Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comEn un cotejo bastante luchado, Cusco y Huancayo igualaron 0-0 en el Iván Elías Moreno. A pesar de la fatiga acumulada, el cuadro de Wilmar Valencia fue al frente, dio pelea hasta el final y hasta consiguió un gol vía Monsalvo incorrectamente anulado por el árbitro Villegas.
    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

Al finalizar la jornada matutina en el Iván Elías Moreno, en filas de Sport Huancayo se infundió un profundo malestar. A pesar de jugar hace tres días la Copa Sudamericana —lo cual implicó un desgaste considerable— los de Wilmar Valencia fueron al frente en el recinto de Lima Sur y, fruto de su insistencia en ataque, apenas iniciado el complemento se adelantaron con un gol legítimo de Charles Monsalvo, el cual Hibert Villegas anuló por inexistente posición adelantada. Poco antes, cerca de finalizar la primera mitad, tras pase de Marcio Valverde, Víctor Peña había partido habilitado y quedado en un mano a mano inmejorable con Juan Pretel, pero el asistente Carlos Ciriaco marcó offside.

No obstante, más allá de los graves errores arbitrales, el cotejo fue bastante parejo; con excepción de los primeros 10 minutos, en los que el conjunto imperial avasalló al 'Matador', ninguno de los equipos ejerció un dominio absoluto. De hecho, hasta el último segundo el lance estuvo para cualquiera de los dos. Nada lo ejemplifica mejor que la sucesión de yerros en la definición en ambas áreas en los descuentos: primero Hugo Ángeles resbalando antes de disparar al arco rival y, luego, Janio Posito pifiando el balón sin marca alguna cuando estaba solo frente a Joel Pinto.

La Pizarra: Vamos por fuera

Cusco: Carlos Ramacciotti alineó un 4-3-1-2 en el que reapareció Marco Saravia en la zaga central junto a Miguel Paniagua; Josimar Atoche se recostó por el carril izquierdo, a tal punto que, parecía, fungía de volante exterior por dicho sector. No obstante, en la segunda mitad el cuadro imperial, con la inclusión de Willyam Mimbela, migró a un 4-2-3-1 y ganó en amplitud y profundidad, pues el menudo extremo se mostró incisivo y se complementó bien con Miguel Carranza. Sin trascender en demasía la dupla Alfredo Ramúa - Danio Carando, vale destacar cómo Oswaldo Valenzuela y Erick Gonzales se dieron abasto para cubrir con solvencia el centro del campo.

Huancayo: Wilmar Valencia, por su parte, planteó un 4-2-3-1 que, con el pasar de los minutos, se afirmó en el terreno y, de hecho, a partir de la distribución de Marcio Valverde, evidenció amplia fluidez por momentos en términos de posesión de balón. Las arremetidas por los flancos laterales, especialmente en la primera mitad con Carlos Caraza y, en la segunda, tanto con 'Koko' Bazán y Luis Enrique Campos, representaron un arma interesante en la estructura de Valencia. El fondo huancaíno tampoco mostró fisuras a partir de la solidez brindada por los zagueros Hervé Kambou y Víctor Balta.

El Capo: Don Gato y su seguridad

(Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com)

Las decisivas intervenciones de Joel Pinto, especialmente al ahogar el grito de gol de Miguel Carranza en dos ocasiones consecutivas en el complemento, no hicieron sino afirmar su gran momento futbolístico. Solvente y tranquilo para descolgar centros, bloquear cualquier disparo, ser preciso en los envíos largos y ordenar a sus compañeros en el campo, el ‘Gato’ demuestra, en cada cotejo, su vital importancia en el once de Valencia.

Kazuki Ito: Inaceptable

Lamentable jornada del juez Hibert Villegas junto a la cuarteta que lo acompañó en la jornada matutina en Villa El Salvador. Los dos comentados yerros garrafales que cometieron -decisivos en el devenir del cotejo-, tarjetas mostradas sin sustento y omisión de infracciones evidentes cerraron una actuación para el olvido desde lo arbitral.

Las Fotos

Fotos: Pedro Monteverde y Julio Aricoché / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Cusco 0 - Huancayo 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy