Foto: EFEDefensor Sporting parecía tener complicado revertir la llave, pero el ingreso de Nicolás Olivera cambió el rumbo del partido. Una asistencia suya y un gol le dieron el 2-0 y la forzada tanda de penales que terminó definiendo el propio Olivera.

 

Como en la tarde al estilo Champions, la posesión del balón fue largamente para un equipo en la Libertadores: para Defensor Sporting, no obstante como ya se dijo en más de una ocasión, eso no asegura nada, y precisamente eso parecía repetirse en el Luis Franzini, pues los uruguayos no pudieron trasladar la posesión y el domino al marcador, al menos no en el primer tiempo, periodo en el que The Strongest se mostró ordenado y preocupaba a los hinchas locales con las contras que generaba, principalmente Jair Reinoso, pero que no pudo culminar.

Los remates de media distancia fueron una de las principales armas de un Defensor Sporting que mostraba problemas en la elaboración, pero que llevaba peligro gracias al empuje de Cardaccio, aunque sus intentos terminaron casi siempre con una buena intervención del arquero Daniel Vaca.

Las cosas que tiene el fútbol, la famosa frase "Goles que no haces, goles que te hacen" parecía hacerse cada vez más presente en tienda boliviana, sobre todo en la mente de Reinoso, que apenas iniciado el complemento tuvo la más clara ocasión para abrir la cuenta, pero no pudo ante Martín Campaña, que al final también terminó salvando en más de una ocasión a su equipo.



Igual el rumbo del partido parecía muy distante de ser favorable a Defensor Sporting, hasta que el ingreso de Nicolás Olivera (a los 52’) terminó siendo el punto de quiebre en el partido. Bastaron doce minutos en el campo para que el experimentado mediocampista le diera a su equipo la esperanza de clasificación. En su primera intervención combinó bien con Gedoz y De Arrascaeta y en la siguiente, a los 59’, asistió de forma perfecta al propio De Arrascaeta, que tras sacarse al meta Vaca logró el 1-0. No pasó mucho para que la magia de Olivera saliera a flote: un gran servicio de Gedoz llegó a los pies del ‘pelado’ que en primera sacó un zurdazo colocado que hizo estéril la estirada de Vaca. 2-0, sí, ¡2-0! en doce minutos y la historia del partido había cambiado. 

Los últimos minutos fueron de infarto. Ambos dispusieron de opciones para marcar el gol, el que hubiese sido el de la clasificación para uruguayos o bolivianos, pero éste no llegó. Pese a toda la entrega de Chumacero y Escobar, el tigre boliviano no pudo encontrar ese tanto que le hubiera permitido seguir en carrera y evitar la dramática tanda de penales. Tampoco pudo evitarlo el propio Olivera, que en la última jugada del partido se perdió el 3-0, pero que luego tuvo su revancha.

Defensor Sporting fue más efectivo en los tiros desde los doce pasos, Campaña atajó dos penales y dejó todo servido para que Nicolás Olivera termine consagrándose como el héroe de la jornada, marcando el último penal, el 4-2 que selló el pase de los ‘violetas’ a cuartos de final y que puso punto final a la participación copera de los altiplánicos.

Fotos: EFE; video: Youtube / usuario Futbolpasionmundial3

Leer más...

La Ficha y La Pizarra

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy