Ilustración: Lenin Auris / DeChalaca.com

Su mejor versión fue la de 2019, cuando 17 goles en 31 partidos en Alianza Lima le valieron ser constantemente elogiado y felicitado por la prensa local, además de meterlo al radar de la selección y ganarle un traspaso al Goiás de Brasil. Y aunque Kevin Martín Quevedo Mathey (Lima, 22 de febrero de 1997) aún no ha podido retomar aquel nivel, su inicio de temporada con FBC Melgar ya está mostrando indicios de un resurgimiento en el tenaz atacante por fuera del equipo rojinegro.

El último fin de semana ante Deportivo Municipal, en duelo válido por la jornada 11 del Torneo Apertura, tuvo una performance que recordó a sus mejores tiempos: sobre la base de regates y desmarques al vacío, pero sobre todo de su capacidad de incidir directamente en el marcador final de 1-3 a favor de los rojinegros con dos asistencias y un gol, se convirtió no solo en el mejor del partido, sino también de la fecha. Primero, se quitó a un par de defensores de encima y con mucha potencia, sirvió el balón a Bernardo Cuesta para que este, con una pincelada, abriera el marcador. Más adelante, cuando todo estaba empatado, tomó viada hacia la banda antes de sacar un centro a rastrón que, previo desvío, vio a Martín Pérez-Guedes anotar el segundo. Para coronar la actuación del extremo faltaba el tanto propio, que se dio en los descuentos después de recoger un rebote en el travesaño y disparar ante el inútil esfuerzo de la defensa de Municipal por evitar el tanto, en medio de la irritación de allegados al cuadro edil por su celebración debido a la identificación con la 'Academia' de su padre Wilfredo Quevedo y su fallecido tío Héctor Mathey. Lo cierto es que de a pocos, más allá de cualquier legado, Quevedo quiere volver a ser por cuenta propia.

Ilustración: Lenin Auris / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy