Foto: David Ramos / DeChalaca.comEn solo cuatro días, Melgar volvió a tomar posesión del Altiplano, ahora del lado peruano de la frontera. Con categoría y contundencia, derrotó 2-4 a Binacional en un partido que se tornó inesperadamente vibrante en el tramo final a partir de un error arbitral.
    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

Entre Potosí y Juliaca hay apenas 142 metros de altitud de diferencia, que en esos niveles del Ande ya ni se sienten. Pero rara vez se domestican tan bien como ha conseguido hacerlo FBC Melgar en 98 horas, con dos victorias a domicilio que valen 6 puntos repartidos entre Sudamericana y Liga 1 pero se multiplican, en el haber del respaldo de la propuesta de Carlos Bustos, de modo incalculable.

Sucede que el efecto no es solo anímico: esta versión del 'Dominó' responde con dos líneas de tres muy competentes del centro del campo hacia delante, y además inyecta dinamismo para mantener el ritmo intacto a partir de cambios que surten efecto visible. Esa combinación castigó a Deportivo Binacional, escondido y medroso hasta que el error que trastocó la actuación del réferi Roberto Pérez permitió que Marco Aldair Rodríguez encontrara el descuento. Y solo por eso, los frenéticos 7 últimos minutos terminaron de consumar el mejor partido de lo que va de un torneo que cumple su cometido con partidos de este calibre.

La Pizarra: Líneas de control

Binacional: César Vigevani apostó por el consabido 4-2-3-1 del 'Poderoso del Sur', esta vez con Dhawling Leudo como extremo por derecha. Algunos puntos bajos explicaron parte de las fisuras que encontró Melgar para desplegar su fútbol: el exrojinegro Ángel Romero en el medio y, sobre todo, el paraguayo Nery Bareiro en la zaga la pasaron mal. La entrada de Héctor Zeta reconvirtió el sistema -con el retroceso de Leudo- a un 4-trapecio-2, y el posterior ingreso de Sebastián Gularte -por Leudo- lo llevó a un desesperado 4-1-2-3 que sirvió para el cargamontón del final.

Melgar: El 4-3-3 de Bustos reúne gente que entiende el libreto y ejecuta su parte con eficiencia. En primera línea, otra vez resultó notable el despliegue de Alexis Arias, bien complementado por Édson Aubert como espejo; ambos dictan los tiempos rojinegros desde los lados. Y en el trío de ataque, también hay roles muy definidos: Joel Amoroso desborda, Joel Sánchez piensa y Othoniel Arce define. Lo especialmente valioso es que los cambios siempre pesan en la propuesta del ex DT de la Universidad San Martín: Jhonny Vidales e Irven Ávila hicieron mucho más que solo construir la jugada del cuarto tanto, porque tienen la capacidad de tener la pelota en campo opuesto y ocupar a los rivales de modo permanente.

El Capo: El yo de él

Sánchez se robó otra vez el protagonismo y comandó el peligrosísimo tridente que también integran Amoroso y Arce. (Foto: David Ramos / DeChalaca.com) 

Con look rubicundo, Joel Sánchez vive un estupendo momento. Como en Potosí, su juego anduvo tan encendido como su cabellera: guió a Melgar a moverse por el frente de ataque, a desequilibrar y sobre todo a asumir el protagonismo del partido desde el vamos. Su liderazgo hoy se funda tanto en talento como en experiencia: a eso suma presencia determinante en el área, esta vez con un nuevo gol madrugador que calcó el triunfo por Sudamericana en la Liga 1. El retorno a la selección, en este nivel, no es una utopía.

Kazuki Ito: No le roben el momento

Críticas cuantiosas cayeron sobre el juez Roberto Pérez por su muy equivocada decisión de cobrar penal a favor de Binacional cuando Marco Aldair Rodríguez remató con violencia un balón que se estrelló en la entrepierna de Paolo Fuentes. La TV desnudó que de ningún modo existió contacto con la mano y el árbitro asistente Enrique Pinto, enfrente de la jugada, tampoco contribuyó a corregir el error. Es cierto que una falla así trastoca cualquier actuación, pero hay que decir que el árbitro había venido cumpliendo -y no solo en este partido- un desempeño bastante parejo y con atención a las jugadas de riesgo. Sin duda su yerro influyó sobre el juego: al descuento de Rodríguez lo sucedió de inmediato el golazo de Roque Guachiré y eso pudo cambiar todo el destino del resultado pues puso a Binacional a tiro del empate, pero en materia objetiva fue lo único reprochable para un réferi que, ojalá, no vea afectada su buena curva de desempeño a partir de esta circunstancia.

Los Goles

Las Fotos

Fotos: David Ramos / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Binacional 2 - Melgar 4

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy