Foto: LidefmoSin muchas ocasiones claras de gol y con rotunda efectividad, Credicoop San Cristóbal le ganó a domicilio a Hijos del Altiplano y se mantiene como uno de los dos equipos que tienen puntaje perfecto. El 1-3 premió la capacidad de manejar los tiempos del equipo de Lizandro Barbarán.

El partido fue...

ABURRIDO. Se esperaba un encuentro de mayor voltaje, estando por un lado Hijos del Altiplano y del Pacífico urgido por su primera victoria en la Etapa Nacional, y por el otro uno de los punteros. No obstante, desde el inicio ambos planteamientos fueron conservadores, y así se mantuvieron gran parte del primer tiempo. Por eso, la monotonía solo la rompió el experimentado Paulo Campos, con un potente tiro libre que le permitió romper la paridad al minuto 35.

Con la misión de empatar, los jugadores locales adelantaron líneas y tras 12 minutos de intensos incesantes sobre el arco de Renzo Figueroa lograron marcarle, mediante un potente cabezazo de Jimmy Gonzales. Fue solo entonces cuando la visita sacó a relucir lo mejor de su repertorio y se echó a jugar: Enrique Valdivia y el habilidoso Héctor Mathey ensayaron una magnífica pared por la banda derecha, mediante la que se aproximaron al pórtico de Diego Quispe y lo vencieron con un zurdazo del primero de los mencionados.

A pocos minutos del final y con un Hijos del Altiplano jugándose el todo o el nada, una contra liderada por Ronald Figueroa por la banda derecha derivó en un centro raso al corazón del área. Allí apareció, fulgurante, Edson Villalobos para con toque corto decretar el 1-3 definitivo que mantiene a Credicoop San Cristóbal como una de las gratas sorpresas de la Etapa Nacional, con un puntaje perfecto tras cuatro fechas que acaso no estaba en los mejores estimados financieros.

Fotos: Lidefmo


Leer más...

La ficha del Hijos del Altiplano 1 - Credicoop San Cristóbal 3

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy