Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comMarco van Basten, actual director de desarrollo de la FIFA, propuso hasta diez modificaciones radicales en las reglas de juego. ¿Su capacidad aplicativa podría cambiarle el sentido a la práctica del fútbol?

 

    Diego Rodríguez | @diroda86
    Redactor

Tras el aumento de 32 a 48 equipos para el Mundial 2026 impulsado por la administración de Gianni Infantino y las innovaciones tecnológicas probadas en el Mundial de Clubes, el mundo del fútbol quiere seguir revolucionándose. Marco van Basten, mítico exdelantero holandés y actual director desarrollo de la FIFA, ha propuesto diez premisas que han generado bastante polémica por estar algunas, en principio, alejadas de lo que se entiende como esencia del deporte rey.

1. ABOLIR EL FUERA DE JUEGO. Dejar sin efecto a la jugada en la que compiten la picardía ofensiva con la disciplina táctica defensiva es polémico, aunque también es sabido que la tecnología puede ayudar a reducir el error humano antes de pensar en su abolición. NO VA.

2. PENALIZACIÓN DE TIEMPO EN LUGAR DE TARJETAS AMARILLAS. Exactamente también es reemplazar las tarjetas rojas, pero ello también va ligado a la reacción táctica: en partidos de fútbol una ventaja numérica puede generar una diferencia en el marcador -como por ejemplo, cuando alguien se lesiona de manera momentánea-. Muy polémico si es que se llega a aplicar. CUESTIONABLE.

Abolir el fuera de juego sería una de las determinaciones más polémicas en caso se apruebe la propuesta de van Basten. (Foto: Marca) 

3. SHOOTOUTS EN CASO DE EMPATE. Desde que en 1994 se decidió otorgar tres puntos al ganador en vez de dos, se sintió más justicia. Quizá dar dos puntos por ganador en shootouts solo en competiciones ligueras y no eliminatorias podría ser una buena modificación en merced del espectáculo. Ojo que en principio para el Mundial de 2026 se aplicarían penales en la fase de grupos en caso de igualdad de puntos en la tabla. PODRÍA SER.

4. TIEMPO NETO EN LOS ÚLTIMOS 10 MINUTOS. Ciertamente si se aplica debería ser durante los 90 minutos. Así, ayudaría no solo a que haya menos pérdidas de tiempo de un equipo con marcador a favor, sino también a no especular sobre los minutos adicionales. MUY DIFÍCIL.

5. SOLO PROTESTA EL CAPITÁN. El respeto hacía el árbitro cada vez es menor. Si bien se intenta solucionarlo con amarillas, el capitán debería ser el representante ante ello. Supuestamente ya se aplica, pero en pos de intimidación todos protestan. Lo ideal es estos efectos es ser más riguroso. SÍ VA.

6. NÚMERO MÁXIMO DE FALTAS. Aquí entraría a tallar el criterio del arbitro por la rigurosidad de la falta. Ocurre que, en teoría, la acumulación de faltas provoca tarjetas y las mismas la expulsión. Igual, nuevamente es un tema de rigurosidad y correcta aplicación. PODRÍA SER.

7. OCHO CONTRA OCHO. Se busca reducir el número de jugadores, básicamente para jóvenes y Supra-45. No obstante, en fútbol informal se puede hacer pero en competiciones oficiales dependería del tamaño de las canchas; las oficiales están claramente hechas para veintidós. NO VA.

Morata por Cristiano Ronaldo, el histórico cuarto cambio de Real Madrid en el Mundial de Clubes 2016. (Foto: goal.com) 

8. MENOS PARTIDOS. Es claro que las temporadas son largas y los equipos que pueden contar con un plantel proporcional son los más beneficiados por la rotación. Además, en torneos de selecciones muchas llegan sin el nivel ideal o no lo hacen por lesión. El tema es por dónde reducir la cantidad de encuentros, pues a veces el problema son las intensas y lejanas pretemporadas que se llevan a cabo. CUESTIONABLE.

9. AMPLIAR CAMBIOS. Ya lo aplicó el Real Madrid en la Final del Mundial de Clubes con su cuarto cambio en la prórroga. De hecho es algo justo y muchos lo habían voceado, pues ante el aumento de 30 minutos, una sustitución adicional sería lo más justo. SÍ VA.

10. CAMBIOS SIN PARAR EL JUEGO. De hecho ya se aplica el retorno de un lesionado sin detener el juego, con mucho éxito. Sin embargo, siempre dependerá del correcto criterio de los equipos, pues según el caso podrían acabar contando con doce jugadores como fruto de una distracción y ello generaría problemas operativos. PODRÍA SER.

Las opiniones siempre deben tomarse con pinzas y mucho más desde la posición del director de desarrollo técnico de la FIFA: alguien con tanta influencia y conocimiento del fútbol desde diferentes aspectos como el holandés van Basten. Muchos lo han criticado, básicamente porque algunas propuestas son bastante revolucionarias; sin embargo, en el balance no resultan del todo descabelladas si se aplican con el criterio de no perder la identidad y promover el espectáculo de un deporte tan potente a nivel mundial.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: Marca, goal.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy