Foto: EFEGremio ganó por 1-0 con un gol sobre el final, lo que valió para ir a penales. Sin embargo, ‘El Tricolor’ llegó sin piernas para la tanda y fue presa de un inspirado Torrico. San Lorenzo no falló ni uno y clasificó a cuartos de final.

 

Ángel Torrico o San Torrico. Póngale el nombre que usted guste, porque seguramente los hinchas cuervos ya lo están haciendo. Con la canonización del Papa Juan Pablo II el domingo, posiblemente ya estén mandando cartas al El Vaticano para incluir a alguien más.

El arquero de San Lorenzo estuvo inspiradísimo y fue la carta principal para pasar de ronda, pues mantuvo el cero en el arco hasta el minuto 83, momento en el que no tuvo responsabilidad en el gol de Dudú. Sendas atajadas dejaron al estadio Arena do Gremio en silencio absoluto por momentos. Fue ahí cuando la figura del delantero de Gremio, Hernán Barcos, creció. El atacante mostró su mejor repertorio: Remates con ambas piernas y cabezazos. Justamente uno se estrelló en el palo, lo que hubiese puesto mayor emoción.


Si bien Barcos hizo un partido notable y digno para el aplauso, en general el conjunto de Porto Alegre no convenció. Laterales que se proyectaban, pero que no trascendían. Mediocampo que rompía líneas, sin embargo no retrocedían para defender. Aunque el talón de Aquiles fue el magro desempeño de su volante creativo, Zé Roberto. El ex mundialista ya no tiene el ritmo de otros tiempos, pues a sus 39 años poco o nada es lo que puede producir para revertir situaciones complicadas.

San Lorenzo aguantó más por demérito del local que por virtudes defensivas. Igual le bastó para tener alas y volar a los cuartos de final.

Foto: EFE; video: Youtube / usuario Futbolpasionmundial3

Leer más...

La Ficha y La Pizarra

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy