Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comWilstermann de Roberto Mosquera se quedó cortó con el 1-0 ante Atlético Mineiro, pero la magnitud del gol -una chalaca de Gilberth Álvarez- pagó la entrada en el Félix Capriles. Si bien el resultado fue ajustado, el hecho de no recibir un gol de visita le permite a los bolivianos ver la serie con optimismo.

Aldo Ramírez | @ramireztello
Editor

DIMENSIONES DE UN AVIÓN. El argumento de Wilstermann de jugar corto y saber en qué momento decidirse a atacar se repitió en la ida de los octavos de final. Esa misma fórmula que no le resulta en Bolivia -donde debe ser protagonista-, le permite algunas licencias en el torneo continental. Que no tenga tapujos para replegarse cuando corresponde y aprovechar la altura, fueron alternativas que ante Atlético Mineiro resultó.

CAEN LAS TORRES. Evaluar los presupuestos de ambas escuadras sería un despropósito. Sin embargo, lo cierto es que Atlético Minero con sus enormes figuras (Juan Cazares, Robinho y Fred) poco o nada hizo en el primer tiempo. El buen trabajo de Wilstermann para presionar ayudó a controlar el traslado ofensivo del 'Galo'.

LA CHALACA DEL MOMENTO. Si Atlético Mineiro no estaba fino, Wilstermann tampoco. Aunque Rudy Cardozo estuvo aplicado y fue el generador de juego, no tuvo el respaldo de jugadores como Serginho, flamante fichaje para esta instancia, quien pasó desapercibido. Sin embargo, de tanto insistir llegó el gol boliviano mediante una formidable chalaca de Gilberth Álvarez, quien aprovechó un mal despeje de Alex Silva para definir en el borde del área chica.

Robinho no tuvo un buen partido. Edward Zenteno y Alex Silva supieron controlar desde la zaga los ataques de Atlético Mineiro. (Foto: AFP) 

EN BALDE. El gol de Wilstermann a los 41' trastocó los planes de Atlético Mineiro. Tras el descanso, Valdívia ingresó por Robinho, cambio le dio mayor fluidez al juego del equipo de Roger Machado. Pero encontrar jugadores como Fernando Saucedo y Rudy Cardozo más avocados a la recuperación significó más gente evitando los avances de la visita.

TÉCNICAS DE CUIDADO. Roger Machado sacó a los pesos pesados (Robinho y Fred) para apostar por jugadores menos mediáticos, y de repente más comprometidos con el desgaste (Valdívia y Rafael Moura). Con el '13' en cancha, el cuadro brasileño tuvo un medida más para hacer daño: los pases en diagonal a las espaldas de Omar Morales y Juan Aponte, pues Moura, a diferencia de Fred, mostró mayor movilidad. Sin embargo, Wilstermann también pudo hacer daño con el ingreso de Ricardo Pedriel, quien aún se encuentra lejos de su mejor ritmo tras su paso por el ascenso turco.

El Gol

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Wilstermann 1 - Atlético Mineiro 0

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy