Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.comBoys debutó en casa con un 3-2 labrado desde la contundencia ante recién el ascendido Llacuabamba. A la 'Misilera' le bastó una inspiración reflejada en doble anotación por parte de Penco para hacer prevalecer la mínima ventaja frente a un cuadro liberteño que, pese a la expulsión de Ruidías, estuvo cerca de llevarse un épico empate.
    Eduardo Tirado | @EduardoTL
    Redactor

En el Miguel Grau salió el sol y fue con un triunfo rosado, aunque con un final cercano al de una película de terror. Los de Marcelo Vivas debutaban con un gran marco de simpatizantes, quienes soportaron el calor extenuante para ver la primera participación de Sport Boys en casa en 2020. La expectativa era alta, por los jales solicitados por el DT argentino y su continuidad en el puesto. En esa línea, Deportivo Llacuabamba -en medio de desavenencias internas que llevaron a la purga de cuatro jugadores dos días antes del estreno- parecía el rival perfecto para debutar con una cómoda victoria, pero lo más seguro es que la hinchada y el entrenador hayan quedado con más dudas que certezas.

El cierre del primer tiempo parecía indicar que el Grau sería testigo de alguna goleada de escándalo, pero Boys bajó sus defensas y encajó dos goles en el complemento debido a sus desaciertos en defensa. De hecho, los de Néstor Clausen estuvieron a tiro del tercero, y por eso el final no dejó contento a más de un hincha rosado por el suspenso innecesario que se instauró.

La Pizarra: Contundencia y nada más

Boys: El 4-3-2-1 de Marcelo Vivas tenía a Sebastián Penco como único punta, quien participó con dos goles vitales. Sin embargo, permitía que tanto Piero Ratto como Claudio Villagra se desplegaran en ataque como defensa. Importantes fueron las conexiones que tanto Paolo de La Haza como Joao Ortiz hicieron en ataque, ya que las transiciones favorecieron ofensivamente al conjunto rosado, sobre todo en el primer tiempo. En el complemento, el desgaste pasó factura y el terreno fue cedido a la visita. Las variantes cambiaron poco o nada; es más, la salida de Jean Tragodara, de buena labor, terminó por desequilibrar más a los rosados.

Llacuabamba: Un 4-2-3-1 fue la carta de presentación del excampeón del mundo Néstor Clausen, con la novedad de Arly Benites -habitual volante ofensivo- como lateral izquierdo. Jardy Portocarrero y César 'Huevito' Ruiz sostuvieron el mediocampo, sobre todo en el complemento, y fueron parte del crecimiento del cuadro de Pataz en ese tramo del juego. Más allá de ello, fue poco lo que Alexander Sánchez y Christian Adrianzén ofrecieron como volantes ofensivos. Quien marcó la diferencia con su ingreso fue Javier Trauco: el tarapotino tomó participación en ataque y cedió la asistencia para el segundo gol llacuabambino.

El Capo: Puso tercera

La celebración del segundo gol de Penco, que acabó siendo el determinante para la victoria rosada. (Foto: Miguel Marca / DeChalaca.com) 

Sebastián Penco se inspiró y, en pocos minutos, anotó un doblete que le permitió a Boys llevarse el triunfo a la postre. La participación de 'Motoneta' no fue muy activa en la segunda mitad, pero bastaron sus goles en el cierre de la primera mitad para que el cuadro porteño sacara la diferencia necesaria y evitara una decepción en su debut como local.

Kazuki Ito: Sin novedades

Fernando Legario y compañía apenas si participaron en el encuentro. En medio de decisiones correctas, la única jugada que desató algunos reclamos fue la expulsión de Marlon Ruidías por doble amarilla; aún así, fueron pocas las quejas que se oyeron sobre los jueces en el Callao.

Los Goles

Las Fotos

Fotos: Fabricio Escate y Miguel Marca / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Boys 3 - Llacuabamba 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy