que es nuestro deber introducirnos con más énfasis y potencia en ellas. Y transformar a DeChalaca, más que en un producto periodístico, en una auténtica red de personas que quieren la mejora del fútbol peruano.

En este sentido, desarrollaremos productos específicos y exclusivos para el público conocedor de fútbol, al que agruparemos en el naciente Club DeChalaca. La camiseta por nuestro décimo aniversario, lanzada en conjunto con Habitez Sport, será solo el primer elemento que una a este grupo. Y así también lograremos delimitarlo de quienes de manera sistemática y hasta abusiva han plagiado nuestro contenido durante todos estos años para, incluso, en varios casos lucrar con él de manera descarada a través de productos impresos o bases de datos desarrolladas enteramente a partir de nuestras publicaciones. Nos hicimos de la vista gorda buen tiempo porque pensábamos que parte de nuestra misión era que más gente acceda a mejor información; hoy hemos resuelto que tanta cortesía se acabó porque existen mejores plataformas para llegar a más público sin necesidad de canibalizarnos.

Lo que sentimos

No podemos terminar este último artículo largo y extenso sin agradecer profundamente a todos los que han hecho de DeChalaca lo que es hoy. A los que pasaron por aquí, a los que nos leyeron y siguen haciéndolo; a los que nos criticaron con ideas y argumentos; a los que nos impulsaron a tomar este camino, tanto por sus buenas intenciones como por las malas. Y agradecer, por supuesto, al fútbol, porque es por el amor que le tenemos que hacemos todo esto.

Hoy cumplimos diez años. Los que Pelé y Maradona, Cubillas y Platiní, Ronaldinho y Riquelme llevaron en la espalda, y con los que gozaron y rieron e hicieron felices a gran parte de la gente que pobló y puebla este planeta; en un día como este, que más de celebración es de pitazo inicial de una serie de profundas novedades para nuestra marca, queremos reconfirmar nuestras ideas y hacer nuevamente nuestros votos. Creemos incombustiblemente en un fútbol peruano mejor y para demostrar que es posible lograrlo, queremos dar el ejemplo. Con la '10' en la espalda, lo reafirmamos y comenzamos a jugar el partido de nuestra segunda década.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (4)add
...
escrito por Richard , julio 01, 2017
Bien dechalaca, sigan adelante y buena idea lo del cambio
...
escrito por Aguilag , julio 01, 2017
Felicidades, lo unico que les falta es dar cabida a los comentarios, pues si nadie los lee y comenta ?¿que fin tienen¿?
...
escrito por loganmsc , julio 01, 2017
felicidades Dechalaca,que sigan los exitos
...
escrito por Guillermo Rojas Tuesta , julio 01, 2017
Se les va a extrañar yo soy un ferviente hincha de ustedes, por ustedes he entendido la importancia de la data, además por ustedes pude conocer y entender tanto la segunda como la copa Perú y por último por ustedes e aleje de la prensa amarilla deportiva, se les va a extrañar pero como dice una frase de Gastón Acurio "No te conformes con las migas busca el pan".
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy