Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comLa reciente final entre Aurich y Alianza llegó hasta un tercer partido que recuerda otras definiciones triples que se han dado en la historia de los campeonatos peruanos. La de este año fue la quinta ocasión, pero la primera en la que se definió el título nacional.

 

Es probable que muchos carezcan del recuerdo de una definición triple como la que se vivió en esta temporada. Sin embargo, este tipo de desenlaces no es novedad en el fútbol peruano: en la historia de los campeonatos nacionales, el choque entre Juan Aurich y Alianza representó la quinta ocasión en la que se requirió de un tercer partido para determinar a un ganador, aunque fue la primera en la que se dirimió al campeón nacional. A continuación, el repaso de cada una de estas historias.

1977: Un cocoliche para endulzar el día

Este gol de Germán Leguía en Chincha salvó a Municipal de irse al descenso en 1977. (Recorte: Revista Ovación)La primera de estas definiciones triples se dio en 1977, cuando Municipal y Cienciano debieron enfrentarse para saber cuál de los dos mantendría la categoría. Asi fue que, luego de superar un vacío en el reglamento del torneo respecto a la validez o no del puntaje acumulado, el 11 de diciembre cusqueños y ediles se enfrentaron en la ciudad imperial, culminando el partido con un 2-1 a favor del equipo local gracias a los goles de Eduardo Riega y José Valenza. Municipal, que había logrado igualar transitoriamente en la primera etapa por medio de Julio Argote, tuvo asi que pegar la vuelta a Lima con todas sus esperanzas centradas en lo que pudieran hacer en la revancha prevista a jugarse cinco días después en Matute.

Ese día, la cancha de Alianza congregó a una nutrida masa de hinchas ediles, los mismos que pudieron celebrar la victoria de su equipo por 3-1. En La Victoria, las anotaciones de Julio Argote, Augusto Palacios y Germán Leguía le sirvieron a Municipal para forzar el tercer partido ante un Cienciano que se desdibujó de lo hecho en la ida pese a que José Valenza había logrado empatar en un inicio. En menos de 48 horas, ambos equipos se volvieron a ver las caras, esta vez en Chincha, ciudad que los albergó en el estadio Félix Castillo Tardío, que ofició como campo neutral. Al final, un golpe de cabeza de Germán Leguía permitió que el ‘Echa Muni’ se escuchara por varios años más en Primera, mientras que Cienciano recién regresó a la máxima división en 1984 por medio de los Torneos Regionales.

1981: Celebración nada mansa

Solo mediante un tiro libre se pudo romper la igualdad entre cremas y ediles en la final del Regional de 1981. En esta vista, la pelota yace en las redes tras el remate de Rodulfo Manzo. (Recorte: diario La Crónica)En 1981, Deportivo Municipal fue uno de los grandes protagonistas del campeonato, el mismo que se dividió en dos etapas: la Regional y la Descentralizada. En la primera de ellas, cuatro grupos fueron armados según la región a la que pertenecía cada equipo, quedando el conjunto edil dentro de la Zona Metropolitana. El ‘Muni’, tras ocupar la tercera casilla en su grupo, tuvo que superar al ADT en la semifinal, lo que le permitió disputar el título del Regional ante Universitario, que había eliminado al Melgar, futuro campeón de esa temporada.

El primer partido, jugado el 30 de mayo, culminó empatado sin goles; mientras que en la vuelta, jugada el 6 de junio, Germán Leguía se volvió el aguafiestas de los ediles al decretar sobre el final el 1-1 en el estadio Nacional cuando las tribunas ya celebraban la victoria de Muncipal con gol de Rodolfo Quijaite en el primer tiempo. Este empate obligó a que se jugara un tercer partido, el mismo que se desarrolló el 10 de junio, nuevamente en el Nacional. Esa noche, un fuerte remate de Rodulfo Manzo, tras recibir el balón de Hugo Sotil en un tiro libre, acabó por darle a Municipal un título luego de más de 30 años, a la vez que le otorgó el derecho a medirse ante el segundo clasificado del Torneo Descentralizado para tentar un cupo a la Copa Libertadores.

1982: No hay primera sin segunda

Franco Navarro se alista para salir a celebrar su segundo gol de la noche, el mismo que le dio el pase a la Libertadores a Municipal. (Recorte: Revista Ovación)Tal como fue costumbre en esa década, el campeonato de 1981 culminó recién el siguiente año. Universitario, que en el Descentralizado se quedó a una unidad del primer puesto ocupado por el campeón Melgar, tuvo que volver a rivalizar ante Municipal para definir cuál de ellos quedaba como el subcampeón de la temporada. Y tal como unos meses antes, tres fueron los partidos en el que se vieron las caras, cada uno más emocionante que el otro. En el primero de ellos, disputado el 3 de febrero, el equipo de la franja logró darle vuelta al marcador abierto por Carlos Rostaing recién en el segundo tiempo, con goles de Juan José Sato y Franco Navarro. Sin embargo, los cremas pudieron igualar la serie ante los ediles el 7 de febrero tras vencer en la revancha con un solitario gol de José Cañamero, por lo que el coloso de la calle José Díaz repitió como marco del definitivo encuentro entre estos equipos.

Tres días tuvieron que esperar los seguidores de ambos conjuntos para conocer el desenlace de esta definición, pero la espera valió la pena, ya que ese tercer encuentro resultó el mejor. El primer golpe lo dio Municipal por intermedio de Franco Navarro con fuerte remate de cabeza, pero Universitario respondió rápido con un tiro libre ejecutado por Carlos Carbonell que emparejó el marcador. Luego, una trifulca dejó como saldo que ambos equipos se quedaran con uno menos, ya que el árbitro Enrique Labó decidió cortar por lo sano expulsando a César Echeandía y Reynaldo Costa, de Universitario y Municipal respectivamente. Superado ese hecho, los cremas se pusieron adelante con un gol de Eduardo Rey Muñoz, quien añadió el balón casi sobre la línea tras un sombrerito de José Cañamero sobre el portero edil Rodolfo Gamarra. Pero Municipal supo reaccionar y consiguió el empate con un remate de Juan José Sato que algunos dan como autogol de Carbonell. El partido cerró recién en el segundo tiempo con una nueva conquista de Navarro que les dio la victoria por 3-2. Ese triunfo significó la primera y única, hasta ahora, participación del club edil en la Libertadores.

1990: Palmas para un santo

El momento cumbre en Cañete: Luis Gonzales convierte su penal ante la inútil resistencia del meta Ángel Romero. San Agustín salvó así la categoría en 1990. (Recorte: diario La Crónica)La que hasta ahora era la última de estas definiciones triples se dio en 1990 para definir la promoción del torneo del año anterior. Los rivales aquella vez fueron el San Agustín, último en el Descentralizado, y La Palma de Huacho, subcampeón de la Segunda División. El partido de ida, jugado el miércoles 28 de marzo en el Segundo Aranda Torres, culminó 0-0. En la vuelta, disputada el 31 en el estadio Nacional, canarios y palmeños volvieron a igualar, esta vez 1-1 con goles conseguidos por Cédric Vásquez y Alberto ‘El Tanque’ Ramírez, ambos en el primer tiempo. Con dos empates, se tuvo que fijar un tercer partido, esta vez en cancha neutral.

El martes 3 de abril fue el día pactado para saber qué equipo quedaba en Primera. El escenario esta vez fue el estadio Roberto Yáñez de Cañete, que lució sus tribunas llenas aquella tarde en la que Freddy Hidalgo adelantó para La Palma, mientras que Cédric Vásquez consiguió el 1-1 que no se movió ni siquiera en el tiempo suplementario. Al final, los tiros de penal se convirtieron en el único medio para desequilibrar la balanza entre estos equipos, la misma que se inclinó a favor de San Agustín que consiguió imponerse por 5-4. Con la salvación consumada, la felicidad se hizo presente en los rostros de los jugadores santos y en la de su técnico, Roberto Chale, que por segundo año consecutivo cortó el ascenso a los huachanos tras haberlos eliminado, también en penales, cuando dirigía al Defensor Lima.

Recortes: diario La Crónica, Revista Ovación
Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com

Comentarios (1)add
...
escrito por J.J , diciembre 16, 2011
caray!!...que tal recuerdo el del 77.

duro, triste y melancolico pero tambien esas derrotas hacen parte de la historia forjan el espiritu y te permiten reafirmar el amor por tu equipo.

curiosamente compartimos algo en comun con los fieles y sufridos hinchas del MUNI, que a pesar de todo y tantos golpes duros en su historia (hoy relegados a su liga de origen), siguen ahi firmes con su tan querida y respetada BANDA DEL BASURERO. y claro estoy seguro que ninguno de ellos se cambiaria de equipo con el argumento de que por ser limeños es valido ser crema,grone o celeste y como estos equipos si pelean por titulo es mejor ser hincha de estos equipos que de su querido DEPORTIVO MUNICIPAL!!

SERIA BUENO QUE OTROS APRENDAN!!....

y sobre ese tercer partido hay muchos cuestionamientos a la eleccion como cancha neutral chincha y su cercania con lima,ademas que algunos dirigentes de la epoca terminaron cuestionando la presencia y accionar de algunos jugadores limeños del Cienciano de esa epoca, la entrevista completa salio en uno de los numeros de la revista CUSCO ETERNO - EL BURRITO CIENCIANO de mediados del 2011
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy