Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comComo para estar a tono de la discreta participación peruana en Copa Libertadores, Melgar acabó su campaña en Guayaquil goleado. Fue por 3-0 a manos de un Emelec que, en un George Capwell abarrotado, celebró con autoridad su clasificación a octavos a expensas del impotente cuadro arequipeño.

    Iván Carpio | @carpio_ivan
    Editor Regional

Más allá de su temprana despedida de la Copa Libertadores, Melgar llegaba a Guayaquil con la consigna de lavarse la cara ante el único rival al que había podido vencer en la fase de grupos, Emelec. Pero el cuadro azul tenía cosas por qué pelear aún en el certamen, y así lo hizo. El cuadro eléctrico dominó el partido, lo controló la mayor parte del tiempo y consiguió una merecida diferencia de tres goles que lo depositó en la segunda ronda del torneo continental.

Ante la seguidilla de partidos, Juan Reynoso alineó un once plagado en su mayoría de jugadores que no habían sido habituales titulares en anteriores encuentros. Reservó en el banco a los Herrera, los Fernández, los Leudo o los Zúñiga. En cambio, Alfredo Arias se la jugó por lo mejor que tenía a la mano: era lógico, ya que la posibilidad de avanzar a la siguiente fase estaba a la mano, y dependía de sí mismo para consolidarla.

No obstante, el 'Dominó' sorprendió en el inicio mostrando un buen orden en su zona posterior, pero esa disposición se desvaneció muy rápido, a medida que Emelec presionaba más y más por las bandas con las proyecciones de Romario Caicedo y Ayrton Preciado, quienes complicaban con centros el área de Diego Penny. A la par de ello, Marcos Mondaini se movía por todo el frente de ataque, pero muy especialmente por la derecha. El capitán emelecista complicaba así en la salida a Jorge Toledo, quien afrontó serios problemas durante la primera parte.

Jean Pierre Barrientos fue uno de los pocos en Melgar que intentó profundizar, pero estuvo muy impreciso. (Foto: AFP) 

Precisamente, desde esa zona vino el primer tanto, a través de un centro que encontró a Carlos Orejuela -el ecuatoriano homónimo del delantero de Ayacucho- libre, sin presión ni marca de Édgar Villamarín o Minzum Quina, quienes no pudieron impedir que el '7' azul conectara de cabeza a placer y venciera a Penny por primera vez.

Ni siquiera el gol fue motivo para que Melgar saliera de su cueva. Y es que no tenía con qué: como en toda la Copa y hasta en el torneo local, Daniel Chávez no trascendió, aunque esta vez su poca influencia en el juego ofensivo rojinegro fue provocada también por el flojo trabajo del mediocampo. Jean Pierre Barrientos, Víctor Cedrón y Luis García se vieron abrumados y prefirieron replegarse para apoyar más en defensa que en ataque.

Así, era improbable cambiar el curso del partido. Y salvo dos incursiones  en el inicio del segundo tiempo de Emanuel Herrera (ingresó por Gustavo Torres), el encuentro fue nuevamente controlado por el equipo de Arias, que encontró dos goles más gracias a errores en salida de Melgar. De este modo, Pedro Quiñónez y Brayan Angulo cerraron el trámite, y ni siquiera el triunfo de DIM en Buenos Aires ante River Plate pudo opacar la celebración eléctrica en Guayaquil. El 'Dominó' tampoco estaba en condiciones para aguar la fiesta: está dicho que no tenía cómo, y se despidió del torneo siendo la presa ideal para un Emelec que consiguió con autoridad su clasificación en casa.

Fotos: AFP

24Win

Leer más...

La ficha del Emelec 3 - Melgar 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy