Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comPasaron 45 años desde el primer título grande del equipo rojinegro, que en la quinta edición de la Copa Perú ganó por primera y única vez el mayor trofeo del fútbol amateur.

 

Roberto Gando | @Roberto_Gando
Editor

Desde que la Copa Perú se comenzó a jugar en 1967, FBC Melgar siempre estuvo presente en la última etapa del torneo, año tras año, pero nunca lo pudo ganar. El cuadro arequipeño tuvo que esperar hasta la quinta edición del mismo para alcanzar el ascenso a la máxima categoría, un logro que cumplió con la base de  jugadores que antes se había quedado en el camino de la frustración.

Para la edición de 1971 su técnico fue Wálter Milera, quien llegó a la Finalísima luego de superar la última etapa regional, en la que compartió uno de los dos grupos de la Zona Sur junto a Bolognesi de Tacna, Deportivo Salesianos de Puno y Social Chalaca de Ilo.

Paso 1: Una mano para comenzar

Para el debut frente a José Gálvez, Melgar alineó con Rolando Farfán; Hernán Paredes, Jesús Neyra, Armando Palacios y Alfredo Salinas; César Ticona y Eusebio Leyva; José Risco, Raúl Rosell, Luis Ponce Arroé y Emilio Barra. El partido se jugó el domingo 25 de abril y el ‘Dominó’ se deshizo con relativa facilidad de los chimbotanos, pues cayeron goleados 5-1 en una tarde con cuatro penales que cobró el árbitro Erwin Hieger.
El último de los penales que Melgar le anotó a Gálvez, con un remate certero de Raúl Rosell (Recorte: diario La Crónica)
Los primeros dos goles los convirtió Ponce Arroé, ambos de falta directa a los 5’ y 17’. Luego hubo que esperar hasta la segunda mitad, cuando Barra aumentó la cuenta en 57’ con un remate que batió al golero Sebastián Mantilla. Tras aquel tanto el once mistiano bajó las revoluciones, situación que aprovechó Alejandro Luces para descontar cinco minutos después. Ya en 64’ llegó el cuarto arequipeño, obra de Rosell, jugador que cerró la cuenta a falta de diez minutos con un nuevo tiro penal.

Paso 2: Exprimiendo la suerte

La siguiente jornada se disputó el miércoles 28 de abril, fecha en la que Social Huando buscó recuperar los puntos que perdió en su estreno frente a Unión Tumán. El conjunto huaralino era conducido por Máximo Mosquera, pero todo el conocimiento de ‘Vides’ sobre el fútbol no le alcanzó para evitar la debacle de su equipo.
La conquista de Emilio Barra con la que Melgar cerró su goleada sobre Social Huando (Recorte: diario La Crónica)
Pese a que el resultado fue un nuevo 5-1 para Melgar, quien abrió el marcador fue el Huando con anotación del paraguayo Ovidio Larramendia a los 6’. Pero lo que pasó después pareció ser una película repetida del primer partido de los rojinegros, pues otros dos penales se cobraron a su favor: el primero lo convirtió Luis Ponce Arroé en 24’, faena que reiteró en el complemento cuando a los 50’ señaló el tercero de Melgar, justo tres minutos después del segundo tanto convertido por Eusebio Leyva. La goleada se cerró con una tercera conquista de Ponce Arroé y otro gol de Emilio Barra.

Paso 3: Sustos cooperativos

El 2 de mayo a Melgar le tocó jugar con Unión Tumán, acaso el rival más fuerte que tuvo en la Finalísima, pues también ganó sus dos primeros encuentros, aunque con resultados mucho más ajustados. Para aquel compromiso Milera hizo un cambio en el arco, pues alineó a José Valderrama en lugar del suspendido Rolando Farfán.
Unión Tumán le causó serios problemas a Melgar luego del gol de Virgilio Ortiz (Recorte: diario La Crónica)
El marcador lo movió primero el ‘Dominó’ mediante una jugada entre Barra y Leyva que finalizó este último con un remate a los 13’. La desventaja no amilanó al equipo tumaneño, que comenzó a jugar mejor en el mediocampo, aunque tuvo que esperar hasta los 52’ para empatar mediante Virgilio Ortiz tras una acción de Florencio La Rosa. Sellado el 1-1 y con la punta compartida por ambos, la mayor preocupación de los arequipeños pasó a ser la baja por lesión en los meniscos de su capitán Armando Palacios, quien ya no pudo seguir en el torneo.

Paso 4: Clásicamente sureño

El cuarto rival de los rojinegros fue Cienciano, que el 5 de mayo opuso mucha más resistencia en su defensa de la que se podía esperar, pues antes de enfrentar a Melgar había perdido todos sus partidos. Los cusqueños soportaron el asedio rojinegro durante toda la primera etapa, la que concluyó sin goles, pero en el segundo tiempo sucumbieron por un error que resultó fatal.
Cienciano fue un duro rival para Melgar hasta que Luis Ponce Arroé convirtió de penal para darle la victoria al 'Dominó' (Recorte: diario La Crónica)
La jugada la protagonizó Luis Ponce Arroé, quien dentro del área sufrió una falta del arquero Américo Ortiz de Zevallos y recibió un penal que una vez más ejecutó con suma precisión a los 63’. El triunfo de 1-0 les sirvió para seguir arriba en la tabla, aunque aún en paridad de puntos con Unión Tumán, que venció 2-1 a CNI y alargó la definición hasta la última jornada.

Pasó 5: Pescando un título

La Finalísima culminó el sábado 8 de mayo con un final absolutamente inesperado, pues luego que Cienciano goleó 5-0 a Social Huando en el primer partido, en el semifondo José Gálvez superó 1-0 al Tumán, un resultado que le permitió a Melgar ganar la Copa Perú con tan solo sacar un punto ante CNI en el partido de fondo.
El gol del título de Melgar, con un remate de Luis Ponce Arroé que fue inatajable para el golero loretano (Recorte: diario La Crónica)
Con lo que no contó el cuadro arequipeño fue con el gran rendimiento que esa noche tuvo el once loretano, pues además de abrir el marcador a los 44’ con gol de César Cortez, mantuvo cerrado su arco hasta el tramo final, cuando a falta de tres minutos apareció Luis Ponce Arroé para empatar y asegurar el ascenso a Primera División.

Colofón: Subida sin bajada

Aquella campaña de Melgar fue la última que protagonizó en el fútbol amateur, pues desde entonces siempre se mantuvo en la máxima categoría. Ese mismo año, por ejemplo, se insertó de inmediato en el Descentralizado y cumplió una aceptable temporada al quedar en séptimo lugar. Aquel fue solo el primer gran paso para un equipo que ya como profesional creció sin parar hasta ser uno de los más fuertes de entre los clubes de provincia.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diario La Crónica


Comentarios (2)add
...
escrito por cesar , mayo 08, 2016
El más grande fuera de Lima... Aclaren eso...
...
escrito por bered , mayo 08, 2016
Si no hubieran descendido al Huracán con una regla tonta en los 70, creo que ya habría mas de un equipo profesional arequipeño en el Descentralizado. Ahora último tengo entendido no se le ha permitido al Huracán jugar la Etapa Provincial de la Copa Perú; me gustaría expliquen los motivos porque me parece injusto.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy