Juan Aurich, Sporting Cristal, final 2014, Christian Ramos, Carlos LobatónCristal se replegó cuando tenía una ventaja de dos goles y en menos de 5 minutos Aurich empató agónicamente. El 2-2 de la primera final da pie a una definición de infarto en el Nacional.

El partido fue…

EMOTIVO. Un primer tiempo para cada uno, coincidentemente, cuando se tuvo el viento a favor. Cristal se paró bien desde el primer minuto: sorprendió con una doble línea de cuatro y la presencia de Irven Ávila como un delantero más, como acompañante de Blanco. El doblete del ‘Cholito' dejó el camino cómodo a los celestes para la segunda mitad; sin embargo en lugar de defenderse con la posesión, Ahmed optó por cerrarse cada vez más atrás, y le cedió el balón al 'Ciclón'. Reiteradas atajadas de Penny hacían presagiar el final. A los 89’ y 93’+, Ramos y Pacheco igualaron el juego, respectivamente más con corazón y empuje que con ideas, y dan suspenso a la vuelta de este miércoles.

Las fotos

El capo: Irven Ávila

La figura del partido es aquel que fue mejor a lo largo del encuentro. Si bien Aurich marcó dos tantos en los últimos minutos, Ávila fue el más regular de los 28 que pisaron el campo. Acomodado como segundo punta, el exjugador de Sport Huancayo encontró el espacio entre la dura zaga local para ampliar la ventaja a 0-2 en el primer tiempo. Para el complemento se mostró siempre como opción, hasta que fue reemplazado por Maximiliano Núñez a los 84’.

La pizarra

Roberto Mosquera mandó un equipo conocido en búsqueda de hacer prevalecer la localía. Delgado resguardó el arco, y tuvo al frente suyo una línea inicial de cuatro hombres con Estrada, Balbuena, Ramos y Céspedes. En el mediocampo se marcó la presencia de Vílchez y Rojas en primera línea, quienes generaron balance en marca y juego; Cuba y Viza completaron el cuadrado inicial, que luego del primer gol migró a un 3-4-1-2 con el retroceso de Estrada como tercer back y ‘Cuchara’ de enganche. Entre los puntas, Rengifo no tuvo un buen partido, y más bien Pacheco supo resarcirse de los goles errados cuando igualó el encuentro sobre el final.

Por su parte, Ahmed sembró la duda en aficionados, periodistas y rivales cuando anunció las titularidades de Cossío, Ortiz y Balbín, dejando a Núñez en el banquillo. Así, el estratega celeste optó por enviar una doble línea de cuatro al terreno. Hizo un gran partido Diego Penny en la portería, mientras que De la Haza, Ortiz, Balbín y Cossío marcaron la zaga. Chávez y Yotún aparecieron por bandas, casi como segundos laterales, y Lobatón y Calcaterra fueron por el centro. De puntas, muy participativos ambos, estuvieron Blanco y Ávila.

Kazuki Ito: Manuel Garay

Al principio se dejó pegar mucho y perdonaron amarillas. Luego Garay y sus asistentes se fueron asentando en esta primera final. En total, se contaron cuatro jugadas que acabaron en gol y se anularon previamente, todas justificadas, lo que habla del buen trabajo de los árbitros asistentes en la tarde chiclayana. 

Fotos: José Salcedo y Mario Azabache / DeChalaca.com, enviados especiales a Chiclayo


Leer más...

La ficha del Aurich - Cristal

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy