Foto: Celso Roldán / DeChalaca.comVallejo dominaba en el Mansiche, pero no pudo capitalizar sus chances y se vio sorprendido por Binacional. El 'Poderoso del Sur' -con DT interino- reaccionó y, con el ingreso de Johan Arango, le cambió el ritmo al partido para conseguir un 0-2 tonificante y valiosísimo.
Miguel Marca | @migueelmarca
Redactor

Si ciertas características tenía la pluma de César Vallejo esas eran inspiración, tino, coherencia y pundonor. De todas ellas careció el equipo de José del Solar, al que le faltó lo primero para conseguir lo segundo; fue perdiendo lo tercero tras verse con el marcador en contra y no encontró la manera de hacer relucir lo cuarto. Solo así se explica una derrota sorpresiva ante un Deportivo Binacional que no encontraba horizonte. Fastidio, queja e inquietud dominaron al extécnico de la selección nacional, puesto que sus atacantes no estuvieron refinados ante el gol como sí lo estuvo el poeta al sentenciar uno de sus más populares versos: "Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos, la resaca de todo lo sufrido se empozara en el alma...".

La Pizarra: En reversa

Vallejo: José del Solar planteó un 3-4-2-1 que se vio perjudicado tras las dos amarillas absurdas que recibieron sus defensores Christian Ramos y Renzo Garcés, quienes limitaron fuerzas para no terminar expulsados. Aparte, José Miguel Mazaneda perdía balones con facilidad y sus centros no fueron determinantes. Ya para la segunda mitad y con el resultado en contra, 'Chemo' replanteó el sistema a un 4-trapecio-2, con Víctor Aquino y Yorleys Mena como dúo de ataque, pero se encontró con un rival replegado hasta con nueve hombres en función defensiva.

Binacional: El joven Javier Uturunco volvió a dirigir al 'Poderoso del Sur' como interino -ya lo había hecho en el Clausura pasado, tras la marcha de Javier Arce y antes de la llegada de Roberto Mosquera- y alineó un 4-2-3-1. La visita cometió errores al inicio en defensa, y ni Raúl Fernández garantizó suficente confianza. Eso sí, con el correr de los minutos Nery Barreiro consiguió apagar el incendio en su área del modo más simple: el paraguayo rechazaba el balón a cualquier lado. Dhawling Leudo estuvo muy claro con el balón y se atrevió en dos ocasiones a aproximarse a la portería rival.

El Capo: Tóquenlo, que él sí es realidad

Arango ingresó y desequilibró. Aquí observa la marca de Vásquez a Rodríguez. (Foto: Celso Roldán / DeChalaca.com)  

Johan Arango ingresó por Reimond Manco y volvió a darle otro ritmo a Binacional, pues pidió el balón y mostró astucia en el quite de balón. De sus pies nació el primer gol del partido: enrumbó por el medio y asistió a Marco Aldair Rodríguez, quien remató de modo potente a la portería poeta. Además, estuvo muy cerca de anotar mediante remates de larga distancia.

Kazuki Ito: A paso y decisión segura

Renzo Castañeda no sufrió apuros y amonestó a los jugadores involucrados en faltas desmedidas. Además, tuvo muy buen criterio en una jugada clave: una aproximación de Marco Aldair Rodríguez, quien se iba solo ante la portería rival, encontró en apuros a Leandro Fleitas. La 'Máquina' se barrió con toda potencia, pero el juez decidió continuar la jugada al observar que el capitán poeta fue netamente al balón.

Los Goles

Las Fotos

Fotos: Celso Roldán / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Vallejo 0 - Binacional 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy