Infografía: Alexander Macazana / DeChalaca.com

Hoy se han cumplido 30 años de uno de los golpes más grandes de la historia de la Copa del Mundo. El cabezazo del camerunés François Omam-Biyik hacia el arco de Argentina en la inauguración de Italia 1990 es la definición perfecta de lo que los británicos llaman un biggest upset: esos de los que Argentina ya había sabido en una inauguración mundialista ocho años antes, cuando Bélgica le ganó 0-1 en Barcelona y también lo hizo estrenar su título como campeón defensor con derrota.

Como muestra la gráfica, la albiceleste es el único seleccionado al que algo así le ha ocurrido dos veces: perder el primer partido en que defendieron su título en la Copa del Mundo siguiente. Los últimos dos mundiales han asistido a la misma circunstancia: tanto España en 2014 como Alemania en 2018 empezaron perdiendo para integrar la deshonrosa lista de seis casos. ¿Logrará Francia romper la racha en 2022?

Infografía: Alexander Macazana / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy