Recorte: revista Don Balón Perú Este lunes murió el recordado DT celeste en la primera parte del Clausura 1999. Motta, quien había sufrido la amputación de su pierna derecha en 2012, dirigió diez partidos oficiales -entre el torneo local y la Merconorte- en el equipo del Rímac.

 

El argentino Rodolfo Domingo Motta Adducci, quien dirigió a Sporting Cristal durante el Clausura 1999, falleció este lunes y su recuerdo -breve- por el fútbol peruano, que tuvo más desencuentros que encuentros, vienen a colación.

Más allá de su llamativo look, desde que arribó a suelo peruano para sustituir en el cargo a Franco Navarro tras el Apertura de aquel año, Motta regaló algunas frases sueltas. Como cuando afirmó ser el primer técnico en Argentina en jugar con tres defensas. O cuando recordó haber enfrentado como DT a Alfredo Di Stéfano, Ángel Labruna, Juan Carlos Lorenzo, Carlos Bianchi, César Luis Menotti y Carlos Salvador Bilardo, a quienes tenía en su lista de honor. Y por supuesto, como no olvidar los conflictos que tuvo con un referente del momento -el paraguayo Javier Ferreira-, a quien separó del equipo en la previa de un partido ante Aurich por algunos entredichos en la interna.

Con el buzo rimense, Motta apenas dirigió ocho partidos en el torneo local, desde la fecha 1 hasta la 8 del Clausura 1999, con un saldo de tres victorias, dos empates y tres derrotas. Su mejor resultado con la celeste fue el 15 de agosto de aquel año, cuando superó por 6-0 a Municipal (goles de Aldo Olcese -2-, Roberto Silva, Héctor Sánchez, Paulo Zabárbulo y Amilton Prado), mientras que el peor marcador que registró con los bajopontinos ocurrió el 1 de agosto del mismo año, cuando sucumbió 1-3 ante Cienciano en el Gallardo con goles de Óscar Rossel, Ismael Zegarra y Ricardo Cruzate (descontó Andrés Mendoza).

Rodolfo Motta el día en que obtuvo su peor resultado al frente de Cristal: la derrota 1-3 ante Cienciano en el Gallardo (Recorte: revista Don Balón Perú)

 

Asimismo, Rodolfo Motta también dirigió a Cristal en dos partidos internacionales, ambos por la Copa Merconorte: en el empate 1-1 ante Independiente Santa Fe en el Gallardo, y en la derrota 5-3 ante Emelec en el George Capwell, curiosamente ante el equipo con el que obtuvo su máximo logro en su trayectoria como entrenador: fue campeón del torneo ecuatoriano con los eléctricos en la temporada 2002.

El DT argentino, identificado plenamente con el Nueva Chicago, fue jugador con cierto recorrido en la Primera B argentina en la década de los sesenta. Defendió las casaquillas del Deportivo Italiano, Deportivo Español, Deportivo Morón, Excursionistas, Quilmes y Estudiantes de Buenos Aires. Posteriormente, ya como entrenador, estuvo al frente de su querido Nueva Chicago, con el que consiguió el ascenso a la Primera argentina en 2006, y también dirigió al Temperley, Platense, Racing de Córdoba, Belgrano, Chaco For Ever, Almirante Brown de Arrecifes y Ferro Carril Oeste. Sus únicas experiencias en el exterior las tuvo con Emelec y Cristal.

Rodolfo Motta desde hace algún tiempo arrastraba complicaciones en su salud y que incluso acarrearon en la amputación de su pierna derecha en 2012, ya que un tumor amenazaba con extenderse por otros órganos. Este lunes se fue para siempre. Que en paz descanse.

Mira algunas escenas de Rodolfo Motta en Sporting Cristal en nuestro Facebook

Recorte: revista Don Balón Perú 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy